Encontranos

Atletismo

Entre incendios y maratones

Fernando De Olmos es bombero voluntario y parte de los trabajadores esenciales que correrán la Maratón de los Dos Años la noche del 31 de diciembre. Luego de un año de arduo trabajo con la pandemia y los incendios en las sierras, el bombero representará a sus colegas en la tradicional carrera de fin de año.

Bruno Aricó

Publicado

en

El bombero Fernando De Olmos fue uno de los seleccionados para correr la Maratón de los Dos Años.

La Maratón de los Dos Años tendrá la próxima noche del 31 de diciembre su edición más especial hasta la fecha. La tradicional carrera estará dedicada a homenajear a los trabajadores esenciales de la pandemia.

Enfermeros, farmacéuticos, docentes, personal de las fuerzas de seguridad, entre otros rubros, estarán representados por atletas en los últimos minutos de este particular 2020. Luego de inscribirse, dos trabajadores de cada sector fueron sorteados para participar.



El 2020 no fue grato para muchos sectores. La pandemia golpeó económica y sanitariamente a la sociedad, y este último suspiro antes de comenzar un nuevo calendario es la oportunidad para muchos de los trabajadores de reivindicar su difícil labor

Uno de ellos es Fernando De Olmos. Él es bombero voluntario, tiene 31 años y hace 17 que es parte del cuerpo activo. Con una corta experiencia como atleta, De Olmos decidió inscribirse en la carrera tras pasar un año con varios altibajos.

El bombero fue uno de los primeros en salir a la calle cuando todavía no había un alma sobre ella. Las ciudades de todo el país, allá por marzo y abril, parecían en su mayoría abandonadas. Solo unos pocos continuaban patrullando y caminando las veredas desiertas, aquellos que debían hacerlo para que el resto pudiera quedarse sano y salvo en sus casas.

En un diálogo mano a mano con Al Toque Deportes a días de correr la Maratón, De Olmos se refirió a su costado como atleta, las vicisitudes que tuvo que atravesar durante el año y el simbolismo que representará la próxima edición de la carrera.

El bombero De Olmos, en pleno trabajo durante la pandemia.

– ¿Por qué decidiste anotarte para correr la Maratón?

– Este año, al ser muy particular con todo lo que se ha vivido, tenía la necesidad de correrla. Desde el primer momento que me anoté sabía que la iba a correr, me tenía mucha fe. También trabajo en Casa Grassi, en el rubro fúnebre. Tuvimos un año bravo, en cuanto a bomberos con el tema de los incendios y las emergencias, y con la pandemia en el medio con todo lo que implicaba. Al principio, era uno de los primeros que estaba con mucho miedo de salir a la calle, pero tenía que hacerlo, sabía que era bombero y que mi trabajo lo implicaba. Tenía miedo de llevar el virus a mi casa, por mi hija, son cosas nuevas que no sabes qué puede pasar. Después contraje el virus, lo tomé de la mejor manera posible, mi esposa fue asintomática y yo lo tuve muy tranquilo. Sentía la necesidad de correr la Maratón por todo lo que implica, es la maratón histórica de mi ciudad, en un año que es histórico a nivel mundial, entonces terminar este año y arrancar el que viene corriendo me pareció la mejor manera de hacerlo.

– ¿Ya tenías experiencia como atleta?

– En realidad, vengo corriendo hace un año y medio, pero más que nada fue una cuestión mía de arrancar a hacer algo, además de jugar al fútbol con mis amigos. Más que todo para ver si podía bajar de peso, pero no soy un atleta formado. Me empezó a gustar y salgo a trotar de vez en cuando, cuando se puede.

– ¿La Maratón de los Dos Años era un objetivo personal a cumplir?

– Cuando empecé a correr el año pasado me propuse llegar a la maratón que organizaba el Instituto Médico, nunca había corrido la distancia de 10 kilómetros y lo logré. Después empecé a tener entre ceja y ceja la Maratón de los Dos Años, me dije que si no era ese año que estaba preparado no la corría más. La corrí y llegué bien. Este año seguí con los entrenamientos en casa, me había anotado para una carrera en Alpa Corral que después se suspendió. No tengo la experiencia, pero este año no pude correr por la pandemia. Me seguí entrenando con rutinas y saliendo a correr. Apenas vi que iban a correr los trabajadores esenciales en la Maratón de los Dos Años pensé que era mi oportunidad. Hay muchos bomberos que corren, es una lástima que sea uno el que lo haga porque los chicos también se lo merecen, todos hemos trabajado igual y a la par. Me toca representarlos y espero hacerlo de la mejor manera posible.

De Olmos (a la izquierda), junto a sus compañeros de cuartel.

– ¿Qué te pareció la decisión de la organización de hacer esta carrera simbólica?

– La verdad que me genera una satisfacción y orgullo representar a bomberos y compartir la Maratón con gente que realmente ha estado durante este tiempo. Conozco a varios de los chicos que corren. Todo lo que sea esencial, la verdad que me pongo en el lugar de ellos porque realmente lo estuve, aunque desde otra labor. Siento que ha sido muy difícil en su momento salir a la calle, pensar que éramos esenciales y salir, no quedaba otra. Que se haya organizado la Maratón de esta forma, para homenajearnos, la verdad que me parece una actitud increíble por parte de la gente de Banda Norte.


“Por todo lo que implica esta Maratón para la ciudad, terminar el año y empezar el siguiente corriendo me parece la mejor manera de hacerlo”

fernando de olmos – bombero

– ¿Cómo fue el trabajo de los bomberos durante esta pandemia?

– Bomberos ha trabajado con los protocolos correspondientes. El cuadro de suboficiales, junto a los oficiales, organizaban los horarios de guardia. Al principio fue engorroso organizarse porque es una tarea voluntaria, entonces hay que rotar la gente, ver cuando se podía, no cruzarnos, fue medio complicado hacerlo con diferentes grupos. Sumado a esto, charlas por Zoom, porque no podíamos reunirnos. Todos tenemos otro trabajo aparte, entonces el esfuerzo del bombero voluntario es el doble. Es porque uno realmente lo quiere hacer y tiene esa vocación de servicio. Me parece que se organizó todo de manera adecuada. Hubo algunos contagios, pero no masivamente, fueron muy puntuales los casos que tuvimos. Fue un gran trabajo por parte de la jefatura.

El trabajo en plena pandemia: trajes, cascos y el infaltable barbijo.

– ¿Cómo evaluás tu año, entre el trabajo y el virus?

– Por ahí trato de ver más allá de todo lo malo, el lado positivo. Me entregaron mi casa propia, me enteré hace dos semanas que voy a ser papá. De mis seres queridos los que contrajimos el virus fue bastante leve, entonces no la pasamos tan mal. Si doy fe que hay gente que la pasó mal, que perdió familiares y es una lástima importantísima que uno vive, que se relaciona y ve en las clínicas. Fue un año raro, pero gracias a Dios el mío a nivel personal no fue tan malo.

– Si pudieras definir el trabajo de los esenciales durante este año, ¿con qué palabra lo harías?

– En realidad, siento orgullo por todos y soy un agradecido de ellos y de mis compañeros. Yo voy a representar al cuartel, pero siento un orgullo inmenso por aquellos que fueron a los incendios. Mientras todo ardía por la pandemia, también se quemaban las sierras, y los chicos fueron a combatir eso dejando sus cosas acá. Sobre todo, también hacer hincapié en la familia de cada bombero, que son los pilares fundamentales más allá de que nosotros vamos y demás, pero tenemos el apoyo de nuestras familias en casa, y ellos sufren igual que uno. Poder representar a bomberos en ese aspecto, es un agradecimiento y un orgullo.

Fotos: Gentileza Fernando De Olmos
Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388