Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto
  • FEDERAL A

    Final

    Juv. Unida Univ. 11 Sp. Desamparados
    JUU CSD
  • FEDERAL A

    Final

    Estudiantes 11 Sp. Estudiantes
    AAE CSE
  • FEDERAL A

    Final

    San Lorenzo de Alem 11 Sp. Belgrano (SF)
    SLAC CSB
  • FEDERAL A

    Final

    Dep. Maipú 00 Huracán Las Heras
    CDM HLH

Fútbol - Federal A - Federal B

13-01-2018

Un Federal en ascenso

El riocuartense Federico Acevedo logró su segundo ascenso consecutivo del Federal B al Federal A, primero con Desamparados de San Juan y recientemente con Racing de Nueva Italia. El delantero de 35 años dialogó con Al Toque Deportes sobre la consagración con la “academia” y su futuro futbolístico, además aprovechó para dejar su mirada sobre el torneo que disputó en sus últimos años de trayectoria.

Ver galería
"Me encantaría", reconoció Acevedo al ser consultado sobre la chance de volver a Banda Norte.

El goleador Federico Acevedo, nacido en la ciudad de Río Cuarto, decidió alejarse de Racing de Córdoba luego de lograr el ansiado ascenso al Federal A. El atacante realizó un balance de su año en la “academia”, contó qué es lo que sueña en relación a su futuro y, además, criticó fuertemente el certamen correspondiente a la cuarta división del fútbol argentino.

A sus 35 años, el experimentado delantero quiere seguir con los botines puestos un poco más, sin dudas sus logros y actuaciones lo impulsan a que siga alimentando su pasión. El futbolista, formado en Banda Norte y radicado en San Juan, llena su carrera de logros y goles por todo el país.

Su última hazaña fue el ascenso logrado con Racing de Córdoba en el 2017, convirtiéndose en goleador de la primera fase y anotando un gol importante en la final del Federal B ante Central Norte de Salta. La final de ida y vuelta terminó con un empate en el global, 1 a 0 el partido en cancha de Racing y 3 a 2 para Central Norte en Salta. Luego, la “academia” se impuso 4 a 3 en penales y logró su máximo objetivo en el norte del país.

 

- ¿Cómo estas luego de haber logrado el segundo ascenso consecutivo en la misma categoría?

- Contento por el logro obtenido, pero es una categoría muy difícil. A Atenas le tocó ascender y descender en un mismo año. Es complicada la categoría, hay canchas que no son buenas y por ahí te toca un club grande como Estudiantes, Atenas o Racing, que es irreal que esos equipos estén en una categoría así, pero era un objetivo lindo y me motivó para venirme de San Juan a poder cumplirlo.

 

- ¿Qué tuvo Racing para salir campeón?

- Mucha jerarquía en el plantel, teníamos dos equipos. Faltaban jugadores que eran los que más minutos tenían, y entraban los suplentes y jugaban igual o mejor. La jerarquía se vio cuando un jugador se cayó y apareció el otro. No es que sobresalió un solo jugador, si no que fue el equipo el que sobresalió siempre.

 

- En lo personal te fue muy bien, fuiste goleador en la zona y tuviste goles importantes en las finales. Llegaste para ocupar la “9” de Racing que estaba muy familiarizada con Cristian Rami en el último tiempo...

- A Cristian lo enfrente y uno sabe lo qué es Cristian para el club. Cuando llegué unos hinchas me lo hicieron saber, que él es el ídolo, que venía a remplazarlo a él. Ahora estoy contento porque me salió bien. La gente siempre me trató bien, por ahí hasta comparándome con él. La hinchada me trato con mucho respeto y cariño, aun sabiendo que venía con esa presión de suplantarlo a Rami, eso para mí era secundario, yo quería venir y lograr el ascenso, era el objetivo que tenía y tuve siempre.

 

- ¿Que imágenes tenés de la final con Central Norte?

- Fue tremendo. Íbamos a ir en avión, ya teníamos los pasajes y quedaron ahí porque con el paro que hubo no pudimos viajar. Pudimos pasar el partido del miércoles para el viernes para poder ir bien descansados en avión, tampoco pudimos. La empresa que nos lleva a todos lados no tenía colectivo, nos consiguió uno que estaba más o menos y fuimos casi en uno de línea hasta Salta. Como 15 horas tardamos en llegar. Pero íbamos con la mentalidad de ascender, era nuestro momento, nuestro año, era el momento de Racing.

Después fue una locura, y más lo que me pasa a mí en el partido de llegar entrar y hacer un gol. Jugar infiltrado por un desgarro y hacer un gol, después a los 10 minutos me echan. Fue una mezcla de sensaciones, muy agotador mentalmente, después el festejo y las 15 horas de vuelta fueron increíbles.

 

- Es tu segundo ascenso consecutivo de Federal B a A…

- Es el segundo consecutivo (NdR: antes lo había logrado en el Federal B de Transición 2016, con Desamparados de San Juan). Antes perdí cuatro finales del mismo torneo: dos con 9 de Julio de Morteros y dos con Unión de Villa Krause. Pero Unión ascendió cuando se reestructuró el fútbol; llegamos a la final con Atlético Paraná, perdimos y nos terminaron invitando. Ese fue todo un año para jugar y perder una final y quedar en la misma categoría, era duro, nos dieron el premio con la invitación. Yo lo cuento como un ascenso por que llegar a la final de este torneo es duro, es sentirse el mejor, es sentirse un campeón.

 

- ¿Qué es lo que te lleva a no seguir en Racing?

- Mi situación por la edad que tengo, tengo ganas de seguir jugando estos seis meses y quiero jugarlos. En Racing estos seis meses son dos partidos, si pasas son dos partidos más y cuatro partidos en seis meses a mí no me sirve. Yo a Racing le agradezco mucho. Aparte ellos querían jugar con los chicos del club, más allá que trajeron jugadores que son de ahí de Córdoba, se gasta mucho en departamento y los que éramos de afuera no nos quedamos pero teníamos la mayoría el mismo objetivo, jugar estos seis meses aunque sea un torneo del interior pero competir más.

 

- En otras entrevistas se te notó criticó con el Torneo Federal B…

- Es un torneo amateur donde hay jugadores profesionales, y eso choca. Vas a lugares donde no tenés donde bañarte. Yo estuve en clubes que no los habilitaban por una inspección por que no tenían un alambrado. Después vas a vestuarios que decís: "cómo a estos si los dejan y a otros no”. Es todo conveniencia, toda mi carrera vengo jugando Argentino B y no me la van a venir a contar, se bien cómo es y la verdad que es todo conveniencia. A nosotros nos cambiaron la zona, el rival, sobre la marcha, casi sobre el último partido de la primera fase, donde nos hacían falta los puntos. Luego sabíamos que definíamos de local y terminamos definiendo de visitante. Las designaciones de los árbitros también, habiendo miles de árbitros en el país justo para un equipo eligen a uno que los dirigió 9 veces y las 9 veces ganaron, no es justo y todo eso molesta. Pero es nuestro fútbol. No hay dirigentes, no hay control, es todo por abajo de la mesa y eso cansa, y hace que por ahí tenga ganas de dejar el fútbol.

 

- Te hicieron muchas notas y muchos te recuerdan por festejar con la máscara del Hombre Araña ¿De dónde salió la idea?

- Quise cumplirle una fantasía a mi hijo. Mostrarle que yo, a mi edad, también me divierto dentro de una cancha. Un día se dio y lo hice, justo fue con Atenas, que es un club que yo quiero mucho, pero fue pura y exclusivamente para jugar e interactuar con mi hijo que estaba en la tribuna. Nunca pensé que iba a tener tanta repercusión. Pegó mucho en los niños que iban al club y me iban a buscar para sacarse una foto conmigo y la máscara.

 

- En la continuidad de tu carrera, ¿tenés club o algo acordado?

- No. Estoy ahí con mi club que es Unión de Villa Krause, ellos son los dueños de mi pase. El club esta intervenido ahora y depende de muchas cosas. Hablé con el técnico, la gente me quiere, yo tengo ganas de volver, pero igual estoy esperando a ver qué sale o si sale otro desafío. Por ahora está Unión de Villa Krause y si sale algo que me convenza, no sé, Banda Norte por ejemplo. Banda Norte sería un sueño, poder jugar un torneo de AFA con ellos, más ahora que el club está ordenado y quiere desprenderse de la Liga. Sería lindo, pero no sé para dónde me va a llevar el fútbol.

 

- Hablaste de Banda Norte… ¿Seguís el futbol local?

- Si, por ustedes. Sigo el fútbol de Río Cuarto, es muy rico en jugadores. Sé que en Río Cuarto y Córdoba Capital hay muchísimos jugadores. En el país, en los lugares que he estado, al cordobés lo tienen como al jugador de mejor pie, lo quieren en todos lados. Pero el jugador de acá es mucho de jugar acá, la liga es competitiva, al haber clubes que juegan torneos nacionales se complica para que los jugadores se puedan mostrar e irse a otros lugares.

 

- ¿Es utópico pensar que podrías jugar en un club de Río Cuarto? Nombraste, por ejemplo, a Banda Norte…

- Me encantaría. Para mí no es una locura, estoy radicado en San Juan, ahora surgió esto de Racing que era un lindo objetivo y me decidí en hacer todo el gasto con la familia. Pero Banda Norte es mi club y siempre uno quiere retirarse o jugar los últimos partidos en su club. El fútbol cambió y no quiero ir al club a ser una enfermería, a estar propenso a lesiones o que no me dé el físico. Ahora me siento bien y sería un lindo momento. Más adelante no se qué puede llegar a pasar o cuales serían mis ganas. Soy una persona muy profesional, me gusta entrenar mucho y bien. Ahora el fútbol es muy físico; venir y estar a medias no me gustaría, sentiría como que le estoy faltando el respeto a mi club.

 

Ficha técnica:

Apellido y Nombre: Acevedo, Federico.

Lugar y fecha de nacimiento: Río Cuarto, 5 de mayo de 1982.

Posición: Delantero.

Trayectoria: Inferiores: Banda Norte (ingresó al club en 1991), Atenas y Banda Norte. Primera división: Banda Norte (2000-2004), Talleres de Córdoba (2004), Atenas (2004), Lautaro Roncedo de Alcira Gigena (2005), Acción Juvenil de General Deheza (2006), Independiente Dolores de General Cabrera (2007), Universitario de Perú (2008), Banda Norte (2008-2009), Unión de Villa Krause (2010), Atenas (2011), 9 de Julio de Morteros (2012-2013), Unión de Villa Krause (2013-2015), Sportivo Desamparados de San Juan (2016) y Racing de Córdoba 2017).

 

 

Fotos: Al Toque / Prensa C.A. Racing

Redacción Al Toque

El Crack