Encontranos

Más deportes

¿Cómo vamos a hablar de perder? Esto es un triunfo, un triunfo por goleada

Por Delfina Vettore.

Delfina Vettore

Publicado

el

Me gusta contar historias. Es lo que más me gusta del periodismo. Y me gusta mucho contar historias que involucren a muchas personas, porque siento que llega a más corazones. Qué sé yo…

La Selección Argentina perdió el lunes, sí. Perdió porque el resultado fue 0-1 a favor de Colombia y no pudimos avanzar a la final de la Copa América. Queda todavía el partido por el tercer puesto, que además nos puede dar pasaje directo a la Copa del Mundo. Así que hay revancha.

Pero hablar de perder es algo muy… No sé, parece muy chiquito cuando hay algo gigante.

En términos estrictamente deportivos, Argentina ya se ganó su boleto al torneo Panamericano 2023 (a realizarse en Santiago de Chile) y, mínimamente, un lugar en el repechaje por la Copa del Mundo (quién finalice tercero en la Copa América saca pasaje directo a Australia – Nueva Zelanda 2023, y el cuarto va a repechaje, es decir, sigue con chances).

Pero lo gigante esta vez va por fuera de lo estrictamente deportivo. Primero (no por orden de importancia si no sólo porque pinta así), la semifinal entre Argentina y Colombia tuvo visibilización en muchísimos medios. Más allá de las notas, el encuentro fue transmitido en televisión por TV Pública y DirecTV y en radio por Relatores, Radio Nacional y DSports Radio. Y hubo, en todos esos espacios, voces de locutoras, comentaristas y periodistas femeninas. Ayelén Pujol, Laura Corriale, Romina Sacher, Bárbara Roskin, Natalia Mader, Lola del Carril, Ángela Lerena y más.

Pero algo aún más grande que eso pasó detrás de esas pantallas y detrás de la radio, ahí en todxs los que estuvimos siguiendo, alentando, en muchxs que por primera vez vieron un partido de la Selección Argentina Femenina.

En Santa Fe, La Diez realizó proyecciones de todos los partidos en un bar. En el triunfo 5-0 ante Uruguay retrataron a una veintena de niñas futbolistas de entre 8 y 13 años que estaban viendo por primera vez a la Selección femenina. “Concentración, asombro, emoción y pura alegría con la goleada, en una noche inolvidable”, escribió Ileana Manucci sobre lo que dejó ese encuentro.

Encuentros de ese tipo hubo en distintos puntos del país.

En Río Cuarto (y acá cuento lo último, pero lejísimos de ser lo menos importante), el puntapié del cuento lo dieron Ls Alberts FC (“espacio de encuentro de amigues que juegan y piensan el fulbito”, definido por Pía). Abrieron ese espacio de encuentro más allá y reunieron a más amigues, y a jugadoras de distintos equipos de la Liga Regional de Río Cuarto. Algunas rivales el día domingo.

Un proyector y un parlante. Comida, birra, música, aliento a la Selección, análisis del partido, análisis del juego, tercer tiempo… fulbito. “La verdad que, el fulbito, un modo de ser feliz”, dijo la Shula.

La bronca debe durar todavía en las jugadoras de la Selección, porque se sintió muy cerca la final. Pero desde Colombia capaz ni se imaginan o dimensionan todo lo que generaron en su tierra.

Por eso cómo vamos a hablar de perder. Esto es un triunfo, un triunfo por goleada.

Por Delfina Vettore, integrante de Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388