Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

24-07-2015 16:42

Auspicioso evento de la comunidad boliviana en la Universidad

La colectividad, que en Río Cuarto presenta una población de más de 5.000 personas, llevó adelante un torneo de fútbol masculino y femenino denominado “Patria Grande” el pasado fin de semana. “La diversidad nos hace mejores, nos hace más interesantes, nos permite entender otros procesos y esa es la lógica de este torneo también”, afirmó Facundo Gribaudo, delegado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Ver galería
La casa de estudios albergó el torneo de fútbol "Patria Grande".

Los días sábado 18 y domingo 19 del corriente se llevó a cabo una actividad pluricultural, social y deportiva impulsada por la colectividad boliviana de Río Cuarto, que consistió en un torneo de fútbol del que participaron dieciséis equipos masculinos y ocho femeninos, sumándose cientos de personas que acompañaron y animaron la jornada deportiva con música y comidas típicas del país vecino.
El evento se realizó en la Universidad Nacional de Río Cuarto y comenzó el sábado a las 10 horas con un acto de apertura. Estuvieron presentes Facundo Gribaudo, delegado para el sur de Córdoba de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación; Jorge González, vicerrector de la Universidad Nacional de Río Cuarto; Juan Manuel Llamosas, secretario de Desarrollo Social para el sur de Córdoba; Adriana Domínguez, de la Delegación Córdoba del INADI; y Rogelio Apaza, referente de la colectividad boliviana, quienes brindaron discursos sobre integración y mostraron su satisfacción por un torneo de muy buena convocatoria.
Al Toque tuvo la oportunidad de estar presente en la jornada y de tener una grata conversación con Facundo Gribaudo, quien mostró su alegría por dar un nuevo paso hacia la inclusión junto a la comunidad boliviana. “Esto fue impulsado desde la comunidad boliviana, ellos siempre nos pedían a nosotros la realización de talleres, la realización de difusión sobre derecho inmigrante, sobre derecho laboral, nos comentaban la importancia de tener un predio para poder jugar al fútbol, de visibilizar su fútbol, siempre hablamos de eso con gente de la colectividad. Y nos pusimos a trabajar, pusimos un objetivo y plazos, y nos cargamos la actividad al hombro y la hicimos, pero principalmente es producto de la gente de la colectividad”, comentó Gribaudo sobre la organización del proyecto y agregó que la comunidad realiza actividades deportivas pero siempre en terrenos que no les son propios, alquilando y mudándose de predio varias veces. Es por ello que luchan día a día junto a la colectividad boliviana para lograr un predio donde puedan construir su propia sede, su cancha de fútbol, salón para bailes y poseer su radio, para reunirse y realizar sus actividades.
En este marco surge el torneo “Patria Grande”, realizado el último fin de semana. El evento muestra la necesidad de la comunidad -de más de 5.000 integrantes- de ser escuchada, hacerse notar, dejar sentado que ellos también pueden y hacen actividades socio-deportivas, exteriorizando así las ganas de ser incluidos en el deporte riocuartense.
En el torneo de fútbol participaron dieciséis equipos masculinos y ocho femeninos, los cuales estuvieron integrados en su mayoría por inmigrantes bolivianos y podían tener jugadores argentinos en su equipo. El campeonato masculino presentó conjuntos con ocho jugadores en cancha y cuatro suplentes, y se jugó en dos tiempos de veinte minutos. Mientras que el femenino contó con equipos de seis jugadoras en campo de juego y tres suplentes, en dos tiempos de quince minutos -y diez minutos de intervalo-. Los dos certámenes se realizaron bajo la modalidad de eliminación directa, dejando para el domingo los duelos definitorios: las finales y el partido por el tercer puesto.
Pero la jornada no sólo pasó por el fútbol, si no también apuntaba a una instancia cultural. En ese sentido, la gente de la colectividad disfrutó los dos días con música y comidas típicas de sus raíces, y además se aprovechó para recaudar fondos con miras a los festejos del día del niño próximo. Al respecto, Gribaudo expresó: “Empezar a visibilizar la cultura desde otro lado. Eso es muy importante porque la gente de la colectividad está orgullosa de su cultura y es muy interesante. Yo que trabajo hace tiempo con la comunidad lo veo, es muy importante que conozcamos el crisol de culturas que habitan nuestros suelos y no olvidar que Argentina se fundó en ese crisol de culturas, razas y procedencias étnicas de distintos lugares, procedencias culturales que nos hacen más ricos como país. La diversidad es riqueza, no es pobreza, ni defecto. La diversidad nos hace mejores, nos hace más interesantes, nos permite entender otros procesos y esa es la lógica de este torneo también”, analizó mientras, de fondo, sonaba la música andina y en las canchas se disputaban las semifinales femeninas y la gente que miraba desde afuera disfrutaba su comida típica.
Gribaudo explicó contento la significancia que la colectividad le brindó a este nuevo evento ya que, más allá de potenciar los lazos de comunicación y solidaridad entre los miembros, se visibilizó la liga boliviana como una expresión cultural, expresándose en Río Cuarto a través del fútbol que abunda en la mayoría de América Latina. Además, la colectividad tuvo la oportunidad de ser visibilizada no solo expresándose a través del futbol, sino también desde las notas y reportes hechas por distintos medios de la ciudad que no sólo se enfocaron en el hecho deportivo.
Entre muchas otras cosas buenas que arrojó el evento, se destaca la oportunidad de incorporar un equipo de fútbol boliviano a la Liga Regional de Futsal, a partir de una invitación realizada por el Secretario de Deportes de la Universidad local, Darío Bernardes, y también lograr colocar un equipo femenino en la Liga Regional. “Esto permite una integración y una visibilización mucho más concreta, real y cotidiana que la mera cuestión simbólica de los festejos”, aclaró el delegado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación para el sur de Córdoba.
En el tramo final de la charla, Gribaudo describió este primer paso como una semilla que plantan él y todos los que trabajan y apoyan a la gran colectividad boliviana de Río Cuarto, que está dando y dará buenos frutos a futuro. Además, agradeció a toda la gente que ha participado y colaborado, con el Ministerio de Trabajo de la Nación, y a la Universidad por abrir sus puertas. “Creo que no es menor que el torneo se desarrolle acá, debemos recordad que la Universidad es la segunda institución pública más importante de la ciudad, maneja el segundo presupuesto más grande de la ciudad. Entonces que la colectividad boliviana se apropie de ella como un espacio público es sumamente importante, porque permite que la gente de la colectividad pueda conocerla en esta oportunidad y en un futuro pueda estudiar aquí, en este lugar tan hermoso. Es de suma importancia que tengamos una linda Universidad pública, que nos abra las puertas a todos, incluyendo a los compañeros de la Patria Grande”, concluyó.


Por VS_Matador