Encontranos

Más deportes

El complejo panorama del vóley regional

Luego de los meses de parate por la pandemia, una de las pocas disciplinas que no fue habilitada para el regreso a las prácticas fue el vóley. En cambio, sí comenzaron los entrenamientos para la modalidad beach. La palabra de Julio Rivoira, presidente de la Asociación de Vóley Unión del Sur.

Publicado

en

Imágenes de una de las últimas competencias de vóley en la región: la Copa Avus 2019.

Noviembre encuentra, luego de largos meses sin actividad, a muchos clubes, instituciones y escuelas de la ciudad y región habitándose de nuevo. La mayoría de las disciplinas ya retornaron a las prácticas con cada protocolo correspondiente.

Diferente es el caso del vóley, uno de los pocos deportes que aún no fue habilitado en la provincia, al menos en su modalidad de salón. El COE central no aprobó protocolos de entrenamiento para una disciplina que -según los estándares internacionales- es una de las más riesgosas, pero junto a otras que sí fueron habilitadas.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Vóley Unión del Sur, Julio Rivoira, se refirió a la realidad que afronta el deporte: “El panorama del vóley es bastante complicado. Es uno de los deportes que no se habilitó aun en la provincia, por eso no cambió mucho el panorama respecto a algunos meses atrás”.

Una de las medidas que sí aprobó el COE Central fue la habilitación del beach vóley. A partir de esto, muchos jugadores se inclinaron a jugar esta modalidad: “Se juega con menos cantidad de personas y al aire libre. Si bien es distinto al indoor, al menos hay una alternativa para que la gente que practica vóley pueda hacerlo”, indicó Rivoira.

En Río Cuarto hay tres clubes donde se puede practicar beach vóley actualmente: Banco Nación, con Martín Becerra; El Malón, con Carlos Almeida y la Universidad, con Maxi Arballo. Hay que tener en cuenta que los “académicos” no pueden realizar aún trabajos en el campus.

En la región la situación es similar: “En General Cabrera y General Deheza va a comenzar también el beach vóley. Hemos visto en Deheza que hubo alguna práctica de vóley de salón, pero es el único lugar en la región que está trabajando esa modalidad. Algunos clubes de Río Cuarto hacen trabajos al aire libre, pero prácticamente nadie está entrenando el indoor”, afirmó Rivoira.

El beach vóley sí fue habilitado por el COE central para regresar a la actividad (Foto de archivo).

Ante la consulta al presidente de AVUS sobre la no habilitación de la disciplina aún, la respuesta fue clara: “Es una pregunta que me hago todos los días, y nos hacemos todos los que estamos vinculados al vóley, por qué la mayoría de los deportes están trabajando con o sin pelota y el vóley de salón no está habilitado aún. No tengo una respuesta, creo que hace rato podría estarlo. Otros deportes que están trabajando de manera individual, cuando pase el tiempo van a pasar a entrenar colectivamente al ser deportes de contacto, y el vóley tiene mucho menos contacto y sin embargo no se lo habilita. Hasta resulta un tanto incomprensible”.

Si bien en las escalas internacionales se catalogó al vóley como uno de los deportes con más riesgo de contagio, otros similares como el básquet o rugby ya regresaron a las prácticas y ejercicios individuales, mínimamente.
En el vóley puede haber contacto cuando dos o tres jugadores saltan a bloquear, o algunos se tiran a defender una pelota que cae entre dos, pero es mínimo. Tiene un espacio de 9×9 con seis jugadores que es chico, entonces uno intenta entenderlo por ese lado. Si uno compara con la interacción que tienen otros deportes, no terminamos de entender por qué no se habilitó el vóley de salón”, afirmó el presidente de AVUS.

Una de las últimas competencias del año pasado en cuanto al vóley de salón: la Copa AVUS.

De todas maneras, la posibilidad de entrenar en la arena está presente y habilitada. Muchos son los jugadores de indoor que pasan al beach en el verano, aunque según Rivoira también puede suceder a la inversa.

Las diferencias se dan por la superficie: “Genera un desgaste distinto jugar en una superficie inestable como la arena. Técnicamente algún golpe tiene otra ejecución. En lo competitivo, hay fundamentos que uno tiene que tener depurados, pero en este caso, para aprovechar el final del año después de no haber hecho nada, hay grupos recreativos que son más flexibles en cuanto al reglamento y se asemejan al indoor”, explicó Rivoira.

Las perspectivas para el vóley siguen siendo una incertidumbre: “Para el indoor, es un año perdido. Por eso me parece una buena alternativa la arena, adquirir cierto rodaje para que cuando arranque el calendario en marzo los jugadores estén preparados. No es lo mismo entrenar uno y otro, pero sirve para recuperar el tiempo perdido”, concluyó el presidente.

Fotos: Archivo Asociación de Vóley Unión del Sur
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388