Encontranos

Fútbol

Carboni: La Línea de la Concepción, Gibraltar, fútbol y tapas

El delantero riocuartense que se encamina a sus 36 años encontró la tranquilidad y el bienestar en el extremo sur de la península ibérica. Lleva dos años en la Premier League gibraltareña y está a punto de firmar con su tercer club europeo.

Publicado

en

El riocuartense Carboni sigue sumando experiencias en Gibraltar.

Cuando escuchamos sobre Gibraltar inmediatamente nos trasladamos a un lugar de playas y vestidos con maya, ojotas y remera. Sólo agua casi por todos lados, el peñón emergente (masa de tierra que sobresale), ciudadanos españoles que cruzan la frontera como si fuera una calle y coronada por Marruecos al fondo.

Gibraltar es una colonia británica de ultramar situada en el extremo sur de la península ibérica. Su único paso fronterizo es España. De hecho los españoles son los que históricamente reclaman su soberanía ante las Naciones Unidas. Estiman que es un punto estratégico para la comercialización y es por eso que Gran Bretaña, ni lerda ni perezosa, se apropió hace dos siglos atrás.

La maravillosa vista de Gibraltar desde el peñón.

No tiene más de 30 mil habitantes ni más de siete kilómetros cuadrados de extensión territorial. Sin embargo, más allá del poco territorio, tiene su propio aeropuerto que se mezcla con las calles céntricas del país y se dividen autos y aviones sólo por semáforos. Por esto, no te sorprendas si mientras estás entrando en el peñón, un semáforo te impide el paso y de repente ves cruzar un avión.

El aeropuerto de Gibraltar se entrecruza con las calles céntricas.

Es un país organizado bajo la órbita británica, aunque su fútbol logró pasos agigantados hacia la independencia. El 24 de mayo de 2013, la selección de Gibraltar fue admitida como miembro de pleno de la UEFA, en el congreso 54 de la confederación en Londres.

Su ingreso no fue sencillo, en 2007 fue rechazada. Tuvo dificultades, ya que a partir de 2001, la UEFA se rige por una norma interna que solo reconocerá a  las asociaciones cuyos países sean reconocidos como tal por la ONU. Por lo que Catalunya, por ejemplo, otro territorio que reclama España, no es reconocida. Sin embargo, un tribunal del TAS, falló a favor de Gibraltar, ya que este país había empezado sus trámites en 1997, cuatro años antes de la ley.

La Selección de Gibraltar logró en 2018 su primer triunfo por eliminatorias ante Armenia. Fue 1 a 0, histórico.

Gibraltar, en fútbol, tiene más autonomía que el propio país. Compite en Eliminatorias europeas, Champions y UEFA Europa League.


De hecho es una de las asociaciones de fútbol más viejas del mundo. Fundada en 1895 como  Gibraltar Civilian Football Association, en 1909 se unió a la FA (Football Association, Inglaterra). Hasta que en 1907 se fundó la primera liga de primera división (Premier League gibraltareña).

Allí suma minutos de fútbol Leonardo Ezequiel Carboni, riocuartense de nacimiento, que el 4 de noviembre cumplirá 36 años.

El “mono” tuvo una dilatada trayectoria en el ascenso argentino, pasó por Asociación Atlética Estudiantes entre 2007 y 2008, cuando el “celeste” jugaba Argentino B, y uno de sus logros más resonantes fue el salto de categoría (de la B Metro a la B Nacional) con Nueva Chicago en 2012. Nada más, ni nada menos, que en un clásico ante Chacarita que se definió en el último minuto con un penal que Daniel Monllor (arquero del “torito”) le atajó al volante “funebrero” Damián Toledo.

Carboni también sumó experiencias por el fútbol sudamericano al vestir las camisetas de Danubio de Uruguay, Atlético Venezuela y el Universitario de Sucre boliviano.

Desde 2018 se alejó de toda la locura, sangre caliente y olla a presión que demanda nuestro fútbol. Cruzó el charco y se ubicó en la Línea de la Concepción, municipio español del sur de la provincia de Cádiz, en la comunidad autónoma de Andalucía – España.

Desde allí se cruza a diario para ir a entrenar a Gibraltar. Primeramente lo hizo para el Monts Calpe, luego para el ST Joseph’s y ahora está a punto de cerrar con el Bruno’s Maggies.

“En este momento me encuentro libre, estoy tratando de llegar a un acuerdo con Bruno’s. Vengo hablando con el técnico y dirigentes, están muy interesados pero el tema es que no soy comunitario y están viendo lo del visado o permiso de trabajo. Es lo único que me falta para sumarme al equipo. En cuanto a la temporada oficial, lo están viendo y analizando de acuerdo al avance del virus, en principio desde el 26 de septiembre arrancaría”, comenta, desde la península ibérica, el “mono”.

“La liga de Gibraltar tiene una sola cancha, un solo estadio y todos los equipos juegan en el mismo lugar. La fecha se desarrolla durante todo un fin de semana, desde viernes hasta domingo. En cuanto a la competencia, hay cuatro o cinco equipos que siempre pelean por meterse a las copas, después más abajo baja mucho el nivel, incluso se ven muchos resultados abultados. No hay comparación con el fútbol argentino”, agregó.

El estadio Victoria, donde se disputa la Premier gibraltareña, con la espectacular vista del peñón en el fondo.

Carboni pasó, en 2018, desde Talleres de Remedios de Escalada al Mons Calpe. De la tercera categoría del fútbol argentino a la primera línea de Gibraltar.

“Cuando surgió la posibilidad de venir la idea fue pasar unos años acá, ya llevo dos y es otro estilo de vida. Comparando a cómo se vive en Argentina, sacando lo del virus, se complica mucho, acá (España) se vive de otra manera, ya tengo a mis hijos que estudian y la verdad que la pasamos muy bien. Vivo con mi señora y mis dos hijos, en esta carrera me han acompañado a todos lados”, sostiene Leo.

Carboni transita los últimos años de “vida útil” que tiene un futbolista. Próximo a cumplir 36 años, aun no se imagina el después. El delantero riocuartense estudia su físico y al análisis lo hace por temporada.

Al respecto dice: “No me lo he planteado todavía (el retiro). Basándome los últimos dos años que he pasado en Gibraltar no he tenido lesiones, voy pasando temporadas por temporadas y de acuerdo a cómo me voy sintiendo sigo jugando. Después del retiro no tengo pensado qué voy a hacer, más adelante, cuando crea conveniente lo hablare con mi familia”.


“No me lo he planteado todavía (el retiro)”.

Carboni a sus 35 años sigue en Gibraltar.

El expeditivo centrodelantero entrena por su cuenta y a la espera de que el Bruno’s lo confirme como nueva incorporación. Lo hace a un solo turno, al igual que cuando pertenece a una institución. El tiempo libre lo utiliza para salir de tapas con su familia o amigos. Disfruta de la temperatura media anual de 19 grados que le ofrece La Línea de la Concepción acompañada por maravillosos paisajes naturales.

“Acá acostumbran a ir de tapas, a mí me encanta. A media mañana o mediodía se juntan en restaurantes o en el mercado y se piden unas tapas y le agregan jamón crudo y todo tipo de fiambres. Eso lo acompañan con la cerveza o gaseosa. Y después están muy acostumbrados al chocolate con churros, es impresionante cómo comen churros ja ja”, detalla el “mono”.

Sobre el cierre, y en la tranquilidad de su hogar, Carboni reconoce que la entrevista estuvo “monitoreada” por uno de sus hijos, quien lo interrumpe en las declaraciones y lo hace tentar. El “mono” sigue paso a paso lo que sucede en su Río Cuarto natal, desde lo futbolístico se acuerda de Estudiantes y asegura que pensó alguna vez en la vuelta.

“Me quedé con una espinita en mi paso por Estudiantes, estuve cuando dirigió J. Irigoyen y casi descendemos, después vino Mattea y salvamos la categoría. Me quedé con ese sabor a poco por no pelear por un ascenso, Estudiantes es una institución grande que ahora viene haciendo las cosas bien y me pone contento cuando escucho las noticias”, concluye Leonardo Carboni.

Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388