Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

Rugby - Instagram Live

22-04-2020

El “Cuervo” que jamás se rindió

Diego Ghiglione fue entrenador de Uru Cure en los períodos recientes más exitosos de la “lechuza”. La historia de un líder que valora el proceso y la afinidad con sus jugadores, protagonista de la próxima entrevista en vivo de Instagram de Al Toque Deportes.

El "Cuervo" Ghiglione fue el entrenador que llevó a Uru Cure a su primer título de Córdoba, en 2019.

El mundo está repleto de éxitos fugaces, de consagraciones efímeras, de festejos momentáneos. “Ganar, ganar, ganar”. Claro que forma parte de la vida y sobre todo del deporte. Todos juegan por un objetivo, todos lo hacen para llevarse el triunfo a casa. Pero, ¿cuánto duran los éxitos? ¿Cuánto tiempo se recuerda al equipo campeón?

 

Quizás las magnitudes de esos triunfos los perpetúan en el tiempo. Tal vez la manera, un gol a último minuto o tres puntos sobre la chicharra. Levantar la copa entre banderas y serpentinas probablemente sea lo más fácil de hacer en todo el camino.

 

Diego Ghiglione no deja por detrás lo recorrido. Lo trae, lo hace presente, lo pone en consideración. Las derrotas no son un fracaso, y los tropiezos son un puente más que una piedra en el camino. Experiencia y resiliencia, contadas por el protagonista de primera mano:

 

“Me puse la camiseta de la derrota en la final contra Tala para las Fiestas. Era muy grande la tristeza, pero los chicos ese partido dejaron todo. Esa camiseta representaba la experiencia. Si no hubiésemos pasado por eso, y si a mí me tocaba irme, quizás no lográbamos el título este año”.

 

La frase corresponde a una charla de Ghiglione con Marcelo Vázquez, DT de Estudiantes, en el Paseo de la Ribera a finales de 2019, después de que Uru Cure consiguiera por primera vez en su historia el título de la Unión Cordobesa de Rugby. La “lechuza”, con Ghiglione a la cabeza, había caído en las finales de 2015 y 2016 ante Tala. Muchos pensaban que nunca podría conseguir el título, que era una especie de maldición.

 

La vida del “Cuervo” entrenador

 

El “Cuervo” Ghiglione comenzó a ejercer su camino de entrenador en Uru Cure con 23 años, dirigiendo a la M-19. Allí, ya se avizoraba una carrera que tendría muchos éxitos. El conjunto de Soles del Oeste es su “segunda casa”, como siempre lo denomina. Atravesó toda su vida, incuso los momentos más difíciles.

 

Ghiglione es un resiliente por naturaleza y por convicción. Con 25 años, fue diagnosticado con cáncer en un ganglio del cuello. Pasando su mejor momento personal y profesional, el desconocimiento que provocan esas palabras aterra a cualquiera. Después de un arduo tratamiento, el “Cuervo” venció la enfermedad.

 

Se mantuvieron sus sueños. Sabía que quería llevar a la “lechuza” a lo más alto de su historia dentro del rugby cordobés, y a escenarios estelares en el ámbito nacional. Como si de una historia de bandadas se tratase, el cuervo y la lechuza fueron uno solo a lo largo de los años.

 

 

Para llegar, hay que transitar. Desde pequeño, juntando fichas para armar formaciones de fútbol (su otra pasión, él se denomina un “futbolista frustrado”) hasta de grande, consolidado dentro del vestuario de Uru Cure, los conocimientos del “Cuervo” fueron aprendidos por sus dirigidos.

 

Pero más allá de la táctica, la coordinación o la estrategia, hay algo mucho más importante para Ghiglione: los valores. “La parte deportiva los chicos la aprenden muy rápido. Lo más difícil es enseñarle el tema de los valores: ser respetuosos, que estudien, trabajan, sean buenos hijos, hermanos, novios, padres. Si bien es la parte más difícil, me gusta involucrarme en la vida de cada uno”, contaba en una entrevista que le realizó nuestro compañero Tomás De Marco, días antes de la consagración de 2019.

 

Campeón del Torneo del Interior B en 2013, Ghiglione dejó a Uru Cure en la división A, que se consagraría en 2014 con Gustavo Rivero a la cabeza. El “Cuervo” siempre quiso llevar a la “lechuza” al Nacional de Clubes. En marzo de 2015, disputó su primer encuentro ante Pucará con un triunfo.

 

Los logros de Ghiglione no son casuales. Están planeados, o al menos anhelados. La búsqueda siempre tiene una meta. Después de dos derrotas en las finales de 2015 y 2016 del Torneo de la Unión Cordobesa de Rugby, el “Cuervo” no bajó los brazos. El tan ansiado título llegó en 2019, en Alta Gracia, con la victoria ante Córdoba Athletic en la definición.

 

Este jueves a las 20hs nos daremos el lujo de tener una charla a fondo con Diego Ghiglione a través de nuestra cuenta en Instagram, en la que repasaremos estos y otros logros profesionales, además de conocer más sobre su filosofía y enseñanza. Nuevos desafíos llegarán en su carrera, pero una cosa es segura. A diferencia de aquel que inmortalizara el eterno escritor y poeta Edgar Allan Poe, este “Cuervo” no conoce la palabra “jamás”.

 

IX

“En este caso al par grotesco y raro

maravílleme al escuchar tan claro

tal nombre pronunciar

y debo confesar que sentí susto

pues antes nadie, creo, tuvo el gusto

de un cuervo ver, posado sobre un busto

con tal nombre: « Jamás »”.

(Fragmento de El Cuervo de Edgar Allan Poe, 1845).

 

 

Foto: Prensa Uru Cure Rugby

Redacción Al Toque