Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

Deportes - Literatura

26-06-2020

Gladiadores

* Por Agustín Hurtado

Una nueva entrega de las historias y pensamientos de Mardones: hoy, el mundo de la UFC.

Una mañana, Mardones daba clases sobre la Antigua Roma. Al hacer una pausa, une de sus estudiantes le consultó sobre los gladiadores. Manuel le explicó que las peleas entre estos hombres eran una tradición que comenzó en el inicio de la civilización romana. Primero eran un rito dentro de los funerales y luego se transformaron en eventos públicos multitudinarios que servían para acumular poder.



En su momento de mayor esplendor, los actores más importantes de la política romana utilizaban los juegos para ganar poder. Los emperadores organizaban los "juegos", que incluían a las peleas, para congraciarse con el pueblo.



Los gladiadores eran en general esclavos y prisioneros de guerra que arriesgaban sus vidas en la arena. Si conseguían victorias, obtenían fama. La fama podía otorgarles la tan ansiada libertad. Todo estaba permitido, desde las armas hasta mordeduras y arañazos. Las peleas no siempre eran a muerte, pero casi todas ellas terminaban así. El perdedor tenía la oportunidad de rendirse y pedir por su vida. Para hacerlo debían levantar la mano.



"Sería una especie de sumisión, como en la UFC", dijo otre de sus alumnes. Mardones se sorprendió ante la sigla y ni bien llegó a su casa se puso a averiguar de qué se trataba.



Descubrió que la UFC (Ultimate Fighting Championship) es la organización más importante de una disciplina conocida como MMA (Artes Marciales Mixtas). El deporte combina distintos estilos de lucha.  El boxeo, el karate, el Jiu-Jitsu y el kick boxing se juntan para brindar uno de los "espectáculos" más sangrientos que se pueden ver.  



Si el boxeo tiene críticos por su violencia explicita, el MMA lo supera por mucho. Cabe preguntarse qué diría de este show el viejo periodista deportivo Dante Panzeri, que calificó al pugilismo como "homicidio legalizado".



Su denominación nació en la década de 1990, con la fundación de la UFC, pero su origen es más antiguo. El antecedente más lejano está en la antigua Grecia, en lo que se conocía como "pancracio griego". Este era un tipo de lucha en la que se permitían distintos tipos de técnicas de combate. Ya en el siglo XX aparecieron los parientes más cercanos: el "vale tudo" brasileño y "shoot wrestling" Japonés.



Las reglas ya no son las del "vale todo". Evolucionaron para proteger la salud de los participantes. También lo hicieron para mejorar la espectacularidad. A saber: no se pueden dar cabezazos, picar los ojos, morder, tirar del pelo, dar patadas a un rival caído y golpear en la zona de la ingle.



La duración de las peleas y otras cuestiones dependen de cada una de las ligas. En el caso de la UFC la extensión varía de acuerdo a si hay un título en juego o no. El máximo son cinco rounds de cinco minutos cada uno. El combatiente puede ganar por puntos, por nocaut o por sumisión. Las dos primeras se asemejan al boxeo y la tercera refiere a la rendición de un combatiente. Se produce cuando el peleador golpea dos veces con la mano el suelo. Si sus manos están trabadas, puede hacerlo también gritando.



De todas las ligas que fueron surgiendo fue la UFC la que logró instalarse y conseguir adeptos a lo largo de todo el globo. Comandada por Dana White -su gerente desde el 2001 y amigo de Donald Trump-, el evento se consolidó en el mercado y fue absorbiendo a muchas otras ligas que competían por el nicho. Actualmente maneja a los peleadores de más renombre y expandió el negocio a través de la televisión. Se asoció con Fox y con ESPN (hoy ambas de Disney) para desembarcar en Latinoamérica.


La UFC popularizó el octógono como ring. Les peleadores son soltados en una especie de jaula, mientras les espectadores gritan y vitorean desde la tribuna.


Cuando llegó a ese punto de la investigación, Mardones entendió claramente la comparación de su alumne. No había muchas diferencias entre el espectáculo que se ofrecía en esos eventos y el que disfrutaban los romanos en las arenas del Coliseo.



Se trata de un evento en el cual un grupo de personas disfruta de ver a sus semejantes destrozándose a golpes. Los organizadores del evento ganan dinero y poder. Los peleadores acumulan fama. Si sus carreras son exitosas y no quedan muy maltrechos, pueden disfrutar el resto de su vida con cierta tranquilidad. En el fondo sigue siendo la violencia el centro del espectáculo.



Quizás la gran diferencia radica en que les gladiadores eran esclaves y les peleadores actuales suben al ring por motus propia. Pero siempre hay explotación en un sistema que utiliza a los protagonistas hasta agotar sus posibilidades. Puede que les peleadores ganen mucho dinero, pero siempre obtienen más les que les pueden pagar.



Hay un código de honor entre les peleadores similar al de todas las disciplinas de combate. No se trata solamente de ponerse unos guantes y subirse al ring. Hay una filosofía de vida detrás con conceptos que vienen en muchos casos de las diversas artes marciales que confluyen en el MMA. Los gladiadores también lo tenían.



Otra cuestión que separa al MMA de las antiguas peleas de gladiadores, es que la mujer tiene mayor protagonismo. No hay muchos registros de damas combatiendo en la arena, pero en el octógono han ganado su espacio ya hace algún tiempo.



Mardones empezó a darse cuenta que, en la comparación de su alumne, había de fondo algo más profundo. Tanto en la antigüedad como ahora, la violencia sigue llamando mucho la atención del público. Como en la época de los emperadores constituye un espectáculo atractivo y es, para algunos, un negocio muy rentable.

 

> Anteriores entregas:

I - Las tribulaciones de Mardones

II - Mundo ovalado

III - Boxeando con Cortázar

IV - Morder el polvo

V - Filípides lo puso de moda

VI - Escribir sus propias reglas

VII - Una chantada

VIII - El deporte nacional

IX - Football o fútbol

X - Juegos y juguetes

XI - El Sueño Americano

XII: Un agujero en la tierra

XIII: El extraño deporte de las escobas

XIV: El gran simulacro

XV: Pelota, paredón y después

XVI: El handball es uruguayo, "gurí"

XVII: Cuestión de estilos

XVIII: Salto con escoba

XIX: Del "tontódromo" al hipódromo

XX: Enredado

 

* Periodista