Encontranos

Tenis

La muñeca olímpica

El último atleta argentino en ganar de manera individual dos medallas en Juegos Olímpicos consecutivos. Un león que se despertaba cuando de competencia de este nivel se tratase. El épico pasar sobre el césped de Wimbledon, en Londres 2012 y la revolución del carnaval, en Rio 2016.

Bruno Aricó

Publicado

en

Juan Martín del Potro, ganador de dos medallas olímpicas.

Juan Martín del Potro es el último atleta argentino en ganar medallas en dos Juegos Olímpicos de manera consecutiva. Bronce en Londres 2012 y plata en Rio 2016. Hace unas semanas, la “torre de Tandil” anunció que, debido a una nueva recuperación que emprende, no llegará en condiciones a disputar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020+1.

Un recuerdo vívido de la historia del deporte argentino. Todos recordamos algo de aquellas consagraciones de Del Potro. Ambas historias son bien diferentes. Del Potro revolucionó todo a su alrededor a través de partidos que quedarán grabados en los libros grandes del tenis.

Detalle no menor, en estos relatos nos encontraremos con viejos conocidos, protagonistas de otras tramas, pero sin dudas los mejores tenistas de la época: Roger Federer, Novak Djokovic, Rafael Nadal y Andy Murray. Ningún camino en la vida de “Delpo” fue fácil, mucho menos el “albiceleste”. En este punto de la historia, el tandilense aun no consiguió la Copa Davis, ganada por Argentina en noviembre de 2016.

Dos escenarios contrapuestos: el césped bien conocido de Wimbledon, en las afueras de Londres en 2012; y el ambiente de carnaval que tiñó Rio de Janeiro en 2016. Dos Del Potros también diferentes, con presentes desiguales. A continuación, la heroica participación olímpica de Juan Martín del Potro.

Un terreno conocido

Wimbledon es la cuna del tenis mundial, y por primera vez fue escenario de un evento olímpico. El Comité Olímpico Británico decidió que las pruebas de tenis en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se disputaran en el All England Club.

Del Potro, en el preciso instante en que gana la medalla de bronce en Londres 2012.

Semanas antes, en el Campeonato de Wimbledon propiamente dicho, Roger Federer se consagró campeón de su sexto título en el césped londinense, tras derrotar en la final al “local” Andy Murray. Juan Martín logró llegar hasta octavos de final, donde lo derrotó en sets corridos el español David Ferrer.

Tres semanas después, ya con la gira norteamericana iniciada, los tenistas tuvieron que readaptarse a la superficie de césped una vez más.

Del Potro comenzó su proeza olímpica con victorias cómodas ante el croata Ivan Dodig y el italiano Andreas Seppi. Ya enfrentando a preclasificados, despachó al francés Gilles Simon (#12) y el japonés Kei Nishikori (#16), a la postre medalla de bronce en Rio 2016 y candidato a revalidar presea de local en Tokio.

Las semifinales del tenis en singles masculino de Londres fueron épicas. Por un lado, Andy Murray venció a Novak Djokovic con un doble 7-5 y se aseguró una medalla para la delegación británica, que había quedado decepcionada por su caída en la final de Wimbledon. A posteriori, Murray ganaría la medalla dorada y al año siguiente, su primer título en el Grand Slam londinense.

Federer y Del Potro, un abrazo eterno luego del extenso set final en las semifinales.

Por el otro lado, Del Potro y Federer reeditaban un duelo muy particular entre ambos. Tres años antes, el tandilense cortó la racha de cinco títulos consecutivos del suizo en el US Open, le remontó la final y consiguió su primer y único trofeo de Grand Slam. “Su Majestad” llegaba a Londres como campeón reinante en Wimbledon.

Fue el sexto enfrentamiento entre ambos en ese 2012, con todas victorias de Federer. La semifinal olímpica no sería la excepción, pero quedará marcada a fuego en la memoria del tenis argentino. Federer venció a Del Potro en el partido más largo a tres sets de la historia del tenis: 4 horas y 26 minutos de duración, con marcador 3-6 7-6(5) 19-17 en favor del suizo.

El podio olímpico del tenis en singles masculino de Londres 2012: Murray (oro), Federer (plata) y Del Potro (bronce).

El último día de competencia, Del Potro fue a buscar la medalla de bronce ante Novak Djokovic, en un duelo que se repetiría en su siguiente encuentro olímpico cuatro años después. El tandilense derrotó al serbio por 7-5 6-4 y consiguió la primera medalla en singles masculinos para el tenis argentino en su historia.


“Es difícil hablar, es impresionante. Hoy, lloro de felicidad. No sé cómo salí a jugar hoy, no entiendo nada”; “Lo que más contento me pone es que la Argentina tenga una medalla. Antes de venir acá dije que sería histórico ganar una, hoy la tengo conmigo y nadie me la va a sacar. Después de tres años, vuelvo a hacer historia”

Juan martín del potro luego de lograr la medalla de bronce en londres.

Sambódromo y lágrimas de emoción

En los Juegos Olímpicos de Rio 2016, el carnaval brasileño acaparó las sensaciones de todo el evento olímpico. Sin dudas, unos Juegos diferentes a las ediciones anteriores en Beijing y Londres. Un evento bien latinoamericano.

Del Potro finalizó la temporada 2015 en el puesto 590 del ranking mundial, luego de atravesar su segunda y tercera operación en su muñeca izquierda en los últimos dos años. El año 2016 se encumbraba como un nuevo renacer para “Delpo”, quien regresó a las pistas en el torneo de Delray Beach, en Estados Unidos.

Ya para la previa de los Juegos, Del Potro adquirió rodaje. Llegaba tras su primer gran batacazo del año, eliminar en segunda ronda de Wimbledon al n° 5 del mundo, Stan Wawrinka. En la siguiente ronda caería ante el francés Lucas Pouille y ponía totalmente su foco en Rio de Janeiro.

Su última “víctima” olímpica fue Novak Djokovic por el bronce en Londres. El primer día en la Villa Olímpica de Rio, se anunció que sería rival de Del Potro en primera ronda. Al respecto, un periodista le consultó a Djokovic mientras firmaba autógrafos a otros atletas de la villa. Cuando el serbio se enteró que su camino hacia la medalla dorada comenzaría con el argentino, su cara no pudo ocultar la peligrosidad del desafío que sabía que implicaba.

Djokovic felicita a Del Potro luego de su victoria en primera ronda en Rio 2016. (Okan Ozer/Anadolu Agency/Getty Images)

“Nole” conserva aun un último gran objetivo en su carrera tenística: ganar la medalla dorada olímpica. Rio parecía ser el escenario ideal para esta hazaña, sin rivales de fuste a la vista que compitieran en su nivel, salvo las presencias de Nadal y Murray, siempre acechando.

En el Centro Olímpico de Tenis de Rio de Janeiro, se dio una de las jornadas más emocionantes de los últimos Juegos en la primera noche de competencia de la disciplina. Del Potro derrotó al n° 1 del mundo por un doble 7-6, luego de haber pasado prácticamente dos años sin actividad tenística. 2 horas y 27 minutos de un partido intenso desde los números y la calidad del juego de ambos. Icónica es la imagen de Djokovic abandonando el estadio, con lágrimas en sus ojos, pidiendo “perdón” a los fanáticos y a su propio país. El sueño debió postergarse hasta el inminente Tokio 2020+1.

El serbio no pudo ocultar su tristeza y decepción: llegó a Rio como el máximo favorito a la dorada y se fue en el primer partido.

Luego quedaron atrás en el camino el japonés Taro Daniel, el portugués Joao Sousa y el español Roberto Bautista Agut. A un partido de asegurarse medalla, el escollo fue Rafael Nadal, campeón olímpico en singles en Beijing 2008 y que ganaría el oro en dobles en Rio. Otro partido de dimensiones inconmensurables para un Del Potro que ya llegaba fatigado: fue el primer torneo que desarrolló en su totalidad luego de las últimas cirugías.

5-7 6-4 7-6(5) en un tiebreak para el infarto fue el marcador que le permitió al tandilense asegurarse una presea en Rio despuésde más de 3 horas de juego. Sería la segunda de su carrera, con la chance de buscar el oro. Algo que nadie, ni siquiera el mismo “Delpo”, imaginaba antes de comenzar los Juegos. Al mismo tiempo de su partido contra Nadal, la Selección Nacional de Básquet le ganaba un partido épico en el clásico a Brasil, con un triple de “Chapu” Nocioni sobre la chicharra final. Zapping permanente para ver cómo la bandera argentina era gran protagonista de los Juegos.

Nadal, otra de las víctimas del tandilense en Rio. El español se quedaría inclusive sin medalla de bronce.

La final puede quedar en un capítulo aparte. Un Del Potro desgastado enfrentó al campeón reinante Andy Murray, quien revalidaría la medalla dorada obtenida en Londres en otro partidazo para la historia: más de 4 horas con resultado final 7-5 4-6 6-2 7-5 a favor del escocés. La definición, disputada al mejor de cinco sets, estuvo plagada de momentos emocionantes de la “Torre de Tandil”, quien inesperadamente hizo sudar más de la cuenta a un Murray que llegaría al n° 1 del mundo en octubre de ese año.

Una medalla plateada que fue un regalo del deporte para un tenista que no tuvo mucha suerte en cuanto a las lesiones en su carrera. Este gran impulso le permitiría llegar hasta los cuartos de final en el US Open (donde todo el Estadio Arthur Ashe ovacionó a su campeón de 2009), tomarse revancha de Murray -ya n° 1- en la serie de semifinales de Copa Davis como visitante en Glasgow y finalizar un año de ensueño con la coronación del torneo internacional en Zagreb, ante Croacia.

El podio de Rio 2016: Murray (oro), Del Potro (plata) y Nishikori (bronce).

Hoy “Delpo” no dirá presente en Tokio para buscar una tercera medalla de forma consecutiva, pero los hitos deportivos que le dejó al tenis y a todo el país se mantendrán para siempre. Una persona que siempre llevó la albiceleste en la piel, y cuando tenía estampada la bandera nacional en el pecho, jugaba como ninguno.

Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388