Encontranos

Fútbol

Jorge Vaca y Estudiantes, en busca de un trabajo que apunta a la excelencia

El preparador físico del “celeste” detalló los principales factores que puso sobre la mesa a la hora de asumir como colaborador de Seferino Flores. Se refirió al trabajo que harán esta semana, con el equipo con fecha libre en Primera Nacional, y lo que les falta para el máximo en rendimiento.

Iván Ortega

Publicado

en

Jorge Vaca y Estudiantes, en busca de un trabajo que apunta a la excelencia.

Asociación Atlética Estudiantes jugó el pasado sábado por la fecha 32 de Primera Nacional. Igualó sin goles con Gimnasia en Mendoza y así cerró su participación fuera del Antonio Candini en este 2021.

El próximo fin de semana tendrá fecha libre (jornada 33) y retornará a la competencia en el último capítulo recibiendo a Temperley. Así se despedirá de una pálida temporada, que lo posicionó como el equipo con más empates en la categoría, por debajo de mitad de tabla y lejos de los puestos de vanguardia.

En el medio de esos pobres números que entregaron las 33 fechas de la Zona A el equipo se vio afectado por el cambio de cuerpo técnico. Los primeros 24 partidos fueron dirigidos por Gerardo Acuña, quien intentó inculcar una nueva metodología de juego y otro sistema de trabajo técnico-táctico en la semana.

Desde Atlanta hasta Gimnasia de Mendoza, ocho partidos, Estudiantes estuvo bajo el mando de Seferino Flores, quien asumió como entrenador interino. “Chepe” debió conformar un nuevo cuerpo técnico: Claudio Ochoa y Silvio Dulcich se apuntalaron como asistentes técnicos, Matías Mellano llegó como videoanalista y Jorge Vaca se hizo cargo de la preparación física.

A partir de ese momento, el “león” no sólo cambió su fisionomía futbolística, sino que también se vio afectado por el trabajo físico-técnico semanal. Si bien el equipo aún tiene rasgos característicos del proceso anterior (de Acuña), ha ido mutando en rendimientos como consecuencia de otra metodología. La misma comenzó con una elevada carga física en su inicio y está logrando un acondicionamiento en el sprint final de la competencia.

Esa metodología apuesta a menos tiempo en las sesiones de entrenamientos, aunque apunta a un trabajo más intenso. Es decir que se elevan cargas en menor escala horaria.

Jorge Vaca, preparador físico de Estudiantes, brindó más detalles sobre el trabajo que viene realizando hasta el momento, habló de intensidades y lo que le falta al equipo para lograr un pico.

El cordobés es Coaching Ontológico, psicólogo deportivo y PF, registra un pasado en Belgrano de Córdoba y conformó el cuerpo técnico de Darío Franco en sus experiencias por San Luis Quillota de Chile y Olmedo de Ecuador. Aunque ya tenía un conocimiento previo del mundo Estudiantes por haber estado en diferentes reuniones en el año 2015, cuando Hugo Mattea (ex Belgrano) era el técnico del “león”.

“Con Estudiantes el vínculo comenzó con un amigo como Hugo Mattea en el 2015, en ese momento llegué al club y después por diferentes situaciones no pudo darse. Aunque continué con buena relación con la institución y Alicio Dagatti. Tengo mis respetos hacia un club que apuesta a un proyecto sostenido y un lindo modelo. Ese fue uno de los motivos por los cuales me decidí por afrontar este desafío”, dijo Vaca.

“Tengo mis respetos hacia un club que apuesta a un proyecto sostenido y un lindo modelo”, dijo Vaca sobre Estudiantes.

– ¿Con qué plantel se ha encontrado?

– Nos encontramos con un buen grupo, un lindo plantel, que estaba bien con el cuerpo técnico anterior y muy predispuesto al trabajo. En este caso pretendíamos una impronta más ofensiva, ‘Chepe’ apuesta a un juego más directo, no tanto un juego asociado hacia atrás, y con el arco enfrente mucho más puesto en la cabeza. A partir de ahí analizamos algunos patrones y supimos hacia dónde apuntar.

– ¿Y hacia dónde fueron?

– Con la ayuda del club, que incorporó algunas herramientas de trabajo fundamentales, fuimos derecho a mejorar las altas intensidades, todo lo que tiene que ver con desplazamientos de velocidades altas en sprint. Desde ahí trabajamos y en líneas generales modificamos y adaptamos a los jugadores a otro tipo de trabajo. Lo hicimos en plena competencia, algo que no es fácil, pero estamos conformes por la predisposición. Buscamos reducir los tiempos de pausa y hacemos un entrenamiento más corto en el tiempo, pero más intenso. Son 4 tiempos que utilizamos: 120, 100, 90 y 70 minutos, en función de los días de la semana. Es todo tiempo vivo de entrenamiento, por más que después estemos 3 horas en el predio. El entrenamiento en sí es intenso, el tiempo libre se lo utiliza como pausa y/o descanso.

– ¿Notó un grupo fatigado física y mentalmente?

– Seguramente que con una pretemporada, por intermedio de este trabajo sostenido, el rendimiento físico va a mejorar. Porque además de estas cargas físicas lo que hay que priorizar es el descanso del cuerpo y mental. Este grupo llegó a finales y no tuvieron casi pretemporada, no obstante estamos conformes, porque el equipo redondea mejor intensidad durante muchos minutos de partido. Hemos sostenido niveles que otros equipos no han podido, y hablo de clubes que están peleando arriba. Eso nos permite tener un grupo que empieza a construir algo muy bueno.

Menos carga horaria y más intensidad: el nuevo trabajo físico del plantel de Estudiantes.

– ¿El trabajo físico muta dependiendo el partido?

– No ha cambiado la dirección de trabajo, si bien hay diferentes escalas por el fixture que nos tocó, no buscamos preparar un partido diferente a otro. Lo que hicimos en un momento fue aumentar cargas en los primeros partidos, lo hicimos desde Atlanta hasta Nueva Chicago. Si no lo hacíamos en ese momento hubiéramos estado sin resto contra Almirante, Belgrano y San Martín de Tucumán. Consideramos que fue una buena elección, no sólo por el hecho de que en algún momento lo teníamos que hacer, sino porque también el grupo respondió ante rivales de mucha jerarquía en la categoría.

– ¿Esta carga e intensidad ha tenido consecuencias, como lesiones?

Han habido algunas lesiones en cuanto a sobrecargas musculares que se refieren a contracturas y sensaciones de fatiga. Lesiones como rupturas fibrilares o desgarros no hemos tenido, el único fue (Javier) Ferreira que tuvo una torsión en un rondo y fue una lesión ligamentaria. Sí, hay que decir que los jugadores que no han tenido tanta competencia y se han sumado a estas cargas que hacen los demás que vienen con ritmo sí tuvieron ciertas molestias. Pero en líneas generales el trabajo que se hace desde lo físico los ha beneficiado.

– ¿A qué apuntan en esta semana, con Estudiantes con fecha libre?

– Esta semana no vamos a bajar intensidad. Decidimos acompañar las altas intensidades con el proceso de fuerza, esta semana nos centraremos en esa acumulación del trabajo de fuerza. Se hará para mejorar los niveles y hacer que el rendimiento sea más eficiente.

Este preparador físico que sumó Estudiantes señala que la velocidad de desplazamiento es de fundamental importancia. Las distancias recorridas, por un jugador X, durante un encuentro tienen un rango que va de entre 10 y 30 metros a pura velocidad con ciclos interrumpidos. Los volúmenes registrados en equipos de primera división de nuestro país marcan que durante un partido se llega a recorrer un volumen de hasta 400 mts. a toda velocidad. “Estudiantes estaba en un número de sprint de 150 metros en un partido, equipos top como Belgrano están en 320. Hoy en día nosotros estamos en 290 y subiendo”, cerró Vaca.

El plantel de Flores trabajó esta semana en las instalaciones del Centro 11, donde realizó tareas de activación y reducido. Este jueves hizo práctica en el predio Aimar y durante el fin de semana se trasladará al estadio para práctica de fútbol.

En relación a bajas, Javier Ferreira se recupera favorablemente de su distensión ligamentaria de rodilla, Ibrahim Hesar hace lo propio tras una molestia que lo marginó del partido ante Gimnasia y el juvenil Federico López será intervenido quirúrgicamente luego de la rotura de ligamentos sufrida.

Fotos: Estudiantes
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad







Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388