Encontranos

Fútbol

“El mejor partido de la vida hay que cerrarlo hoy”

La expresión pertenece a Carlos Leonel Trucco, que desde México recuerda con nostalgia su paso por Estudiantes, se siente un hincha pese a la distancia y anhela un día histórico para el “celeste”.

Diego Borghi

Publicado

en

Desde el lejano México se oye una voz entrecortada por obra de la emoción que brota. La distancia no es obstáculo para una sincera manifestación de sentimiento que aún perdura, pese al incesante paso del tiempo. De aquél distante 1985 a este 2021 hay casi cuatro décadas, guerras, revoluciones, 9 de mundiales de fútbol, catástrofes climáticas, golpes de estado y una pandemia. ¡Vaya si pasaron cosas!

Sin embargo, la impregnación de la historia vivida en su paso por Estudiantes de Río Cuarto durante el ascenso y posterior disputa del Nacional de aquel año aún se manifiesta a flor de piel en Carlos Leonel Trucco. Ni los 6950 kilómetros de distancia, ni la disímil atmosfera que hoy contempla el desandar de la vida del ex arquero nacido en Balnearia (Córdoba), nacionalizado boliviano y radicado en México pueden obturar la emergencia de una emoción que desborda: “Estoy pendiente como hincha, me traspiran las manos”. El ex barbado arquero que custodió el arco “celeste” durante la última incursión en el fútbol de elite cuenta las horas para la consumación de la gran final ante Platense, esa que otorgará un boleto a la anhelada primera división del fútbol argentino.


Estudiantes en el Campeonato Nacional 1985.
Arriba: Roberto Mouzo, Ricardo Acevedo, Carlos Trucco, Mario Mentil, Diego Felizzia y Carlos Rosané.
Abajo: Víctor Crema, Mario Cariaga, Pablo Ortiz, Roberto Corro y Sergio Coleoni.
El DT de ese equipo era el recordado Jorge Omar Sturniolo.

Ataja como puede las pasiones que lo remontan en un barrilete de nostalgia a aquello que lo hizo feliz por esto lares. “En el pasado buscamos lograr cosas para que la gente se sienta identificada. Y esta identificación es linda, la verdad que es muy linda…”, Trucco marca un silencio demasiado extenso y reconoce: “La verdad que estoy muy emocionado porque me gustaría mucho ver a Estudiantes en la primera división. El mejor partido de la vida hay que cerrarlo hoy en cancha de Newell´s”.

La afloración de esa emoción encuentra una explicación, desde la razón, en lo complejo que es lograr aquello que sólo pudieron generaciones de futbolistas, cuerpos técnicos y dirigentes en la década del ´80. Conseguir trascender las esferas de lo local y provincial y generar identificación con la propuesta es algo que está reservado para algunos pocos. Amén de lo que termine sucediendo esta noche en el Estadio “Marcelo Bielsa” de Rosario, Estudiantes de Río Cuarto, después de mucho tiempo, encolumnó a la ciudad y la región detrás de un equipo de fútbol, de una idea, de un estilo, de un proceso. Y además provocó la naturalización del éxito. Los hinchas novatos de Estudiantes de Río Cuarto en la última década, y en especial en los últimos cinco años, disfrutaron de un estrepitoso ascenso a nivel nacional. Y lo asimilaron como parte de una normalidad que no es tal a la luz del derrotero histórico.


“Ese estilo que tiene este Estudiantes me trae buenos recuerdos. Es intenso, fuerte, dinámico… está para primera división”

Trucco sobre el equipo dirigido por marcelo vázquez

Dinamismo, ambición, verticalidad, juego asociado, respeto por la idea, versatilidad y adaptabilidad son algunos de los sellos distintos del linaje futbolístico de un Estudiantes que se ganó el respeto del ecosistema futbolero pese a ser un equipo debutante en la Primera Nacional. “Ese estilo que tiene este Estudiantes me trae buenos recuerdos. Es intenso, fuerte, dinámico… está para primera división”.

El anhelo de Carlos Trucco, ex arquero de la Selección de Bolivia en el Mundial de EEUU en 1994 y actualmente director de capacitación y desarrollo del fútbol del Grupo Pachuca, es el de toda la comunidad “celeste”. La concretización de ese anhelo está a 90 minutos. Otros 90 minutos determinantes para la historia del club. Como aseveraba el entrenador español José Antonio Camacho “cada partido es un acto de fe”. Se impone la creencia y convicción de revertir aquél agrio recuerdo de la final perdida ante Sarmiento de Junín en los penales. Allí está centrada la ilusión, en que el trayecto de la frustración a la gloria dure tan sólo dos semanas, tiempo suficiente para recorrer las rutas de desánimos, interpelaciones, esperanzas y euforias.

Gráfico: Al Toque
Foto: Al Toque / Archivo
Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388