Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

El deporte y los medios de comunicación

28-05-2020

La importancia de los referentes en el deporte

Cada niño o niña tiene que tener alguien a quien imitar o copiar para desenvolverse en la vida. En el deporte, es similar. Todo aquel futuro deportista, profesional o amateur, busca una imagen donde se siente identificado. Por actuaciones deportivas, talento propio o rebelión ante situaciones complejas estos atletas se convierten en referentes.

La radio, la TV y los soportes digitales acompañaron en el tiempo a nuestros deportistas.

La iniciación en el deporte no siempre está directamente relacionado al afán de los padres en involucrar a sus hijos a la actividad física. Otro canal en el comienzo de la práctica deportiva está vinculada a la presencia de referentes, que no son otra cosa que deportistas que dejaron su huella en un niño o niña y marcaron su vida para siempre.

 

En este contexto entra a jugar la comunicación. En otras épocas, las radios motivaban idolatría como aquella primera transmisión deportiva, en este caso el boxeo, del 14 de septiembre de 1923 donde Luis Ángel Firpo, el “toro de las pampas” cayó ante el estadounidense Jack Dempsey en un fallo plagado de polémica. La radio, en las primeras décadas de 1900, era el elemento vital para que la suerte de deportistas locales sea relatada para todo un país expectante. El fútbol tuvo su pitazo inicial en el duelo entre Sportivo Barracas y Estudiantil Porteño con la voz de Tito Martínez Delbox. Luego llegó Joaquín Carvallo Cerante, más conocido como Fioravanti, y más adelante irrumpieron el “gordo” José María Muñoz y Víctor Hugo Morales. Los amantes del atletismo y del running, en estos tiempos, referenciaron a Delfo Cabrera y su triunfo inolvidable en la Maratón de los Juegos Olímpicos de Londres 1948 en una inmortal transmisión sonora.

 

El viejo Turismo Carretera fue un desafío impresionante para las radios de la época. Allí, aparece Luis Elías Sojit inventor de las transmisiones por los caminos polvorientos donde pasaban las maquinas del naciente automovilismo nacional. El boxeo tuvo su hogar en el Luna de Park de Buenos Aires. En su sagrado ring brillaron Gática, Nicolino Loche, Oscar “ringo” Bonavena y Carlos Monzón, entre otros destacados púgiles. ¿Estuvo la radio? Claro, como siempre. Motivando a muchos e inspirando a otros que decidieron practicar un deporte por aquellos referentes que oían del otro lado del transmisor.

 

El tiempo siguió su camino y la TV consiguió mostrar hazañas contemporáneas (o no tantas), pero con la premisa de ilustrar la carrera de jugadores y equipos que volvieron a marcar un punto adelante en el deporte nacional. Nuestra crónica se remonta a 1951, para mayor precisión al 18 de noviembre cuando San Lorenzo y River Plate se convirtió en el primer juego transmitido en la pantalla chica. Canal 7, manejado por el estado, fue la señal, con dos cámaras y auspicio de YPF. Antes de los duelos con televisación en el ascenso, la imagen se trasladó a la pasión del turf con el premio Carlos Pellegrini en el Hipódromo de Palermo. En 1962 llegó el turno del Mundial de Chile con periodistas nacionales en tierras trasandinas. A finales de esa década tocó el turno de la Copa Libertadores y “Emoción en la ruta” por Canal 9 con el Turismo Carretera. México 1970 fue el “boom” de la televisión, aunque sin la selección nacional en los campos aztecas. El satélite, por primera vez en acción, mandó señales a color para todo el mundo. Ese mismo año, el 7 de diciembre, Oscar “ringo” Bonavena y Muhammad Alí rompieron el rating nacional con 79.3 puntos en la televisación en directo desde el Madison Square Garden de Nueva York.

 

 

En 1979 los colores pusieron el toque distintivo a la TV argentina. Es decir, el Mundial Argentina ´78 reflejó a Mario Alberto Kempes y sus goles a Holanda se vieron, en la gran mayoría de los hogares a lo largo del territorio, en blanco y negro. El otro triunfo mundial de nuestros equipos se produjo de la mano de un brillante Maradona y sus goles se volvieron a ver con las repeticiones múltiples. ¿La “mano de Dios” se habrá visto en la pantalla marcada con la “R” de repetición?

 

Torneos y Competencias irrumpió el mercado de las transmisiones del deporte en la pantalla chica y una vez más un cotejo entre San Lorenzo y River Plate marcó una era que aún perdura. “Muevo yo Mauro, Walter Perazzo” dijo el delantero del “ciclón” antes de comenzar el cotejo con el relato de Mauro Viale. Lo que vino después es historia conocida: el fútbol codificado, “Fútbol para todos” y el auge de los canales deportivos para diversificar la hegemonía inicial del fútbol.

 

Por último, los medios digitales volvieron a marcar un hito importante entre la comunicación y los deportes. Más profunda es la relación entre los soportes en redes y los referentes. Mientras más seguidores, mayor difusión y mejor contacto con auspiciantes. La retroalimentación es amplia, en estos medios de comunicación.

 

Más allá del alcance inmediato a través de la telefonía móvil, el Marketing Digital proporciona elementos suficientes para considerar que los soportes digitales sean el mejor ecosistema para el mundo del deporte. El público, primordialmente juvenil, es el principal atractivo junto al contenido seductor para generar feedback y lograr convertir a muchos deportistas en influencer (personalidad pública que se hizo famosa a través de Internet y que encuentra en el ámbito digital su principal ámbito de influencia. Se trata de celebridades con miles o millones de seguidores en las redes sociales). Por todo esto, los equipos y deportistas se convierten en marca registradas que son fuente generativa de opinión por su masividad en redes sociales.

 

En resumen, el deporte y los medios de comunicación siempre caminaron juntos. En la actualidad, la proximidad y facilidad que tienen los comunicadores facilitan, en cierta medida, el trabajo a los pioneros de transmisiones deportivas en los primeros años de la década de 1920. El deportista realiza su trabajo y la valoración de esas tareas se potencia con el acompañamiento comunicacional.

 

Redacción Al Toque

Gráfico Al Toque