Encontranos

Efemérides

Atenas, puro fútbol y fin de un maleficio

Un día como hoy, y hace exactamente 18 años, el “albo” gritaba campeón y cortaba una sequía de 30 años sin títulos. Eliminaciones a Banda Norte, clásicos ganados a Estudiantes y vuelta olímpica en cancha de Ateneo Vecinos, para un equipo que sembró y anticipó años de gloria.

Publicado

en

Se cumplen 18 años del Atenas campeón 2002 que rompió el maleficio de 30 años sin títulos.

El 22 de septiembre de 2002, Sportivo y Biblioteca Atenas cortaba una racha adversa de 30 años sin salir campeón. Si bien se trató de un certamen doméstico, la obtención del título del Clausura 2002 quedó en la retina de propios y extraños por varias razones.

El club enclavado en barrio Buena Vista pasó las mil y una antes de conseguir la gloria. Frustraciones deportivas, suspensión de la actividad por un largo periodo, dificultades económicas y malas administraciones hicieron que Atenas renazca entre las cenizas como el ave fénix.

La consagración del 2002 se inició con la llegada de José Sebastián Echeverría como DT, un apellido que hasta entonces no tenía ninguna vinculación con Atenas. “Cacho” agarró un fierro caliente con las manos y su proceso (interrumpido) comenzó en el ’90. El experimentado entrenador salvó al “albo” de perder la categoría en el ’95, en el ’97 peleó el torneo local y en 2001 cayó en la semifinal de Interligas frente a Estudiantes. Hasta que en 2002 se alzó de gloria.

“El del 2001 fue un buen equipo también, perdimos la semifinal con Estudiantes en cancha de Atenas. Viendo todo eso, lo de los años anteriores, que trajimos a jugadores como Leandro García, Puñet, Zárate, Velázquez, Lima y al ‘Negro’ Oyola, nos fuimos armando. A esos les agregué los chicos que tenía en el club, la defensa estaba bien, al igual que Escobar, un Diego Brito que pedía pista y el ‘huesito’ Prizzón que también sumaba. Esos años fueron espectaculares y se estiró hasta el 2004, cuando Alumni nos elimina en Villa María. Fue un momento bárbaro de Atenas”, recordó Echeverría.

“En ese proceso le dimos un crecimiento al club en todo sentido, de 150 pasamos a llevar 4500/5000 personas por partido en la liga y en clásicos con Estudiantes. En lo personal me sirvió para ir a otros clubes, me abrió las puertas en varios lados, en el único lugar que se me cerraron fue en Estudiantes, porque los cruces eran a muerte, no solamente no me llamaron nunca, sino que me odiaban. También me llevó mucho tiempo volver a Banda Norte, porque se me identificó mucho con ese proceso, pero yo soy hincha del ‘verde’”, agregó el ex DT.

Leandro García, Luciano Lucero, Nicolás Audisio, Cristian Velázquez, Juan Lápiz, Juan Velázquez, Diego Escobar, Darío Zárate, Cristian Zúñiga, Carlos Oyola y Gustavo Lima, para un once inicial de Atenas que salía de memoria. Con hombres, algunos que se foguearon rápidamente en el proceso y otros que ya lo eran y llegaron para la columna vertebral “alba”.

García, Cristian Velázquez, Oyola, Zárate, Escobar, Juan Velázquez, Luciano Lucero, Audisio, Juan Lápiz, Lima y Zúñiga.

El banco no defraudaba, siempre al pie del cañón estaban nombres como Mariano Cordero, Pablo Gianini, Leonardo Gazzotti, Marcelo Flesia, Diego Brito y varios canteranos más.

“Ese grupo aceptaba absolutamente todo lo que pasaba, si había una sola pelota se jugaba igual, si no había agua caliente no pasaba nada. Siempre destaco eso de estos chicos, que junto a un par de colaboradores – porque no había subcomisión de fútbol – y a un joven profe Picco – que trabajó muy bien – formamos algo muy lindo. Toda esa gente colaboró muchísimo en cosas necesarias, el proceso era muy nuestro y casero, no fue fácil pero muy bueno”, sentenció Echeverría.

El plantel tenía grandes figuras que con el tiempo resuenan por los pasillos del club. Carlos “Jote” Oyola fue el goleador del equipo con ocho anotaciones y un joven Juan Lápiz, que llegaba de conseguir el ascenso de la B a la A en el 2000 con Juventud Unida de Coronel Baigorria, fue quien marcó más presencias de partidos. En total fueron 24 compromisos jugados por el lateral.

“En Juventud me pasó exactamente lo mismo, no salí ni un minuto. Eso se debió a la confianza del DT y porque en mi sangre corría fútbol, en lo que hacía trataba de destacarme y eso me ayudó. A partir de la confianza que me tenían me puse bien físicamente y marqué diferencia en mi sector, me faltaban un montón de cualidades pero el estado físico me ayudó para proyectarme, tocar y lastimar”, indicó Lápiz.

Aquel equipo campeón de Atenas comenzó el Torneo Clausura con un impactante empate 4-4 en casa ante Acción Juvenil de General Deheza. Redondeó la fase clasificatoria con seis victorias, siete empates y tres derrotas, ganó ambos clásicos frente a Estudiantes (1-0 de local y 3-2 de visitante), aunque perdió con Banda Norte y Ateneo Vecinos – dos candidatos firmes al título –.

Inició octavos de final con Municipal de Adelia María, a quien sorteó con un 1-0 de visitante y un empate sin goles en el “9 de Julio”.

En cuartos de final hizo todos los goles que no había hecho en la fase anterior. Igualdad en dos con Talleres en Las Acequias y triunfo en casa por 3-2.

“Este es el momento”, presagió Echeverría en una nota de diario Puntal realizada exactamente un mes antes de la final con Ateneo. Otro capítulo al cual no nos adelantaremos.

En semifinales hubo venganza. El “albo” se cruzó ante un duro y digno Banda Norte (quien lo había vencido en fase regular 1-0). El “verde” sacó un buen empate en cero en terreno de Atenas y se frotaba las manos de cara a la revancha.

En Parque Sarmiento fue palo y palo, 2 a 2 y la serie se extendió a los doce pasos. Atenas se impuso 6-5 en los penales y accedió a la cita máxima.

“Estaba seguro que esa final era de Banda Norte y Estudiantes. Nosotros le ganamos a penales en semifinales a Banda Norte y ahí dije ‘bueno, nos encaminamos al título’. Esa serie fue alternada en cuanto al dominio, pero este equipo iba al frente, estaba muy bien de la cabeza”, recordó Echeverría.


“Estaba seguro que esa final era de Banda Norte y Estudiantes”

lo que avecinaba Echeverría en la previa del Clausura.

En la final tenía en frente a un gran Ateneo Vecinos de General Cabrera. El “tricolor” venía de un envión histórico en donde sumaba ascensos de categoría con sólo dos años de fundación.

En el actual torneo llegaba a la definición con 40 partidos invictos en condición de local y definía la serie ante Atenas en General Cabrera.

“Se va el (Carlos) ‘Pampa’ Rosané un par de partidos antes de la definición y se trajo jugadores a Estudiantes. Además tuvieron lesionados, tenían un plantel corto y a eso lo sintieron. Para nosotros esos factores fueron benéficos, nos sirvieron para sacarles esa ventajita para ser campeones”, comentó “Cacho”.

Adelantándose al resultado final, Echeverría detalló lo sucedido en ambas canchas: 2-1 en el “9 de Julio” con tanto de Audisio y Oyola para el local y un 1-0 en terreno “tricolor” con otro gol de Nicolás Audisio.

Fin del maleficio para Atenas, basta de momentos dramáticos para el “albo” que cortó una sequía de 30 años sin gloria. El festejo incluyó una larga caravana de los hinchas, desde General Cabrera hasta Río Cuarto, mientras otra multitud similar colmaba el “9 de Julio” a la espera de los flamantes consagrados.

“El momento de la vuelta de Cabrera fue un momento impresionante, recuerdo que en la cancha, todo un costado y atrás de un arco era todo de Atenas, había explotado eso de gente. Y después la caravana de autos fue de Las Higueras a la entrada de Río Cuarto. Siempre lo relaciono con lo que consiguió Labruna en River, que lo sacó campeón después de 18 años, lo mío fue de 30. Eso se me quedó en la piel”, sostuvo el director técnico.

Sumado a las palabras de Echeverría, Juan Lápiz declaró: “Llegué joven, con objetivos y ganas de triunfar en un club muy grande. Ese título significó mucho para mí, porque hice muchos cambios en esa etapa, para la gente también, después de 30 años sacamos campeón al club. En esa etapa tomé realmente dimensión de lo grande que era Atenas, la gente empezó a explotar la cancha y se entusiasmaba con este grupo. El trofeo más grande que tengo como jugador fue el del 2007, pero el del 2002 me marcó un montón”.


“En esa etapa tomé realmente dimensión de lo grande que era Atenas”

Juan lápiz sobre el proceso.

Reconocimiento y gratitud

José Sebastián Echeverría: “Hasta el día de hoy, cuando se podía, me llaman para comer y contar historias sobre esa época. A la cancha no pude ir mucho porque siempre seguí trabajando, pero cuando iba con otros equipos siempre me trataron muy bien. Todos los que ahora están en la comisión de Atenas han sido dirigidos por mí, ellos me entregaron una plaqueta en el 2016 cuando me retiré de la actividad. Me siento identificado y reconocido, pero esto es muy móvil, el tiempo pasa y la gente recuerda lo que va pasando en los últimos años”.

Juan Lápiz: “No sé si reconocen a ese equipo, pero sí a jugadores puntuales. ‘Peca’ Zúñiga, Zárate y algunos más son reconocidos, pero ese plantel hizo que Atenas se permita volver a formar parte de los torneos del interior, a tal punto de que logró el título en 2007 y en los siguientes años pudo dar otras vueltas olímpicas en ese ámbito también. El DT fue lo fundamental en ese equipo, hizo una mezcla entre la cantera de Atenas, chicos jóvenes de otros clubes y experimentados como Velázquez y Zárate. El mérito más grande se lo lleva Echeverría, formó una base y no le pifió. Creo que la formación de un grupo así fue clave. Hoy en día ese grupo es amigo, con la mayoría nos seguimos viendo”.

Gráfico Al Toque
Fuente: CEDAT (Centro de Documentación Al Toque)
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388