Encontranos

Fútbol

Dos que no paran

Días atrás veíamos como Ariel Ramírez Riascos y Germán Gigena se divertían con la nieve y continuaban con sus entrenamientos personalizados. Desde hace cuánto entrenan juntos, las causas por las cuales no se detienen y la importancia de otra salida laboral para el colombiano.

Iván Ortega

Publicado

en

Ramírez Riascos sigue entrenando en pleno parate.

Desde el 30 de abril que la Liga Regional de Río Cuarto se detuvo y suspendió provisoriamente todas sus competencias “hasta nuevo aviso”. La situación sanitaria, con masivos casos de Covid-19, muertes generadas por la pandemia, y la llegada del invierno provocaron que la actividad amateur y federada no tenga un horizonte certero.

Es por eso que varias familias que viven del fútbol chacarero se vieron obligadas a buscar otras alternativas para subsistir y tener una entrada ante la falta de la actividad. La mayoría de los clubes ha decidido cortar por lo sano y suspender los salarios a los protagonistas de cada domingo, porque las arcas institucionales no son las mismas.

En materia deportiva también se sintió el freno en las últimas semanas. Ante la prohibición de los entrenamientos presenciales de manera grupal: desmotivación, desanimo, desazón e incertidumbre son las primeras palabras que utilizan tanto técnicos como jugadores a la hora de explicar el momento.

Dos excepciones a la regla son Ariel Ramírez Riascos y Germán Gigena. Los futbolistas con presente en Toro Club de Coronel Moldes viven en la pensión de la entidad y le sacan el mayor provecho posible a las instalaciones. Tienen la cancha como el “patio de su casa”. Razón por la cual, desde hace más de dos meses entrenan de manera presencial en el estadio “azulgrana” bajo la coordinación de los trabajos enviados por el cuerpo técnico y con la disponibilidad de elementos que quedaron en el vestuario.

Día a día se los puede ver a los delanteros que tiene el entrenador Néstor Billalva realizando trabajos específicos en jornadas frías que presentó el invierno en el último tiempo.

Sigo entrenando por varias cuestiones, a mí desde lo personal me gusta mantenerme, quiero estar óptimo para cuando todo vuelva. Sumado a eso, el profe ha enviado los trabajos y yo trato de cumplirlos”, señaló el colombiano Ramírez Riascos.

Y detalló: “Como comparto pensión con Germán la mayoría de las veces trabajamos juntos, hay ocasiones que por mi horario de trabajo no coincidimos, pero generalmente es así. Por semana hacemos distintas cosas, hay veces que son trabajos de velocidad, de definición con pelota y otras de fuerza. El profe hace mucho hincapié en la fuerza para no perder masa muscular al no haber competencia”.

“Mientras pueda voy a entrenar, no me quiero frenar porque se pierde mucho ritmo. Además porque he sufrido varias lesiones y me había costado ponerme a tono con los demás. Ya no somos tan chicos, por ahí también pasa la cuestión de mantenerse”, afirmó el delantero.

Hace una semana un acontecimiento climático cubrió de blanco a toda la región. La nieve se hizo presente luego de 14 años de ausencia, y la gente aprovechó para salir a la calle a tomar fotos para registrar el hecho.

Ramírez Riascos y Gigena estuvieron a tono y también tuvieron la oportunidad de guardar los recuerdos en sus celulares. Aunque con la excepción de que estaban en pleno entrenamiento matutino.

Germán Gigena se animó a recibir, controlar y perfilarse para posteriormente definir con el arco vacío y festejar un gol simulando partido oficial. Quien lo filmó era su compañero de pensión y entrenamientos: Ariel Ramírez Riascos, quien recordó el hecho: “El día de la nevada le metimos para adelante, lo disfrutamos entre entrenamiento y alegría. El que más lo sufrió fui yo porque vengo de otro lugar mucho más cálido. En ese momento se hizo llevadero porque estábamos en pleno calentamiento, la cuestión fue posteriormente ja ja. Sentí mucho el frío, pero en ningún momento se nos pasó por la cabeza detenernos”.

La iniciativa de estos dos futbolistas es tomada de la mejor manera por toda la familia de Toro Club. El propio Ramírez Riascos aseguró que el cuerpo técnico se siente agradecido por la respuesta y la motivación que mantienen. Además, el colombiano rescató el gesto que tiene la dirigencia en pleno parate y falta de ingresos.

“El cuerpo técnico y la dirigencia sigue bastante motivada a pesar de este parate. Tengo que resaltar que los dirigentes se portan muy bien con nosotros y siempre nos ayudan, no sé si eso sucede en muchos lugares cuando la pelota se detiene”, dijo el colombiano.

Ariel no sólo se concentra en los entrenamientos, sino que también ha encontrado un puesto municipal como su principal fuente de ingresos. Desde hace nueve meses trabaja y recorre las calles de Coronel Moldes, en primera instancia lo hizo como preventor y ahora lo hace como inspector. El colombiano es uno de los tantos encargados en revisar que la gente cumpla con los protocolos sanitarios establecidos en los comercios.

Una salida. Una esperanza entre tanto parate del fútbol. Una entrada para el delantero. Y otra señal de que desde hace seis años ha encontrado su lugar en el mundo.

“Ahora, desde hace más o menos unos nueve meses, estoy como inspector municipal. Es algo que conseguí porque me tengo que sustentar ante la falta de fútbol. Hace unos seis años que estoy en Moldes y me gusta el lugar, ahora se me presentó este trabajo y no quiero dejarlo. Cuando vuelva el fútbol voy a intentar hacer las dos cosas. Gracias a Dios la gente lo recibe bien, están contentos por verme haciendo otra cosa. Nosotros los jugadores de afuera muchas veces somos mal vistos, porque se piensan que sólo venimos a jugar y juntar plata. Tengo que agradecer que surgió esta salida que me permite estar activo”, dijo el colombiano.

Alejados de las grandes luces, los delanteros de Toro Club siguen con la preparación física y mantienen sus mentes motivadas para tener un regreso a la altura de las circunstancias. Germán Gigena ya no tiene la responsabilidad de un ascenso con Estudiantes y la de pelear un torneo de B Nacional con Desamparados. Ramírez Riascos tampoco se ve obligado a deslumbrar con sus gambetas por las canchas del Federal B. Ahora ambos se entregan a la entidad de Coronel Moldes, que tan bien los viene tratando desde que la pelota se detuvo.

Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388