Encontranos

Deporte motor

De volante a navegante

Martín Herrera comenzó su carrera deportiva en el fútbol desempeñándose como mediocampista, manejaba la hoja de ruta del carril derecho en los planteles de Banda Norte y Ateneo Vecinos. Hoy todo eso lo hace en la butaca de acompañante del Ford Fiesta de Rally que conduce su hermano Francisco.

Publicado

en

Los hermanos Herrera se suben al auto para competir en el Rally Cordobés.

Desde hace un tiempo, los hermanos riocuartenses Francisco y Martín Herrera forman uno de los binomios más reconocidos del Rally Cordobés. Generalmente el que toma trascendencia es el conductor, aunque es esencial el trabajo de todo navegante, en este caso, el de Martín que llegó a los fierros luego de retirarse del fútbol.

No es un caso único el de Martín Herrera a lo largo de la historia, no fue el primer futbolista en pasarse a los fierros: el más conocido es el de Vicente “Tano” Pernía, el ex defensor de Boca Juniors consiguió 6 títulos con la “Azul y Oro”, estuvo en la consideración de César Luis Menotti en la previa del Mundial ‘78, y luego fue subcampeón con las 4 ruedas.

El “Tano” Pernía fue uno de los casos más emblemáticos que cambió de los botines a las cubiertas.

Los pasos del “Tano” fueron seguidos por sus dos hijos: Mariano Pernía, quien se inició en Independiente, pasó al Atlético Madrid, y disputó el Mundial 2006 para la selección de España. En las pistas compitió en el TC Mouras y TC2000.

Por su parte, Leonel Pernía no llegó a jugar al fútbol en primera división, su carrera se terminó en la reserva de Boca, pero es el más exitoso en el volante: bicampeón del Súper TC2000 y campeón de Turismo Nacional.

Martín Herrera siguió el mismo andar que los Pernía aunque en consonancia local. Cosechando títulos en el fútbol y también en el automovilismo. “Mochila” nació el 22 de mayo de 1984, y es el hermano mayor de Francisco, en la cancha  se desempeñó como mediocampista por derecha, tal vez por eso, más tarde eligió la butaca de la derecha para acompañar a “Pancho” por los caminos de las sierras.

Su trayectoria comenzó en Banda Norte, club con el que se consagró campeón del Torneo Clausura 2005 bajo la dirección técnica de Guillermo Guendulain, luego se trasladó a la vecina Liga Doctor Adrián Béccar Varela para defender los colores de Guillermo Renny de Wanceslao Escalante y regresó para formar parte del plantel de Ateneo Vecinos de General Cabrera con el que festejó el  Torneo Clausura 2009, nuevamente con Guendulain en el banco.

Herrera (cuarto parado de izquierda a derecha) fue campeón en Banda Norte.

Fue un jugador  todoterreno, como los caminos que recorre el Rally Cordobés.

Era un jugador de toda la banda. De gran recorrido. Mucho despliegue y disciplinado tácticamente, que pegaba el grito cuando pasaba al ataque o que asumía el control cuando tenía que relevar al “4”. En definitiva era el dueño de la hoja de ruta de todo lo que pasaba por su sector. Sigue inalterable en su labor.

“El automovilismo siempre me gustó, el fútbol es mi pasión y no lo he dejado de hacer nunca, he jugado de chico en clubes y hoy lo acompaño a ‘Pancho’ en los fierros. Es una adrenalina muy linda”, describió Martín.

La decisión que mostraba en la cancha y la firmeza con la que debe dictar las maniobras en el auto las aplica también para responder: “La verdad que he tenido excelentes compañeros y tengo muchos amigos que me ha dejado el fútbol, pero nada que ver con la relación que tenemos con ´Pancho´ arriba del auto”.

“El cambio fue rotundo y complicado, el fútbol me encanta, pero todo tiene su tiempo y su periodo, hoy encontré que el automovilismo me llena de satisfacción y sobre todo acompañándolo a mi hermano”, agregó.

“Mientras Martín jugaba al fútbol yo comencé a subirme a los autos como acompañante de Marcos Pirani en pista, en San Luis, con el esfuerzo de la familia compramos un (Fiat) 128 con el que comenzamos a correr en el 2008 en Córdoba Tierra”, recordó Francisco, sobre su vida mientras el hermano mayor le daba a la pelota.

En 2009 Martín Herrera pasó por Ateneo Vecinos, donde también dio la vuelta olímpica.

Luego llegó el paso de ambos por el enduro y más tarde el debut en el rally, “empezamos a correr juntos en una carrera en Villa Mercedes en el año 2016, y el siguiente año corremos la temporada completa en el Cordobés saliendo campeones de Superespeciales”, detalló Francisco.

Los “Hermanos Herrera”, tal se los denomina en el ambiente automovilístico, fueron terceros en la temporada 2018 y en la 2019, Martín fue campeón de navegantes y Francisco subcampeón de Pilotos.

En este 2020 terminaron terceros en la única carreara que se corrió antes de la llegada de la pandemia de Covid 19. Luego se presentaron en la fecha del CarX que se disputó en el Autódromo Parque Ciudad de Río Cuarto, “el circuito es excelente, porque hay curvas rápidas y lentas y lomas, venimos a divertirnos y tratar de estar lo más arriba posible sin romper el auto”, declaraba en aquella ocasión Francisco.

La relación entre el fútbol y los motores puede continuar con una larga lista de jugadores / pilotos, como Bruno Marioni o la participación en una carrera de TopRace de Roberto Abbondanzieri y Martín Palermo.

Más acá en la geografía se da el caso de Guillermo Saby, el aguerrido ex número 5 de Deportivo y Cultural Serrano, que hoy se desempeña en el TC4000 cordobés con una Chevy.

También podemos mencionar la temporada en la que en el TopRace se compitió con los autos pintados con los colores de diferentes clubes o el año en que ‘Cocho’ López se consagró en el TC2000 con el escudo de River en el capot de su auto.

Sin dudas el caso más emblemático es el de Juan Manuel Fangio, aunque siempre trascendió por sus victorias en las pruebas de Turismo Carretera y sus cinco títulos mundiales en la Fórmula 1, el “Chueco”, apodo que se ganó en las canchas, comenzó en 1925 en la tercera división del Club Estudiantil de Balcarce, su ciudad natal y al año siguiente pasó a Ferroviarios y en 1928 jugó en Sportivo Mitre.

Con 22 años debutó en Primera División, fue en Rivadavia con el que se consagró campeón en 1935, 1936, 1937 y 1938. Entre 1934 y 1938 fue titular en la Selección Balcarceña.

La liga organizó partidos amistosos para recaudar fondos y colaborar con Juan Manuel Fangio para que pudiese participar de las primeras competencias automovilísticas.

Sus inicios no son la única coincidencia entre el “Chueco” y el “Mochila”, tal como el riocuartense, el quíntuple campeón mundial jugaba de volante por la derecha, lo hacía con la camiseta 8, y por aquella época se lo denominaba insider derecho.

Fuentes: El Equipo, Infobae
Fotos: Al Toque e Infobae
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388