Encontranos

Fútbol

El “lado B” de los Atletas Al Toque: Mellizas Lisa

Las hermanas voleibolistas pasaron su tiempo de cuarentena entrenando desde casa, con alguna incursión en exteriores. Con mucho tiempo para pasar juntas, encontraron nuevos aspectos para trabajar en su vínculo deportivo. Conocemos más sobre el día a día de las “mellis” Julieta y Agustina.

Publicado

en

Las mellizas Agustina y Julieta Lisa compiten desde pequeñas juntas y buscan proyección a nivel nacional e internacional.

Muchos atletas tuvieron que reinventar su manera de entrenar a causa de la cuarentena. Algunos, perdieron mucho teniendo en cuenta el deporte que practican -sobre todo si no podían disponer de elementos en su casa-. Otros, con la ayuda de los gimnasios donde entrenaban habitualmente, pudieron trabajar más los aspectos físicos.

Pero un caso particular, sin dudas, es el de las Mellizas Julieta y Agustina Lisa. Las atletas parte del equipo de Al Toque Sports Marketing corrieron con una gran ventaja: poder entrenar con su compañera de equipo durante la parte más estricta de la pandemia, dentro de casa.

Las “mellis” llevaron a cabo sus ejercicios dentro de casa, mediante videollamadas con sus entrenadores. No todo ha sido entrenamiento para ellas, ya que pudieron trabajar otros aspectos de su relación tanto personal como deportiva durante este parate competitivo.

– ¿Cómo manejaron los entrenamientos durante esta etapa?

– Agustina: No sabíamos muy bien, pero después el profe del gimnasio nos pasó lo que teníamos que hacer todos los días para ver los ejercicios. Al principio no hacíamos fuerza ni los entrenamientos intensos como veníamos haciendo, pero nos pudimos arreglar para hacer los ejercicios. El gimnasio nos prestó materiales y pudimos entrenar como hacíamos antes. Los primeros meses no podíamos hacer vóley, así que empezamos a trabajar aspectos más técnicos, que son más lentos y podíamos tocar la pelota. Después volvimos al predio donde entrenábamos hasta que regresamos a fase 1. Ahí nos tomamos diez días de descanso, hasta que volvimos el lunes pasado.

Las “mellis” entrenaron juntas durante la cuarentena, pero a distancia con sus entrenadores.

– ¿Cómo pudieron encontrar la motivación para continuar, sin competencias?

– Julieta: Si un año antes me decían que iba a estar un año entero entrenando en casa no lo iba a poder creer. Yo salía a las 7 de la mañana y volvía a las 9 de la noche, y era feliz. Estar en casa fue una gran diferencia, porque no podía salir como lo hacía habitualmente. Anímicamente me fui arreglé dependiendo de lo que sucedía, al principio tuve que aceptar que entrenaba en casa y de esa forma las dos salimos adelante poniéndole la mejor onda. No fue fácil y fue un cambio grande. No tenés al profe que te dice si lo haces bien o mal, era ver qué hacíamos nosotras con esas dudas y arreglárnosla solas. Para las sentadillas, como no teníamos donde poner la barra, usábamos dos mesas con libros. A mi me enseñó que entrenar puede hacerlo cualquiera, pero si no tenés los elementos o las cosas creo que es más el deseo de seguir entrenando lo que te permite hacerlo en cualquier lado. Desde lo anímico, fue medio desmotivador por lo que habíamos planificado para este año. Hubo muchos momentos medio difíciles, pero creo que pudimos enfrentarlos y seguir adelante todos juntos.

– ¿Ven una ventaja en el hecho de poder entrenar juntas más allá de la pandemia?

– Agustina: Creo que es algo muy favorable estar juntas. No sé cómo haría para entrenar sola como seguramente hicieron muchos a principio de la cuarentena, sin alguien que si estas cansado te aliente a seguir. Más allá del equipo, del profe del gimnasio y de vóley, Juli me da la ayuda. Es una motivación para poder decir una palabra, si estás mal le podés contar y después seguís entrenando. Más allá de que hacemos muchas cosas juntas, no nos poníamos a charlar mucho antes. Esto de la cuarentena nos unió como equipo, para acompañarnos en los malos momentos. Agradezco mucho poder entrenar con Juli, pienso en otras duplas de vóley que no pueden entrenar ni verse, entonces es favorable. Más allá de nuestras peleas, aunque eso nos pasa con o sin cuarentena (risas).

– Julieta: Ya de por sí sin la cuarentena estábamos juntas. Estar en casa la mayoría del tiempo es más lo que pasamos en el mismo espacio. Ese tiempo compartido que antes no estaba nos permitió ver de qué manera enfrentábamos los problemas, cómo lo pasábamos juntas. Si antes teníamos algunos conflictos, por ahí al pasar más tiempo juntas se intensificaba, pero de a poco pudimos mejorar todo eso, ver de qué manera comunicarnos. De mi parte entendí en qué momentos necesitaba una cosa y en qué momentos no. Nos unimos mucho.

Cuando llegaron las flexibilizaciones, las “mellis” volvieron a entrenar en su predio habitual.

– ¿Qué otras actividades realizan además de lo deportivo?

– Agustina: Me gusta mucho cocinar, siempre que Juli ve una receta en Instagram que le gusta me la pasa y trato de hacerla, en especial lo saludable para seguir acorde al entrenamiento. También algo que me gusta mucho es tocar la guitarra, voy a clase cuando puedo una vez por semana, y aprendí un montón. Es algo que me saca del vóley, es otra cosa distinta que te distrae. Juli hace piano, entonces tratamos de tocar canciones juntas y está bueno, es otra realidad. Tratamos de fusionar la guitarra con el piano y tocar juntas.

– Julieta: Siempre fuimos juntas al colegio, salvo en algunos años de la secundaria y la primaria, porque éramos gemelas y no podíamos ir juntas. El año pasado nos cambiamos y sí volvimos a compartir. Ahora que es todo virtual, no tenemos muchas clases por Zoom o videollamadas, sino a través de grupos de Whatsapp para consultas con los profesores. Así nos sacamos las dudas de los trabajos que ellos nos envían. Es complicado por esto de la virtualidad, un poco tedioso, no es la misma relación entre profesor y alumno, y tampoco podés ver a tus compañeros.

– ¿Qué objetivos se proponen para el resto del año?

– Julieta: Los objetivos que tenemos en realidad está basados en la esperanza de que este verano se va a poder jugar. Tenemos la suerte de que ahora han cambiado el representante de beach vóley de la Federación y lo conocemos. Él nos adelantó las ideas para hacer este verano: torneos regionales, provinciales y nacionales. La idea es prepararnos para el verano, que son los meses más importantes de competencia para nosotras, y ver qué torneos se presentan para poder tratar de jugar lo más posible. Nosotras tenemos la idea de proyectarnos a nivel internacional, creo que eso tendrá que ser planificado después porque con todo esto no se sabe muy bien qué es lo que va a pasar.

Fotos: Gentileza Mellizas Lisa
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388