Encontranos

Efemérides

El día en que El Cacique fue conquistador

Hace exactamente 25 años Los Incas coronó su proyecto futbolístico con el ascenso a la Primera División B. Un grupo de amigos inició la gesta en un bar de Achiras, Juan Bautista Otamendi la oficializó y el equipo pagó con creces en cancha. “La gente se sentía representada”, recordó el ex capitán Raúl Quiroga.

Publicado

en

A quince años del histórico ascenso de Los Incas a Primera B de Liga.

En épocas coloniales que se extendían por todo el territorio americano, los de menos armadura – aunque no menos coraje – eran los nativos nacidos en esta tierra. Ante la avanzada europea construían fortalezas para defender lo propio y con el correr del tiempo y el roce de los enfrentamientos se hacían de habilidad.

El Cacique jugaba un rol coyuntural como portavoz, moderador, o tomando decisiones sólo frente a situaciones apremiantes. Era el líder de la tribu y actuaba con firmeza en las asambleas indígenas. Pero antes de llegar a su rol de “privilegio” tuvo que hacerse en experiencia y jerarquía a base de sabiduría y superioridad.

Tal fue el caso de Los Incas de Achiras, cuyo apodo le calza como anillo al dedo. Un día como cualquiera (para los demás), a mediados de los ’90, un grupo de jóvenes amigos compartía un momento agradable en un bar de la localidad y cuan afán hablar de fútbol bajaron a tierra e idearon la futura fortaleza.

En pocos minutos se pusieron de acuerdo, el amor al club era inmenso, y fue así que trasladaron la idea a Don Juan Bautista Otamendi, en ese momento máximo directivo de la institución. Otamendi materializó el proyecto y Los Incas retornó a la actividad oficialmente. Iniciando desde la Primera C de Liga Regional de Río Cuarto.

Así como El Cacique que luego fue, el “Equipo del Pueblo” construyó poder dentro de la cancha, a base de resultados, buen fútbol y por supuesto: fortaleza en casa.

El abanderado dentro de la cancha era Raúl “Kiko” Quiroga, quien tras su paso por Toro Club de Coronel Moldes, retornó a la localidad serrana por cuestiones laborales. El delantero fue uno de los amigos del bar y el máximo artillero en el certamen.

“Éramos jugadores y a la vez hinchas y colaboradores. Tuve una temporada muy buena, finalicé con 28 goles, pero lo que más destaco es el grupo. Trabajábamos y nos manteníamos unidos, todo a pulmón, fue una experiencia hermosa que trasladó el entusiasmo a toda la gente del pueblo. Los hinchas nos seguían a todos lados”, recordó Quiroga.

Raúl Mentucci, histórico periodista achirense, fue quien acompañó domingo tras domingo al equipo conducido por Juan Ostertag.

“El mentor del proyecto causó un fervor en toda la gente del pueblo, se armó un hermoso equipo que jugó por amor a la camiseta. El plantel estaba conformado por chicos que trabajaban y estudiaban, incluso venían desde Córdoba porque estaban en la Universidad de allá”, indicó Don Raúl Américo.


“El mentor del proyecto causó un fervor en toda la gente del pueblo”

Mentucci, periodista achirense.

El Cacique finalizó tercero en la tabla de posiciones en su incursión por la C. Disputó dieciséis partidos, de los cuales ganó ocho, empató cuatro y cayó en los restantes cuatro. Es posición de privilegio (detrás del campeón Defensores de Alberdi y Unión de Mackenna) le permitió jugar la promoción por el ascenso ante el último de la B: Municipal de Holmberg.

La batalla era doble. Ida y vuelta. Primero en la fortaleza y luego de visita. Los Incas buscó hacer fuerza de local y mostrar su presencia.

En la ida fue empate en tres. Ivanovich, Ledheros y Martin Quiroga – primo de Raúl – anotaron para El Cacique, mientras que Roberto Cáceres, Daniel Bustos y Baigorria lo hicieron para el “Muni”.

Restaba la vuelta. A todo o nada en terreno municipal. “No éramos favoritos para nada, a nosotros nos solía costar en Holmberg. En Achiras nos matamos a goles, pero en cancha de ellos todo fue muy cerrado”, sentenció Quiroga.

Tal como avizoraba el volante, la revancha fue equilibrada y el marcador no se movió. Uno a uno en los 90 reglamentarios, en el alargue igual. La única solución llegó desde los doce pasos.

El Cacique de Achiras tenía que cambiar de roles mostrando el temperamento que lo hizo conocido. Esta vez tenía que salir a conquistar.

“El partido de vuelta fue cerradísimo, como todos los de la C en ese momento, pero Los Incas estuvo un poco mejor. En el segundo tiempo Ivanovich se erra un gol bajo el arco. En los penales nos salva el travesaño, en el primero y el tercero que patean ellos estrellan la pelota en el caño”, dijo Mentucci.

Fue victoria 4 a 3 en los penales. Ceballos, los Quiroga (Martín y Raúl), Lanfranco, Ivanovich, Cartelo y cía llevaron a lo más alto a Los Incas. El Cacique se calzó el poncho de líder y ascendió directo a la B. Aquel grupo de amigos finalizó lo que empezó.

“Me quedo con la imagen de la gente esperándonos a la vuelta, muchas personas emocionadas que te abrazaban, te besaban. La gente se sentía representada por el equipo porque éramos del pueblo, nosotros sentimos ese apoyo y nos tomamos un doble compromiso”, sostuvo “Kiko” Quiroga.

“Ese equipo se envalentonó, no sólo ascendió sino que también jugó la final en el ’96 con Herlitzka por el ascenso a la A. Terminamos de jugar esa serie en cancha de Atenas porque en Achiras hubo incidentes y nos sacaron la localía. Eso fue un factor clave porque en nuestra cancha éramos muy fuertes”, cerró.

Mucho más acá en el tiempo, hace veinticinco años, El Cacique que tiene la Liga Regional de Río Cuarto se convirtió en amo y señor en su localidad. Construyó la fortaleza en Achiras y salió a conquistar tierras vecinas. El premio mayor fue el ascenso.

Promoción por el tercer ascenso a Primera B – Partido de vuelta

Síntesis

Municipal de Holmberg 1 (3): Arrieta, Vélez, Lehaes, Cordeiro, Morales, Boccolini, Juárez, Moyano, Baigorria, Bustos y López. DT: Oscar Prizzón.

Los Incas de Achiras 1 (4): Ceballos, Giménez, García, Palacio, Arias, Lanfranco, Ledheros, Raúl y Martín Quiroga, Ivanovich, Cartelo. DT: Juan Ostertag.

Goles: 20’ pt Baigorria (M), 25’ Raúl Quiroga (LI).

Árbitro: Eduardo Villarreal

Estadio: Polideportivo municipal de Holmberg

Fuente: CEDAT (Centro de Documentación Al Toque)
Gráfico Al Toque
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388