Encontranos

Básquet

Básquet femenino local: el pedido de igualdad

Hace dos semanas, Gorriones y Universidad suspendieron un partido del torneo asociativo que debían jugar ya que solo se presentó un árbitro para el encuentro y no fueron avisadas. A partir de allí se desató la polémica en cuanto a la organización de las fechas y el lugar que ocupa el femenino. Opinaron jugadoras de ambos equipos, el encargado de los árbitros y el presidente de la Asociación Riocuartense.

Bruno Aricó

Publicado

en

Las jugadoras de Gorriones y Universidad no quisieron jugar su encuentro tras la falta de un árbitro.

El viernes 1° de octubre del corriente año, debían jugar por la noche en horario central los equipos femeninos de básquet de Gorriones y Universidad Nacional de Río Cuarto en calle Alberdi. Cuando los equipos estaban entrando en calor se presentó la polémica.

La Asociación Riocuartense de Básquet solo había mandado un árbitro para dirigir ese encuentro. La realidad es que reglamentariamente se puede jugar sin problemas, aunque por obvias razones se dificulta la tarea arbitral. La cuestión radicó en que, en este caso, los planteles no fueron avisados sobre esta incidencia.

En ese momento, ambos equipos se pusieron de acuerdo para no disputar el partido, debido a que entendían que era una falta de respeto el hecho de no haber comunicado a ninguno de los planteles este tema. Al mismo tiempo, por la rama masculina, se estaba jugando el partido entre Acción Juvenil y Centro Cultural Alberdi, con dos árbitros disponibles.

Esta situación generó un gran revuelo, sobre todo en las redes sociales, ya que ambos planteles del femenino publicaron posteos con lo sucedido y la demanda de un básquet igualitario para el certamen local.

Luego de varios días desde que pasó este incidente, Al Toque Deportes dialogó con Rocío Sáenz -jugadora de Gorriones-, Ana Angiolf -jugadora de Universidad-, Ezequiel Riera -encargado de árbitros- y César Brasca -presidente de la Asociación Riocuartense-, para que expusieran su versión de los hechos y pusieran en tela de juicio este hecho para pensar el lugar que ocupa el básquet femenino en nuestro deporte.

Palabras desde adentro

“En un principio queríamos jugar el partido, pero había una parte más grande que decidió que no por un tema de igualdad que teníamos que tener en cuenta. Yo pensaba en la entrada en calor que teníamos que jugar, pero después dije que no porque sino se iba a volver a repetir”, expresó Sáenz, jugadora de los “pajaritos”, sobre el hecho del viernes 1°.

Por su parte, Angiolf comentó: “Nuestro reclamo es por qué se decidió que sea el partido del femenino el que tuviera un solo árbitro, y por otro lado que eso se decidió unilateralmente. Nosotras conocemos que hay muchos partidos y pocos árbitros. Queríamos saber con qué criterio se basa esa decisión. El otro problema fue que ya se sabía desde antes y nos podrían haber consultado a los dos equipos si jugar o no y la decisión pasaba por nosotras. Todos fuimos, se usó la cancha, el público y hasta el árbitro, y se podría haber solucionado antes. Nos pareció una falta de respeto”.

Rocío Sáenz lleva la pelota en el encuentro ante Universidad jugado en el campus.

– ¿Sienten que esto se podría haber evitado?

– Rocío Sáenz: Hace mucho que estamos buscando igualdad y en la Asociación se venía cumpliendo. No entendemos por qué no se avisó antes, si desde el día anterior se sabía que iba a haber un solo árbitro. Podíamos posponerlo y modificar la fecha, entonces se hubiese ahorrado toda la repercusión de las redes.

– Ana Angiolf: Tanto Gorriones como nosotras dejamos de lado la rivalidad, queríamos entrar a jugar con todo, esperamos hasta el horario reglamentario y lo suspendimos. Se dejó por sentado que el partido se iba a jugar igual. A lo sumo en la mesa pueden ser menos, pero es imprescindible que haya dos árbitros porque hace a la calidad del juego. La idea es que con esto y no haber jugado sentemos un precedente de que queremos las mismas condiciones que todos y que el femenino quería jugar bajo las condiciones adecuadas.

– ¿Había ocurrido algo similar anteriormente?

– R.S.:  Desde la Asociación, después de tantos años de básquet encima, es la primera vez que veo que nos mandan un solo árbitro. Siempre se respetó el fixture o las disposiciones que manda la Federación para las camadas formativas y primera. En ese sentido, uno no tiene nada que decir. No sé por qué se les ocurrió ahora hacer esto. Nunca tuve en Banda Norte o Gorriones problemas con esto. Después de tantos años de darle espacio al femenino uno se pone a pensar cuando pasa esto. Habíamos entrenado toda la semana para ese partido. Cuando lo analizamos un poco, cuestionamos qué rol tiene la Asociación y los clubes en todo esto. A veces no se aceptan críticas o cambios con respecto a los fixtures, por ejemplo.

– A.A.: La cantidad de árbitros representa un problema y es algo con lo que tenemos que lidiar. Las fechas se organizan en las reuniones de la Asociación que son los lunes y ahí se define para toda las emana. Los medios están, que se haga por sorteo o lo que sea, pero igualitario para todos.

– ¿Cómo notan el crecimiento de la disciplina en la ciudad en los últimos años?

– R.S.: El básquet femenino tiene una pisada fuerte después de 2014, cuando se comenzó con las categorías formativas. Gracias al trabajo de varios entrenadores, como Luciana Molayoli, se fomentó que muchas chicas empezaran a jugar en los clubes, que encuentren el club como un lugar para formarse, así el básquet femenino se recuperó. Tenemos cinco equipos dentro de la Asociación que no sucede en todos lados. Eso se ha dado gracias a que la Asociación respeta lo que manda la Federación. Nosotras en Gorriones tenemos indumentaria propia, horario fijo y central para entrenar, entonces se modificó el lugar que tenemos porque los clubes han apoyado la disciplina. Las que vienen de abajo pisan fuerte para ser el reemplazo de las más grandes.

– A.A.: El básquet femenino de Río Cuarto tiene muchas chicas que representan a la ciudad en Selecciones y tres equipos que participan del Provincial. Tiene una impronta, hay clubes con semilleros re lindos y es muy importante. Está bueno que se le dé la importancia que merece, igual que los varones. Para mí tiene mucho potencial, con clubes que tienen todas las categorías y eso hay que potenciarlo.

– A partir de lo que sucedió, ¿cuál es el camino a seguir para ustedes?

R.S.: Es necesario que estemos todas juntas, por la lucha de lo que pasó. El posteo que subieron las chicas de la Uni tuvo mucha difusión. Nos conocemos entre todas, va más allá del partido y está buenísimo que nos apoyemos. Seguir remándola, ese es el objetivo. Hay varios clubes que lo vienen respetando, porque encontraron con el femenino una respuesta por así decirlo. No hay que quedarse calladas porque si no, queda en la nada. Si vos no respondés entrenando será difícil que las personas que quieren luchar por el básquet femenino te apoyen. Hay que trabajar colectivamente entre los clubes y las jugadoras, para mantener lo que conseguimos durante tantos años y que haya dirigentes que crean en el básquet femenino. Hay que tener cerca a esa gente que cree en uno y en la disciplina.

A.A.: Para mí, más allá de las rivalidades entre clubes y equipos, con lo que sucedió se dejó de lado. El crecimiento está en la unión de todas. Hay mucho apoyo, se hizo el torneo de maxi básquet femenino acá y fue hermoso ver señoras grandes jugando. Nuestros equipos hacen ruido y hay que potenciarlo.

Desde el arbitraje

Ezequiel Riera es el encargado de recibir las designaciones de los árbitros locales para los partidos semanales del torneo asociativo, como así también los referís enviados a los partidos de la Liga Cordobesa.

Riera, mientras arbitra un encuentro del masculino entre Acción Juvenil y Banda Norte (blanco).

La Asociación cuenta con seis árbitros para designar. Los días lunes se lanza la programación de la siguiente fecha y allí se decide quién va a cada cancha, cada día. “El lunes veo que hay tres canchas el día viernes y salimos entre 3 y 4 por la Liga Cordobesa porque es una instancia superior que no manejamos nosotros, sino que nos designan el día miércoles. Le pedí a la Asociación para que bajaran partidos del viernes y quedaron dos: el femenino y el masculino. El miércoles recibo las designaciones y me comunico con la Asociación porque quedaban solo tres árbitros. Pedí de cambiar algún partido y me dijeron que no, que enviábamos un solo árbitro al femenino. También pedí que se les avisara a los clubes y no sucedió”, explicó Riera sobre el incidente.

Como marcábamos anteriormente, por reglamento se puede jugar con un solo árbitro: “Es más complejo, pero en el caso de no haber disponibilidad no hay problema. Puedo llamar a un árbitro de otro lado, pero el club tiene que pagar viáticos que terminan siendo igual al arancel. La idea era avisar que no íbamos a tener la cantidad de árbitros para que se produzca una reprogramación“, indicó el árbitro.

Con regularidad, son dos los árbitros encargados de dirigir en los partidos del torneo local.

Riera también dejó entrever la falta de gente para trabajar desde la Asociación: “Creo que hay poca gente trabajando en la Asociación, no le podemos echar toda la culpa a César Brasca (presidente) porque es el único que está y siempre está pendiente. Falta gente que trabaje y eso se nota a lo largo de los años”.

Declaración oficial

Este último lunes por la noche, en la sede de la Asociación Riocuartense, se produjo una reunión entre el presidente César Brasca, los delegados de los clubes, entrenadores y algunas jugadoras.

“Se aclaró el punto de lo que había ocurrido la semana pasada y se planificó lo nuevo a partir de esta semana. El error fue una falta de comunicación o dar por entendido algunas cosas que después no se quisieron aceptar. Fue más comunicacional que otra cosa y nada más”, manifestó Brasca.

César Brasca (izquierda), en la presentación de la Liga Cordobesa en Banda Norte.

Desde el ente oficial quisieron aclarar lo sucedido: “La Asociación Riocuartense nunca ha hecho discriminación ni distinción de una rama a otra. El femenino a nivel provincial es la única que participa en todos los provinciales de selecciones cuando no son obligatorios. Juegan todas las chicas, se les consigue un arancel diferencial de arbitrajes y pases para motivar a que jueguen más jugadoras. En los torneos en lo que es obligatorio una equis cantidad de jugadoras por equipo, en el femenino se permite jugar con menos de lo reglamentario. Por eso a veces duele cuando se dice que la Asociación discrimina al femenino porque eso no es verdad”, indicó Brasca.

Por otro lado, el presidente indicó que se establecieron días oficiales para la disputa del básquet femenino local: “El femenino ha crecido de manera excelente, somos la única Asociación que tiene campeonato oficial con todas las categorías. En la reunión se estableció como día oficial para partidos del femenino los días martes y miércoles, lo que no quita que el masculino pueda jugar ese día, pero los horarios centrales son del femenino. Si hay un partido que algún club lo quiere jugar lunes, jueves o viernes se amoldarán al fixture del masculino”.

En cuanto a lo que viene para continuar construyendo un camino de igualdad en el deporte local, Brasca cerró: “Se va a ir mejorando el tema de la comunicación de a poco. Este año fue atípico por la pandemia, la Asociación tenía previsto hacer una página en redes con toda la información oficial y está en carpeta para el año que viene. El femenino va a tener sus días de reuniones para definir las competencias y todo lo que corresponde a la rama”.

Fotos: Al Toque / Rocío Sáenz / Gabriel Sáenz
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad







Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388