Encontranos

Hockey

Las bases de la preparación física del hockey “verde”

Universidad Nacional de Río Cuarto transita la séptima semana de entrenamientos presenciales, después del largo parate. En charla con Al Toque Deportes, el preparador físico Guillermo Oste comentó sobre el trabajo llevado durante todo este proceso atípico para cualquier equipo. “Obviamente al no haber trabajo de cancha durante un tiempo prolongado, el trabajo físico fue el prioritario”, expresó el PF.

Publicado

en

“Lo que estamos viendo es una pérdida de la capacidad de resistencia. Eso lo esperábamos”, analizó el PF.

Técnico, táctico, físico, mental. Cuatro de las bases de un entrenamiento en cualquier deporte. Sin embargo, durante los últimos meses, el gran protagonista fue el trabajo físico. “Obviamente al no haber trabajo de cancha durante un tiempo prolongado, el trabajo físico fue el prioritario”, expresó el “profe” Guillermo Oste. El parate deportivo por la pandemia Covid-19 modificó los calendarios y las formas de entrenar. Fueron meses atípicos para el deportista, donde uno de los objetivos fue mantenerse bien físicamente para cuando llegue la hora de volver.

Guillermo Oste es el preparador físico del hockey de la Universidad Nacional de Río Cuarto. En charla con Al Toque Deportes, el “profe” sentó algunas de las bases de su trabajo, tanto durante la cuarentena como ahora en el regreso paulatino a los entrenamientos presenciales.

El “verde” transita ya su séptima semana entrenando en la cancha del Polideportivo Municipal n°2.

– Si bien hace muchos años que estás encargado de la preparación física del hockey de la Uni, ¿cómo fue tu trabajo durante los meses de parate deportivo por la pandemia?

– Indudablemente, el hecho de hacer bastante tiempo que soy el preparador físico de la Uni en hockey, eso me benefició por un lado por el tema de la pandemia, ya que conozco muchos profes que recién entraban a los planteles en otros deportes y les fue muy difícil porque no conocían a los jugadores y demás. Tuvieron muy poco tiempo de interacción para poder trabajar. En mi caso, al conocer mucho a las chicas y a los chicos, no sucedió. No obstante, no fue nada fácil. Acá tenías dos opciones. La opción uno, que tomaron la mayoría de los preparadores físicos, fue hacer clases directas por zoom. Y la opción dos, que fue la que tomamos creo que la minoría, fue pasar los planes de trabajo y que los jugadores responsablemente lo hicieran. Yo tomé esa decisión. Porque creo que si no hay responsabilidad, no tiene sentido verte obligado a estar presencial en una clase de zoom, donde también todo es limitado. A mí me benefició mucho estar hace bastante tiempo con el equipo. Sabía que el compromiso y la responsabilidad estaban.

– ¿Crees que ante el impedimento del trabajo en cancha la parte física tomó un rol aún más protagónico estos meses?

– Es una pregunta de múltiples respuestas y de múltiples miradas. Nosotros, por una decisión ya desde nuestro equipo de trabajo y de idiosincrasias propias, tenemos muy en cuenta durante todo el año la preparación física. No es que cuando empieza el campeonato la dejamos. Básicamente, son dos miradas. Una que hace un fuerte trabajo en pretemporada basado en tomar una base y después descargar muchísimo la parte física en campeonato. Otra mirada es donde la preparación física es una parte importante del trabajo durante el año. Mi mirada o mi vereda de pensamiento y de trabajo es apuntada a la segunda opción. He pasado por un montón de opciones y creo que es la más acertada. Obviamente al no haber trabajo de cancha durante un tiempo prolongado, el trabajo físico fue el fundamental y prioritario. Pero nuestra mirada durante el año es una mirada integradora entre la parte física y la parte técnico-táctica. Con un componente físico bastante importante. No obstante, en cuanto a la pregunta, al no haber un componente de cancha, el trabajo físico pasó a ser el único.


“Obviamente al no haber trabajo de cancha durante un tiempo prolongado, el trabajo físico fue el fundamental y prioritario. Pero nuestra mirada durante el año es una mirada integradora entre la parte física y la parte técnico-táctica”


– Sin esa motivación que da jugar todos los sábados, ¿cómo trabajaste también la parte motivacional como preparador físico?

– La parte motivacional en realidad se la dimos a un coach, que fue Franco Barreda. Él nos ayudó muchísimo con esto. De hecho, con Lucho, técnico de la línea A, y Ale Ortíz, técnico de la línea B, hicimos coaching con él antes, que no lo pudimos terminar porque nos agarró la pandemia. En lo motivacional directo con las chicas nos ayudó mucho “Franquito”. En mi caso, al no ser especialista en esto, lo motivacional fue basado en toda la programación que nos había dado Franco cuando lo hicimos con él, y nos ayudó mucho con las charlas a ellas.

– ¿Que priorizaste durante los meses de entrenamiento en casa?

– Lo primero que hicimos fue hacer un pequeño relevamiento de que tenían, con que disponían las chicas en casa en cuanto a elementos. Por ejemplo, para hacer gimnasio. También con qué espacio físico disponían para correr. Nos encontramos con una disparidad bastante grande porque algunas no tenían nada, otras tenían elementos, otras no tenían espacios físicos porque vivían en departamentos y no podían correr. En función de eso empezamos a tomar decisiones generales. Trabajar con los elementos que tenían en casa, y trabajar la fuerza con cargas livianas pero ejecutadas a máxima velocidad.

"Con las chicas hubo una deserción, sobre todo las inferiores e infantiles, pero con la gran mayoría seguimos."
El “verde” regresó hace siete semanas a los entrenamientos.

– Sobre la vuelta a los entrenamientos presenciales, ¿cómo viste a las jugadoras? ¿Y qué priorizas para trabajar ahora?

– Terminamos el viernes pasado la sexta semana, y lo que estamos viendo es una pérdida de la capacidad de resistencia. Eso lo esperábamos. Pero particularmente he notado una pérdida de la capacidad de trabajo a alta intensidad en las jugadoras que tenían altas velocidades en los tests. En las jugadoras que no tenían tan altas velocidades eso no se nota tanto. Nosotros divísimos el trabajo en objetivos semanales, priorizando o la fuerza o la resistencia, para no hacer entrenamientos concurrentes. Vamos semana a semana dándole prioridad a cada cosa. Cuando damos prioridad a la fuerza, esa semana damos mantenimiento a la resistencia, y a la próxima semana invertimos.


“Lo que estamos viendo es una pérdida de la capacidad de resistencia. Eso lo esperábamos”


– ¿Desde el cuerpo técnico hay expectativas de jugar, aunque sea partidos amistosos a corto plazo?

– Desde el cuerpo técnico tenemos mucha expectativa por jugar, ya sea en el corto o mediano plazo. El problema es que, si nos podemos a ver por ejemplo la Primera Nacional de fútbol fue postergado. Y estamos hablando del fútbol que es el deporte madre en nuestro país. En los deportes de menor envergadura es muy difícil llegar al corto plazo a tener partidos formales. Pero nosotros no perdemos la expectativa de que autoricen a los partidos. Yo entreno también a varios ciclistas de Río Cuarto que quieren correr, que andan muy bien pero no hay carreras. Es medio complicado el panorama actualmente para poder ilusionarse con algo. No queremos crear en las chicas una falsa ilusión. La expectativa de jugar sí, pero también al mismo tiempo somos muy conscientes de que la realidad nos dice que hoy por hoy no hay una fecha puntual.


“La expectativa de jugar sí, pero también al mismo tiempo somos muy conscientes de que la realidad nos dice que hoy por hoy no hay una fecha puntual”


Foto: Marcelo de la Torre Fotografías
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388