Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

Fútbol – Efemérides

20-05-2020

Un 20 de mayo del 2000 se inauguró la Liga Femenina de Fútbol

Se cumple un nuevo aniversario del comienzo del campeonato que empezó a cambiar la historia del fútbol femenino regional. “El recorrido del fútbol femenino regional es uno de los capítulos del libro Miralas Gambetear y lo repasamos con motivo de este día.

Se cumplen 20 años de la primera Liga Femenina de Fútbol en Río Cuarto. El 20 de mayo del 2000, en las instalaciones del Centro 11, comenzó el certamen con más doscientas jugadoras y la presencia de 1.000 personas. ¿Cómo surgió? ¿quiénes fueron los encargados del proyecto? ¿cómo fue el camino hasta el 2014 cuando se jugó el primer Torneo Oficial de Fútbol Femenino en la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto?

Con motivo de este día de recuerdo, repasamos partes de un capítulo del libro Miralas Gambetear – Las mujeres cambian la historia del fútbol con golazos a los prejuicios de género.

 

-

 

El recorrido del fútbol femenino regional

 

“En tiempos de incertidumbre y desesperanza, es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros”

 

Enrique Pichón-Riviére

 

 

Si bien el fútbol de mujeres encontraba manifestaciones en diversos sectores de la ciudad de Río Cuarto durante la década del 90, fue en los despertares del siglo XXI cuando volvió a resurgir. La gestión del intendente Alberto Cantero, a través de la Subsecretaría de Educación, Cultura y Deportes, creó la Liga Femenina de Fútbol.

 

“Fue una cosa muy llamativa. Sergio Centurión, un amigo de la vida, que en ese momento era concejal, me motivó a que vayamos a visitar a unas chicas que jugaban al fútbol en el fondo del barrio Alberdi. Decidimos ir un domingo. Lo primero que nos llamó la atención fue la cantidad de gente que había. Mientras las chicas jugaban, los hombres se encargaban de la cantina. Y había una inmensa cantidad de niños. Era un fútbol iniciación, en donde muy pocas se destacaban por su habilidad. Decidimos acompañar al ayudar en lo que estaba nuestro alcance. Luego decidimos que era momento de realizar los encuentros en dependencias municipales”, cuenta Fernando Sassatelli, quien por entonces era el Subsecretario de Deportes.

 

El 20 de mayo del 2000, en las instalaciones del Centro 11, comenzó el certamen con más doscientas jugadoras y la presencia de 1.000 personas que se dieron cita. Participaron mujeres de distintos barrios de la ciudad y la competencia logró tener su impronta. Se trataba de un torneo relámpago que contaba con un reglamento determinado y los equipos estaban conformados por siete jugadoras titulares y tres suplentes.

 


2000: Primer Torneo de Fútbol Femenino

Inauguración: 20 de mayo de 2000. En Centro Deportivo Municipal Nº 1. Mil personas.

Equipos: La Banda Roja; Oncativo; Río Norte; Municipalidad de Sampacho; Precisión A; Precisión B; Las Panteras Rosas; Las Traviesas; Trapalanda; Las Delicias A; Las Delicias B; Alberdi; El Arroyito; Las Mimosas; El Bajito; Jardín Norte; Las Lobas del Parque; Las Buscas; Valacco; Banda Norte; Las del Imperio; La Costa.

 

Modalidad de juego: 7 jugadores titulares, 3 suplentes y dos tiempos de 15 minutos cada uno. La competencia de define en un mismo fin de semana.

 

Primeras posiciones: 1) Municipalidad de Sampacho; 2) Las del Imperio; 3) Las Traviesas; 4) Precisión A; 5) La Costa.

 

Datos: En Municipalidad de Sampacho jugaba Estela Ganzer. En Precisión jugaba Patricia Carrizo “La Maradona”. En La Banda Roja jugaba Patricia Sánchez (actual jugadora en la Liga Regional).


 

A la hora de personalizar el proyecto surge un nombre con fuerza: Roberto Mauri. Más conocido como “Pampa” fue el encargado de que la ilusión de cientos de mujeres se convirtiera en realidad. Cuenta Sassatelli: “No era funcionario. Lo hizo por pasión. Se encargaba de todo y lo hizo de muy buena manera. Contaba con la colaboración de José “Cacho” Echeverría, Juan José Irigoyen, Diego Felicia y Carlos Vega, todos futboleros de alma. El proceso comenzó a crecer y la disciplina se consolidó. A tal punto que equipos salían a jugar a otras localidades”.

“Estaba en casa de Fernando (Sassatelli) y me pidió que lo acompañe a barrio Alberdi. Cuando fuimos me quedé impactado por la kermés que encontramos. Era algo maravilloso. Se trataba de un teatro de la vida. Se organizaban los campeonatos por distintos barrios de la ciudad y participaban muchos equipos. Pero el evento no solo era fútbol. Había una serie de actividades que rodeaban al juego que me impactó. Me llamó mucho la atención la presencia de la familia. Por eso, le pedí a Fernando (Sassatelli) que quería formar parte de la organización”, describe Roberto Mauri.

 

Sobre el crecimiento de un evento que se fue consolidando temporada tras temporada, Mauri expresa: “Son muchos los factores que contribuyeron para que la Liga de Fútbol Femenino tuviera éxito. La organización ya estaba. Digo que ya estaba porque las chicas, junto a sus delegados, ya tenían todo armado. Nosotros no cambiamos nada de lo que tenían organizado, lo que sí hicimos fue acompañar y darle un marco institucional. Pero todo lo que se hacía era consensuado en las asambleas que se realizaban los jueves. No imponíamos nada”.

 

Por la Liga Femenina de Fútbol pasaron más de treinta equipos de la ciudad y la región, se jugaron campeonatos en invierno – Centro 11 – y en verano – Anfiteatro del Parque Sarmiento – y se conformó la Selección de Río Cuarto dirigida por Carlos Vega, combinado que salía a competir a otras localidades. Pero no todo pasaba por el rectángulo de juego. Se gestaron sucesos que iban más allá del campeonato. Festejaban las fiestas patrias y todos los fines de año realizaban una fiesta con baile y entrega de premios.

 


No todo pasaba por el rectángulo de juego. Se gestaron sucesos que iban más allá del campeonato. Festejaban las fiestas patrias y todos los fines de año realizaban una fiesta con baile y entrega de premios.


 

“Fueron 4 años hermosos. Me permitió conocer a muchísima gente. Se fueron gestando relaciones más allá del fútbol. Hoy puedo decir que soy padrino de hijos de las chicas que en ese momento jugaban al fútbol. Para mí eso no tiene precio. Haber sido parte me llenó y soy un agradecido”, se emociona Mauri. Y agrega: “Valoro mucho que se reconozca lo que uno hizo, pero fui un eslabón más. Si no estaba la organización por parte de los equipos y el acompañamiento de la Secretaría de Deportes, nada de esto hubiese existido”.

Roberto Mauri y los suyos dispersaron las semillas que contenían la pasión por el fútbol femenino en Río Cuarto. Pasión que comenzó a germinar para nunca más detenerse.

 

 

Fue Mariana Ferretti, ex jugadora de esos torneos, la que tomó la posta y decidió aunar sus esfuerzos para que la disciplina empiece a profesionalizarse. Llegó a trabajar a la Universidad Nacional de Río Cuarto y a partir de ahí el fútbol femenino de esta región tomó otro destino.

En la casa de estudios ocupó el cargo de entrenadora en donde estuvo diez años. Mariana Ferretti les hizo ver a sus dirigidas que más allá de estar movilizadas por la pasión, debían comprender que el deporte se puede realizar con dedicación profesional.

Fue el inicio de algo grande. Las mujeres de Universidad se constituyeron como el faro que iba a ser tomado como referencia para expandir la disciplina por toda la región. Tras participar en distintos certámenes (como el prestigioso torneo Buenos Aires Cup), Ferretti, junto a otro grupo de jugadoras, decidieron que el fútbol femenino debía ser federado y presentaron un proyecto a la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto.

El sueño se transformó en realidad en la temporada 2014. “Ver cómo crece el fútbol femenino en Río Cuarto me llena de alegría. Al momento describir lo que me hizo llegar hasta acá lo resumo con tres palabras: amor, pasión y perseverancia.”

 

Dianela Aguirre, también fruto de la Liga Femenina de Fútbol Femenino, es una de las jugadoras que fue dirigida por Mariana Ferretti en el equipo de Universidad.

Desde el 2005 defiende los colores de Universidad Nacional de Río Cuarto, institución que la vio transformarse en símbolo y referente. Pero su vínculo con el fútbol va más allá del campo de juego. Su pasión la lleva a gestionar acciones para cambiar la realidad de su deporte favorito.

Años después de su llegada a la Universidad, ya constituida como una de las futbolistas referentes de Río Cuarto, fue de las gestoras ante la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto para que el ente rector organice el campeonato oficial.

 

“Me genera orgullo ver a tantas chicas jugando. Deseo que con el tiempo se profesionalice la gente que está a cargo de la formación para que ayuden a que esta actividad siga creciendo. Es necesario que las chicas adquieran la enseñanza que sí tienen los hombres en la etapa infanto juvenil. Pero estoy convencida de que algún día nuestra Liga tendrá el torneo de categorías formativas. Otro gran anhelo es que en las escuelas se incluya en la currícula al fútbol femenino como práctica deportiva”, proyecta con esperanza Aguirre. Y concluye: “El fútbol femenino se trata de otra lucha de minorías, de las tantas que hay. Significa salir de ese libreto patriarcal que nos dice que el fútbol es un deporte de hombres. Nosotras estamos demostrando que no es así. Las mujeres pueden, quieren y saben jugar a la pelota”.

 


Mariana Ferretti y Dianela Aguirre, encabezaron la elaboración del proyecto que en el año 2014 se presentó en la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto para dar comienzo al primer Torneo Oficial de Fútbol Femenino


 

Precisamente estas actrices protagónicas de la historia, Mariana Ferretti y Dianela Aguirre, encabezaron la elaboración del proyecto que en el año 2014 se presentó en la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto para dar comienzo al primer Torneo Oficial de Fútbol Femenino.

El 27 de junio las organizadoras, Ferretti y Aguirre, junto a jugadoras y representantes de instituciones interesadas en participar, presentaron oficialmente el campeonato en la sede del ente madre del fútbol regional.

Esa primera edición tuvo la participación de 7 equipos. Y desde ahí, siempre fue todo en aumento. Cantidad de equipos, de jugadoras, de partidos, de goles…

La última edición, la del 2019, marcó otro hito: el certamen se dividió por primera vez en sus seis ediciones en dos categorías: Torneo Superior - Primera A y Torneo Promoción - Primera B.

 

ESCUCHA EL PODCAST

 

 

Imagen: Al Toque

Redacción Al Toque