Encontranos

Fútbol

¡Gol de Peñarol! Lo hizo Valentín Córdoba

El joven hipoacúsico de 12 años rompe barreras y se siente incluido en la familia del club cordobés. Vale es sordomudo de nacimiento, juega hace cuatro temporadas en la “Peña” e integra la Octava División.

Iván Ortega

Publicado

en

A través de redes sociales se difundieron imágenes en las que se observa cómo un niño de 12 años, hipoacúsico de nacimiento, se entretiene jugando a la pelota con su grupo de amiguitos. Con la complicidad de sus compañeros, con quienes ya adoptó “señas secretas” y gesticulaciones que sólo ellos entienden. El compilado fue compartido por el Club Argentino Peñarol de Córdoba, y rápidamente difundido, y viral (como dicen por estos tiempos) por un sinfín de usuarios. Pero, por qué obtuvo tanta repercusión.

Es que el hecho de que un niño con capacidades diferentes sea integrado y se desarrolle naturalmente con el resto siempre es celebrado. Valentín Córdoba es el protagonista principal de este capítulo, volante ofensivo de la categoría 2009 de la línea B de Argentino Peñarol, que posee una disminución auditiva que lo hace ser hipoacúsico.

Hace cuatro años que viste la camiseta de “La Peña”, anteriormente lo había querido hacer en otro club, aunque su condición siempre se trajo “el no primero”. En Argentino Peñarol lo incluyeron, se amoldaron a Valentín y desde el primer día fue uno más del resto.

Hasta ahí lo que podemos describir del joven, que con discapacidad auditiva juega al fútbol y “rompe barreras”. Y de acá para adelante lo que dicen los corazones de la gente que ha tenido la suerte de tenerlo cerca un ratito. Aunque sea esos minutos que dura el partido de fútbol y toda la magia previa y posterior a que juegue cada fin de semana. “Ni hablar de cómo se divierten en los entrenamientos”, dice Arturo Argüello, entrenador de la 2009 que compite por la Zona Bronce del torneo de Liga Cordobesa de Fútbol.

Valentín Córdoba, el niño de 12 años con discapacidad auditiva que juega en Argentino Peñarol.

En Argentino Peñarol hubo un trabajo mancomunado entre los profesores de fútbol Arturo Argüello, Mara Pedraza y Agustín Tombessi, los coordinadores Cristian Troncoso y Daniel Albornos, sus compañeros y toda la estructura del club. Además, fue fundamental Natalia Paschetta, del Centro Pueblo Azul, en su rol de profesora para enseñar lenguaje de señas.

Un gran ejemplo de lucha e igualdad. Un camino elegido y alas que crecen en el pequeño Valentín, que inconscientemente llena de felicidad a sus allegados.

“Nosotros cuando recibimos ‘al Vale’ estábamos llenos de dudas y teníamos ese desafío por delante de integrarlo con el resto. Para eso empezamos a ir a su escuela y al Centro Pueblo Azul, donde está Natalia, para aprender a comunicarnos con él, y lo cierto es que se hizo muy llevadero, porque los compañeritos fueron fundamentales. Teníamos ciertas dudas en cómo iba a recibir él a un grupo nuevo, a profes nuevos y cómo se iba a desempeñar dentro de la cancha”, asegura Arturo Argüello.

“Hoy en día los chicos se entienden a la perfección, el que queda atrás es uno. Entre ellos ya saben cómo dirigirse a Valentín, tienen sus propias señas y te diría que si los ves juntos ni te das cuenta cuál tiene discapacidad auditiva. Pasa mucho con los rivales, si no comentás que Vale es sordomudo, pasa desapercibido. Al igual que en los árbitros”, agrega el entrenador.

Valentín vive feliz dentro del club, cuando va a Peñarol sabe que va a pasar ratos de fútbol, amistad e integración. Refuerza su pegada con la derecha, su pierna hábil, y busca sonrisas complices con sus amiguitos. Todos en la entidad lo tratan como uno más, los profes aceitan sus indicaciones para que este volante ofensivo “no sea tan vago y se involucre en el retroceso”. Y su mamá Carolina explota de alegría por detrás del alambrado perimetral.

“Vale tiene una gran capacidad visual, se da cuenta de todo, es muy observador. Rápidamente sabe lo que tiene que hacer cuando entrenamos y entiende en la mayoría de los casos en lo que se equivocó. El equipo en el que juega Vale es muy solidario, muchas veces ha pasado que él queda de espaldas a nosotros y se nos imposibilita darle indicaciones, y en esos casos aparece el compañerito que está más cerca y con un par de señas lo ‘acomoda’”, dice Argüello.

“Nosotros estamos felices con Valentín, y la verdad nos sorprende que haya sido noticia en estos días, porque debe pasar por una total normalidad que un chico sordomudo pueda hacer lo mismo que el resto. Esto debe dejar de ser una noticia relevante y pasar a ser algo normal, porque todos podemos hacer todo, solamente hace falta proponérselo y que nos saquemos de encima los prejuicios  que tenemos como sociedad. A mis 57 años debo decir que es la primera vez que tengo esta experiencia y es algo que me voy a llevar de por vida. Ojalá, como dice su profesora, haya muchos Valentines en todo Peñarol, en toda Córdoba y en cualquier parte del mundo”, cierra el profe.


“Ojalá, como dice su profesora, haya muchos Valentines en todo Peñarol, en toda Córdoba y en cualquier parte del mundo”


El video que publicó Argentino Peñarol

Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388