Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

Fútbol - Efemérides - El Toque Wehbe

16-04-2020

El “Tulagol” de Belgrano de Cabrera

Por Osvaldo Wehbe

El tío Juan Sarquis era odontólogo y residía en La Carlota. Su hijo varón, el “Chango”, jugaba muy bien. En esa ciudad arrancó y llegó hasta la Primera de Talleres después de buenas temporadas en Estudiantes de Río Cuarto y Las Palmas.

Cuando jugó por el “celeste” riocuartense, el tío lo iba a ver a todas partes. Obviamente de local, pero además a todos los pueblos de la zona. Y había grandes equipos. Lo acompañé muchas veces. Allí es que conocí en sus reductos (los había visto ya en Río Cuarto) a cuadrazos como Acción Juvenil de General Deheza, Independiente Dolores y Belgrano de Cabrera, entre otros. Tiempos incipientes de la Liga Regional. Y si Independiente Dolores tenía en la lámina de esos tiempos a Cuellar, Aliendro, Nazor y Nakwacki como estandartes de los sesenta, Belgrano ponía a la dupla Pirro- Curioni como cartas bravas.
Pocos presumían que varios de esos jugadores ligueros llegarían al fútbol grande de AFA. Uno de ellos fue Hugo Alberto Curioni. El “Tula”. Goleador implacable en los clubes en los que jugó e ídolo en Boca en los comienzos de los setenta.


Algunos datos de esos años: debutó en Belgrano de Cabrera el 16 de abril del 1966. Belgrano 3 - Roncedo 1. Para el “patriota” jugaron Conti; Achaval y De Filipi; Primo, Pujol y Pirro; Gatica, Palacios, Curioni, Maciel y Maharvi, el entrenador era Iribarren. Roncedo formó con Zayas; Marioni y Pichetola; Fernández, Sánchez y Barbero; Castagno, Márquez, Palma, Romero y Gallo. Los dirigía Alberto San Miguel. Dos de Pirro y uno de Maciel para Belgrano; Márquez, para Roncedo. Arbitró Hermes Bilbao. Su primer gol, el 1° de mayo ante Acción Juvenil, al arquero Fuentes. Uno a uno en Cabrera, arbitraje de Pedro Alaníz.  En la temporada 1967 Hugo Curioni fue el máximo goleador de la categoría con 18 goles, seguido de Miguel Laciar y Francisco Percello, de Estudiantes, con 15 y 12, respectivamente.

 


El 20 de octubre de 1967 le dijo al diario La Calle sobre el jugador que mejor lo marcó: "El veterano José Lucas Rivero, de Independiente Dolores. Me esperó siempre en el área. Nunca lo pude sacar". Del mejor arquero que enfrentó: "Hay uno a quien nunca pude vencer, Guagliardi de Roncedo, me atajó los tiros más difíciles".

 

-¿Cuál fue el mejor gol de la temporada?

-"Fue el que le hice a Moreyra, de Banda Norte. Un centro de Roque y yo entré con todo cabeceando a un rincón. Todos se quedaron mirando por dónde había entrado a conectar el centro. Eso sucedió en la segunda rueda y en cancha de Banda Norte".

 

-¿Quién era el mejor jugador en su puesto?

-"El ‘Tanque’ Nazor. Un jugador sin egoísmo y que sabe jugar".

 

-¿Y un ídolo del fútbol nacional?

-"Daniel Willington. Realizó las mejores jugadas que vi en mi vida".

 

Nacido en Córdoba el 11 de octubre de 1946, su vida fue en Bell Ville. Y su querido Central de esa ciudad, su casa. Jugó en el Bell de allí y contó de qué manera apareció en Instituto: "Creo que debuté en 1962 en Central, es el club del barrio que llevo en el alma, tenía 16 años. Después se fueron dando algunas cosas; me fui al Bell a jugar los famosos partidos de verano y así se dio una carrera en la que fui progresando de a poco. Estuve en Rosario Central, pero no me gustó Rosario, la ciudad. Entonces no estaba muy conforme y no puse la atención que le debía poner para quedarme y triunfar. Volví y me fui a jugar a General Cabrera, pero yo me voy a Instituto porque me vieron jugar un día en cancha del Bell, me acuerdo que ese día hice tres goles. 

 

Era un campeonato en el que jugaron Bell, Instituto, San Francisco y Estudiantes de Río Cuarto y justo a ese partido no lo podía jugar porque estaba suspendido, entonces participé con otro nombre: ‘Cepeda’. Hago los tres goles y, en esa época, Pedrales -quien era un dirigente de Instituto que trabajaba en una empresa haciendo la ruta a Cintra- dijo: ‘Pero si ese es Curioni, ¡que va a ser Cepeda! La madre le da de comer a 20 empleados míos’... Cosas que tiene el fútbol". Y fue a la “Gloria”.

 


Y le llegó Boca después de romperla en Instituto: "Boca venía de salir campeón en el año 69. Van a jugar un amistoso con Instituto a fin de noviembre, yo estuve ese día y la verdad es que jugué 20 minutos y en muy buen nivel, con situaciones de gol, me pegaron bastante y en una fue una patada del ‘Cachín’ Blanco, por la cual me llevaron al hospital pensando que me había roto toda la rodilla, pero sólo fue un golpe muy fuerte. Cuando llego al club, a las dos horas, el presidente de Instituto me dice: ‘Te compró Boca’ y le digo que está jodiendo, pero resulta que Di Stefano le había dicho a Alberto J. Armando, por entonces el presidente de Boca: ‘¡Compren a ese flaco!’. Y así fue el pase mío a Boca; las negociaciones duraron 15 minutos, no más".  Todas declaraciones del 2010 al colega César Villarroel, de Bell Ville.


Debutó en Boca en la Copa Libertadores del 70, en La Paz, ante el Bolívar y metió un gol para la victoria “xeneize”, tres a dos. Los otros dos los marcó Ángel Rojas. Fue el 22 de febrero y Boca formó con Roma; Suñé, Meléndez, Nicolau y Marzolini; Medina, Rattín y Savoy; Coch, Ángel Rojas y Villagra. Curioni reemplazó a Antonio Rattín y Peña a Villagra. En esa Copa, que ganaría Estudiantes de La Plata, Boca quedó afuera en cuartos, ante River.


En AFA debutó en Boca el 22 de marzo en el Metropolitano ganado por Independiente. Boca venció a Chacarita por dos a cero con tantos de Larrosa y Coch y con esta formación: Roma, Suñé, Abel Pérez, Rogel y Marzolini (Novello); Savoy, Madurga y Orlando Medina; Larrosa (Coch), Curioni y Peña. Ambos, Boca y Chaca, habían sido campeones el año anterior. Su primer gol lo hizo a la fecha siguiente a Los Andes (el arquero era Barboza) en un triunfo por dos a uno, de visitante. El otro gol Madurga y descontó Cabaleiro para el conjunto de Lomas de Zamora. En Boca hasta el 73 marcó 68 goles. Ganó con el club de la Ribera el Nacional ‘70 en la final ante Rosario Central.
Fue goleador del Metro ‘73 que ganó Huracán y compartió el honor con Oscar Mas, de River, e Ignacio Peña, de Estudiantes, los tres con 17 goles.


Francia era su destino. Extraordinaria carrera allí: Nantes (1974-75, jugando 38 partidos, con 24 goles), Metz (1975-1978, disputando 109 partidos, con 59 goles), Troyes (1978, 5 partidos, con 1 gol), Montpellier (1978-1980, con 48 partidos y 21 goles). Una campaña espectacular.


Volvió al país para jugar en el Ascenso por Gimnasia en el 80-81 y marcó 10 goles.
Pasó otra vez por Instituto y en el 85 formó un buen Bell de Bell Ville que recordó de esta manera: "Me acuerdo que ese equipo estaba muy bien preparado físicamente por el profe ‘Matota’ Santarrosa, un adelantado para esa época, y había grandes jugadores, como el ‘Beto’ Beltrán, Cuneo, Huais, Sodero (que después atajó en River) en el arco, ‘Quicucho’ Varas, Guille Rébola, el ‘Tati’ Rivero, ‘Culona’ Conti. Era un equipazo en cualquier lado". Expresado en el Diario de Bell Ville en 2010.


En su carrera convirtió 184 goles en 371 partidos. Jugó en la Argentina también en Firpo de San Marcos Sud y en Sport de Cañada de Gómez.


El “Tula” Hugo Curioni. Lo que pasaba cerca de él, en el área, lo metía adentro. Y fue de nuestra Liga Regional de Río Cuarto. En el viejo y glorioso Belgrano de Cabrera.

 

 

Escuchá el Podcast completo

 

 

 

Texto: Osvaldo Wehbe

Una producción de Grupo Maradó, Radio Universidad y Cooperativa de Trabajo Al Toque

Gráfico: Al Toque