Encontranos

Tenis

Gran semana para el tenis argentino en Europa

El riocuartense Franco Agamenone logró llegar a su segunda final consecutiva en torneos Futures, en el M-15 de Curtea de Arges, Rumania. Además, destacamos la actuación del mejor tenista argentino del momento, Diego Schwartzman, en el Masters 1000 de Roma.

Publicado

en

El tenista riocuartense sumó buenos resultados durante sus dos semanas en torneos Futures en Rumania.

El circuito tenístico regresó con toda su presencia en la gira de polvo de ladrillo europea. Los diferentes torneos Futures a cargo de la ITF y las competencias de la ATP pusieron en marcha el juego y junto a él, las clásicas medias ensuciadas de naranja.

En Rumania, Franco Agamenone continuó con la cosecha de buenos resultados. Tras llegar a la final del M-15 de Bucarest la semana pasada, repitió la instancia en el M-15 de Curtea de Arges.

El riocuartense, que representa temporalmente la bandera italiana en el circuito, venció en semifinales al ucraniano Vitaly Sachko (#538) por un marcador contundente de 6-1 6-3.

En la final del torneo, lo esperaba un joven croata de 19 años, Duje Ajdukovic -#513 del ranking mundial-. El partido comenzó muy favorable para el argentino, quien se llevó la primera manga por 6-2. Agamenone no pudo mantener el buen ritmo conseguido durante el primer set, y el croata pudo remontar para llevarse el título por 2-6 6-4 6-4.

Cabe destacar que, luego de un intenso parate competitivo, Agamenone viajó a Italia para formar parte del Circolo Tennis Lecce, un club de dicha ciudad, para disputar torneos interclubes. En Bucarest, alcanzó la final del torneo tras comenzar en la etapa de clasificación.

https://www.instagram.com/p/CFZg6SOgc9T/?igshid=ck8mvtf9d90q

Los buenos resultados de Agamenone le permitieron conseguir una entrada especial al cuadro principal en Curtea de Arges. Por llegar nuevamente a la final, el riocuartense consiguió otro acceso directo para el cuadro de su próximo torneo: el M-25 de Jablonec Nad Nisou, en República Checa. Allí enfrentará en primera ronda al holandés Jelle Sels, #366 del ranking mundial y octavo preclasificado del torneo.

Un pequeño gigante en Roma

En paralelo, el circuito ATP dio comienzo por primera vez a la gira de polvo de ladrillo europea después de la finalización del US Open. Con la reprogramación del calendario, Roland Garros quedó como el último Grand Slam de este particular año, y dará inicio a partir del próximo domingo. Previa a la cita máxima de la tierra batida en París, los mejores tenistas del mundo disputaron el Masters 1000 de Roma.

El argentino Diego Schwartzman (#15) pasó por semanas muy duras desde el reinicio de la actividad. Después de las duras eliminaciones en segunda ronda del Masters 1000 de Cincinnati y en primera rueda del US Open, el “Peque” viajó a Austria para competir en el ATP 250 de Kitzbühel, donde cayó en cuartos de final.

Con sensaciones encontradas, Schwartzman arribó a Roma en busca de una mejoría en su tenis. Llegaron victorias de alivio, ante el australiano John Millman (#43, 6-4 7-6) y el polaco Hubert Hurkacz (#31, 3-6 6-2 6-4) para encontrarse en cuartos de final con Rafael Nadal en su regreso al circuito.

En un encuentro vibrante, Diego Schwartzman jugó el mejor partido de su vida para eliminar al nueve veces campeón de este torneo. El marcador fue 6-2 7-5 en dos horas de partido en la noche romana. Fue su primera victoria ante la “Fiera” en 10 encuentros. Además, se convirtió en el primer argentino en ganarle a Nadal en su superficie predilecta, el polvo de ladrillo, en más de 7 años -el último había sido Horacio Zeballos en la final del ATP 250 de Viña del Mar en febrero de 2013-.

La alegría de Schwartzman luego de vencer al rey del polvo de ladrillo, Rafael Nadal.

El domingo el desafío fue ante el canadiense Denis Shapovalov (#14). El joven de 21 años llegaba a la capital italiana tras alcanzar los cuartos de final del US Open. Batallaron durante 3 horas y 15 minutos en lo que será, sin dudas, uno de los mejores partidos del año. La constancia de “Peque” prevaleció sobre la intensidad y agresividad del juego de Shapovalov. Punto a punto en el tiebreak definitivo, el argentino alcanzó la primera final de Masters 1000 de su carrera tras vencer por 6-4 5-7 7-6(4).

En una gris tarde de lunes en Roma, “Peque” saltó a la cancha en el partido más importante de su vida hasta ahora. Si ganaba el título, se quedaba con su primera corona de Masters 1000 y se posicionaría por primera vez dentro del top 10 del ranking ATP.

Sin embargo, en frente estuvo el n° 1 del mundo, Novak Djokovic, con un año casi perfecto en cuanto a su desempeño tenístico. Solo una derrota -por descalificación en octavos del US Open- traía el serbio encima. Schwartzman comenzó el partido con quiebre a favor, pero pronto Djokovic emparejaría el juego y se llevaría el primer set. En un alto nivel de juego, “Peque” no pudo aprovechar las chances durante el segundo parcial y el serbio se llevó su quinto título en la capital italiana por 7-5 6-3.

Más allá de la derrota en la final, las sensaciones que le quedan a Schwartzman son, quizás, las mejores de su carrera hasta el momento. El triunfo histórico sobre Nadal y la confianza retomada en su propio juego lo posicionan como un jugador a temer durante el inminente Grand Slam parisino.

Con una entrega de premios bajo la lluvia, “Peque” recibió el plato de subcampeón del Masters 1000 de Roma.

Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388