Gob. Córdoba
Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto

Fútbol Femenino

07-12-2018

Todas fuimos, todas somos Candelaria

* Por Redacción Al Toque

El pasado jueves la asamblea de la Liga Casildense de Fútbol tuvo que votar y decidir si Candelaria, niña de 8 años, puede seguir jugando en el equipo de varones de Huracán de Chabás.

Si, ocho años tiene la piba que le armó un problemón a la Liga Casildense. Parece ser que la piba tiene ganas de jugar a la pelota con los pibes de su edad. Problemón.

El caso de Candelaria ya había tenido repercusión hace unos meses. Y en septiembre se hablaba de que Cande la rompía en el Club Huracán de Chabás, pero una normativa podía prohibirle seguir en el equipo por ser mujer. Imagino, o quiero imaginar, que en la Asamblea también hablaron de cómo hacer para que Candelaria en un futuro pueda desarrollarse en el fútbol femenino. Cómo hacer para que ella pueda seguir jugando al deporte que ama.

Yo soy Delfi y tengo 24 años ya, pero en mi infancia fui Cande. Y creo que muchas fuimos Cande. Hace unos días estuve en un encuentro de fútbol femenino infantil desarrollado en Río Cuarto y la alegría que sentí es inexplicable. Varias cosas se me cruzaron al ver a tantas niñas correr y jugar atrás de una pelota. Pensé, muchas veces, que diferente hubiese sido todo si en mi infancia el fútbol me hubiese dado una chance así. Encuentros de fútbol femenino, una Liga femenina instalada y en pleno crecimiento. No es que quiera volver a la infancia, lejos de eso. No voy a entrar en detalle de las varias sesiones de terapia que me están llevando otras cuestiones de esas épocas. Volvamos al fútbol.

Belén Potassa, la 9 de la Selección Argentina, escribió este mismo martes en su cuenta de twitter: “Que estupidez más grande que una asamblea vote para ver si una nena puede jugar con nenes de su edad! Me siento en la prehistoria”. Si, la 9 de la Selección también hace golazos en twitter. En los últimos días, muchas de las jugadoras de la Selección Argentina mostraron su apoyo para que Cande pueda seguir jugando. “Todas estuvimos en esa cancha. Te dicen que sos muy chica, muy débil, que sos una nena. Tratan de romper tu confianza; pero la verdad es que la mayoría te tiene miedo. No de lastimarte; tienen miedo de perder contra vos. Te temen porque se ven a sí mismos y ven el pasado; pero yo te veo a vos y veo el futuro”, le escribió Ruth Bravo, otra jugadora de la Selección Argentina, a Candelaria.

Ellas, y tantas otras mujeres futbolistas, son un gran ejemplo de lucha, para Cande y para todas. Admiro a esas mujeres que se metieron en las canchas cuando todo era incluso más difícil de lo que es. Porque empezaron a abrir los caminos de todas las Cande que hay en el país. Agrandaron la cancha, estiraron las líneas, hicieron tribunas, para que cada vez sean más. Para que entremos todas.

Todavía quedan gambetear muchos prejuicios, tirarles varios caños a las injusticias, dejar atrás a los machitos que se creen dueños de la pelota. Quedan meterle varios goles a este sistema patriarcal. Pero en eso están las pibas. Tirando paredes. Las de la Selección, las Cande, las de la Liga Regional de Río Cuarto, las de todas las ligas del país, las que se juntan a jugar un picadito, las Pioneras del Fútbol Femenino, todas. Y en eso estamos también las que, por ahora, miramos y acompañamos desde las tribunas, o desde dónde se pueda.

Entre todas se está formando un equipazo. El equipo de los sueños, el que está haciendo que el fútbol femenino sea realidad.

 

Finalmente, en la noche del jueves, la Liga Casildense de Fútbol decidió que Candelaria puede seguir jugando hasta los 10 años con el equipo de Huracán de Chabás.

Rosana Noriega, mamá de Candelaria, le comentó a La Diez (www.ladiez.com.ar) que aún no saben cómo aplicarán la resolución. “Lo que trascendió, extraoficialmente, es que habilitarán a la pequeña a jugar hasta los 10 años inclusive, momento en que comienzan la etapa de competición y ya no se permiten equipos mixtos”, dice la web santafesina.

Además, la Asamblea decidió implementar el fútbol infantil femenino dentro de la Liga Casildense para “evitar que casos como el de Cande sigan apareciendo y las pequeñas tengan espacios para jugar y formarse, de la misma forma que lo hacen sus compañeros varones”.

“Estamos muy felices. Ojalá esto siente un precedente para otras niñas en la misma situación de Candelaria”, dijo su mamá. Por eso, Candelaria somos todas.

 

Foto: Crédito: AP / tn.com.ar

Fuente: http://www.ladiez.com.ar/

El Crack