Encontranos

Fútbol

El ascenso del Fulham FC a la Premier League y un grito que resonó del otro lado del mundo

Gran parte del pueblo futbolero, por admiración a Marcelo Bielsa y su idiosincrasia, celebró el título del Leeds en la Champioship. Sin embargo, el ex arquero y actual titular de Deportes Río Cuarto, Martín Herrera, ensayó una mueca de sonrisa por el retorno a la elite británica del equipo en el cual atajó en la temporada 2002/03.

Publicado

en

El ascenso del Fulham dibujó una sonrisa en tierras riocuartenses.

Para muchos la dramática definición por el tercer ascenso a la Premier League inglesa pasó totalmente desapercibida. La atención del pueblo futbolero se circunscribió a la revolución causada por el éxito de Marcelo Bielsa y su Leeds en el Championship. En cambio, el compromiso decisorio entre Brentford y Fulham FC -sin presencias afectivamente cercanas- adquirió, para quienes no son asiduos seguidores de la segunda división británica, escasa o nula relevancia y atractividad. Sin embargo, la obtención del tercer boleto a la elite por parte de “los blancos” del oeste londinense generó una mueca de sonrisa del otro lado del mundo.

Fulham FC venció a Brentford y jugará la próxima temporada en la Premier League.

En Río Cuarto, a más de 11.200 kilómetros, Martín Herrera apretó el puño luego de que se consumara el triunfo 2 a 1 de su ex equipo en tiempo extra postergando el sueño del Brentford, que acumula 73 años sin jugar en la Primera División. El ex arquero y actual titular de Deportes Río Cuarto defendió la valla del club del distrito de Hammersmith fundado en 1879.

Fue en la temporada 2002/03, a la salida de su épico paso por el Alavés de España, club donde dejó una huella histórica en 1999/2000 (finalista de la UEFA Champions League) y cosechó el Trofeo Zamora de la Primera División de España (como mejor arquero de España) y el EFE (como mejor jugador iberoamericano de la Liga BBVA).

Los futbolistas, en general, afirman que en cada club por el cual transitan en su carrera profesional “dejan una parte de su corazón e historia de vida”. Es por ello que el guardapalos que colgó los guantes en Estudiantes de Río Cuarto en 2008 se unió -desde la lejanía- al ramillete de futbolistas que vivaron al defensor Joe Bryan, héroe al marcador los dos tantos con el que Fulham FC logró vencer a su rival y dejar atrás una temporada en el ascenso inglés.

Martín Herrera se transformó el primer arquero argentino en disputar la Premier League tras emprender un desafío personal: defender el arco que custodiaba el holandés Edwin Van der Sar, golero de primer nivel que venía de ser clave en la obtención de la Copa Intertoto de la UEFA con Juventus de Italia. Dejó la comodidad de la riqueza de los Países Vascos y partió al ostentoso James Smith de la grisácea Londres en procura de forjar su destino.

A la sombra del ex arquero del Ajax, no pudo afianzarse en la custodia del arco que reposa en el bello estadio del Fulham FC: el Craven Cottage. Una belleza arquitectónica de las más antiguas del mundo. Fue creada en 1896 y luce una estética singular que se asemeja a la estructura del court central de Queen’s, certamen tenístico que oficia de antesala de Wimbledon. Tiene capacidad para 25.700 espectadores, pero el dueño del club, Shahid Khan, destinó alrededor de seis millones de dólares para llevar a cabo obras y aumentar su capacidad a 29.600. Para ello debió comprar ¡parte del río Támesis!, con el que comparte uno de los laterales del recinto.

El bello estadio del Fulham FC: el Craven Cottage.

Los costos totales, según un informe de la prensa británica, incluyen el trabajo de reparación del muro del río, más una licencia de 125 años con la Autoridad del Puerto de Londres, por un valor de decenas de miles de dólares al año. Se espera que las remodelaciones del estadio más antiguo de la capital británica se completen en 2021. Desde su nacimiento en el condado de Gloucestershire hasta su desembocadura en el Mar del Norte, su paso por la capital británica es lo que convirtió al río Támesis en un icono mundial. Por sus bondades y atractivos a lo largo de sus más de 300 kilómetros transitó parte de la vida social y cultural de Martin Herrera durante los años 2002 y 2003.

 En esa temporada, el riocuartense que atajó en Boca, Atlanta, Ferro, Estudiantes de La Plata y Toluca de México integró el plantel del Fulham FC que logró la clasificación a la UEFA Champions League, tras vencer en una de las series definitorias de la Copa Intertoto. El club londinense entrenado por el técnico francés Jean Tigana venció al Bologna de Italia (5-3 el global) y accedió a la cita continental de segundo orden (en esa edición también clasificaron Málaga de España y el Stuttgart alemán). Herrera solo jugó un puñado de minutos, lo suficiente para valorar la experiencia vivida: “No se dieron algunas cosas en relación a la influencia de Franco Baresi como director deportivo, nosotros junto con el ‘Colorado’ (Facundo) Sava llegamos con la idea de tener más minutos, aunque Facundo los tuvo. La verdad que jugué muy poco, pero me llevé una experiencia muy importante»”, expresó en el Libro Centro Atrás (UniRío Editora, UNRC, 2018).

Martín Herrera atajó en Fulham entre 2002 y 2003. Fue el primer arquero argentino en atajar en Premier.

Lejos del río Támesis, la pulcritud y el orden europeo y la euforia de los “blancos” por el retorno a la Premier, la cotidianeidad de Martín Herrera está impregnada por la gestión de políticas deportivas de su ciudad natal, en un contexto de pandemia quizá más desafiante que aquella decisión que lo llevó a ser el primer arquero argentino en jugar en la élite del fútbol inglés.

Fuente: Libro Centro Atrás – Un desborde hacia lo profundo de la historia del fútbol de Río Cuarto y región
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388