Encontranos

Fútbol

La dinastía Payero, una historia de familia

Por estos días, los medios nacionales hablan de Martín Payero, el joven nacido en Pascanas, quien se encuentra con la delegación de la Selección Sub-23 que jugará los Juegos Olímpicos y fuera recientemente transferido al fútbol inglés. Sin embargo, su apellido, en la localidad de la Liga Beccar Varela, tiene una larga historia que repasamos junto a su padre José.

Iván Ortega

Publicado

en

La dinastía Payero, una historia de familia.

En la mayoría de los pueblos de tierra adentro hay dos clubes, con las excepciones lógicas de cada caso. En algunas localidades, una sola entidad deportiva aglomera a todo el pueblo y hay que salir a buscar clásico a la urbanización más cercana. En otras, las menos, hay más de dos.

En un pueblo con dos clubes que practican fútbol, la división es fácil: simpatizás por uno u el otro, el club del centro o el del barrio, en del sur o el del norte, el de un lado u otro de la vía, como sea que se dé el reparto. Por lo general cuando alguien cae en una familia que pertenece a uno, estará destinado a llevar ese color en el corazón de por vida.

Así transcurren los años y cada apellido es identificado con uno de los clubes del pueblo, puede que algún descendiente decida cambiar de vereda y entonces pasará la vida aclarándole al resto de la sociedad que es de esa familia, pero que no del mismo club.

Al momento de buscar los comienzos de Martín Payero uno se da con la novedad de que vistió las camisetas de las dos entidades de Pascanas: La “rojinegra” de Independiente y la “alba” de Atlético.

Lo curioso, es que el nuevo refuerzo del Middlesbrough inglés es el quinto futbolista de la familia, y todos cruzaron de una vereda a la otra. La historia comenzó con el abuelo Doncel quien fue campeón con ambas escuadras de los torneos de la Liga Doctor Adrián Béccar Varela.

Los que peinan canas en la zona, cuentan que fue el mejor de todos, empezó jugando en Independiente y luego pasó a Atlético. Doncel Payero jugó “en Independiente y en 1951 pasó a Atlético, allí fue campeón en el 51, 52 y 53”, comenta su hijo José en diálogo con Al Toque Deportes, y luego de pedir un tiempo para chequear las fechas con sus familiares.

Doncel jugaba de 5, posición que heredaron todos sus descendientes hasta la aparición de Martín como enganche.

El más conocido por la zona fue papá José, el “Negro” Payero también jugó en los dos clubes del pueblo, pero además estuvo en el histórico plantel de Argentino de Monte Maíz que se consagró campeón Provincial, derrotando en la final a Centro Cultural Alberdi de Río Cuarto, y una temporada en Estrellas Recreativas de Jovita.

Sus inicios fueron en el “albo” y tras el paso por la Liga Roca volvió para vestir la “rojinegra”. Fue dos veces campeón con Atlético y una con Argentino de Monte Maíz. Por aquellas épocas también jugó Eduardo Rodolfo Payero, hijo de Doncel, hermano de José y tío de Martín. Como los demás Payero, vistió la camiseta de los dos clubes de Pascanas y ganó 2 títulos con el Atlético.

José Payero en su paso por Estrellas Recreativas de Jovita (Primero agachado de derecha a izquierda).

En la tercera generación familiar, el primero en aparecer fue Ezequiel Payero, el hermano mayor de Martín, además de haber cumplido con la costumbre familiar de defender los colores de las dos entidades locales, estuvo un largo tiempo en las inferiores de Instituto de Córdoba y luego pasó por distintos clubes de los torneos Argentino A y B.

“Ezequiel hizo las inferiores en Independiente y se fue a los 12 años”, cuenta José de su hijo mayor, quien estuvo en la “gloria” cordobesa hasta las puertas de primera división.

Martín, el quinto integrante de la dinastía Payero inició sus pasos en Independiente, “paralelamente jugaba la Liga Baby de Villa María y a los 6 años comenzó a ir a diferentes torneos con Instituto”, destaca su padre.

José agrega que el menor de sus hijos, “con 8 años es visto por River Plate y lo incorpora para participar en diferentes torneos a lo largo del país”. Cuando cumplió 12 fue fichado por el “Millonario” en sus planteles de AFA.

José Payero y sus hijos Ezequiel y Martín.

“A los 14 empezó a extrañar, se volvió al pueblo y se incorporó a Atlético hasta los 16, allí fue compañero de su hermano”, prosigue relatando el andar de su hijo.

“Luego se fue a Banfield, debutó en Primera, pasó 6 meses a Talleres”, agrega José para repasar la parte más conocida de una historia que comenzó hace muchas décadas de la mano de su padre Doncel.

Luego llegó el regreso al “Taladro”, el subcampeonato de la Copa ante Boca, “entre medio una citación a la (selección) Sub-20 donde entrenó una semana y se lesionó, esta citación y ahora el pase a este club inglés (Middlesbrough) que ni el nombre me sale, ja ja, todo muy rápido”, cierra José.

La pregunta que estuvo latente durante toda la charla, salió antes de la despedida: Los Payero, ¿Son de Independiente o de Atlético?

“No sé si me identifico con uno de los clubes, mi papá sí se identificó más con el Atlético, pero nosotros no te sabría decir con exactitud”, salió del compromiso José, con más habilidad que su hijo ante un defensor rival.

Redacción Al Toque
Gráfico: Al Toque
Fotos: gentileza José Payero

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388