Encontranos

Fútbol

Mario Kempes: el tesoro argentino no reconocido

Para los fanáticos del fútbol, ​​la imagen de Kempes celebrando sus goles en la final de la Copa
del Mundo de 1978 quedará grabada indeleblemente en sus cerebros. Pero pocos le dan la
verdadera importancia a uno de los mejores cracks de la historia.

Publicado

el

Mario Alberto Kempes Chiodi, «El Matador», nació en julio de 1954 en Bell Ville, su primer club fue el Instituto de Córdoba, donde debutó a los 18 años en 1973.

Durante su tiempo en el Gigante de Arroyito, Kempes fue seleccionado por el director de la selección nacional Vladislao Cap para la Copa del Mundo de 1974 en Alemania Occidental. «El Matador» debutó internacionalmente en 1973 y, apenas un año después, aparecería en el escenario más grandioso de todos a pesar de ser todavía un adolescente.

El año 1976, Kempes se unió al Valencia, aquel año se vio al explosión de Mario Alberto inmediatamente, ya que se alzó con el codiciado premio Pichichi, premio que se le otorga al goleador de la temporada con 24 goles.

En la campaña previa a la Copa del Mundo de 1978, Kempes retuvo su corona de Pichichi con 28 anotaciones. El delantero llegaba en estado de gracia al Mundial que justamente organizaba Argentina.

La calidad y el perfil de Kempes llevaron al entrenador Cesar Luis Menotti a abandonar su política de seleccionar únicamente jugadores nacionales para el torneo local. Cinco años después de su debut con La Albiceleste, el escenario estaba listo para brillar.

Quizás era comprensible, los nervios, el peso de las expectativas de un régimen militar bajo fuego y una población que necesitaba un impulso moral lo que hizo que Kempes comenzara el torneo lentamente.

Con la codiciada camiseta número 10 y ocupando un papel de mediocampo ofensivo central, Kempes inicialmente tuvo problemas en la primera fase de grupos, con todos los partidos disputados en El Monumental de River Plate. Sin embargo, El Matador cobró vida en Rosario, lejos de la agobiante presión de la capital.

En el partido inaugural de la segunda fase, Argentina venció 2-0 a Polonia. La Albiceleste culminó con un empate sin goles ante Brasil en el partido siguiente. La posterior victoria de la Selección sobre Polonia significó que Argentina se acercaba al partido final y necesitaba derrotar a Perú por al menos cuatro goles para pasar a la siguiente fase.

En un juego que ha quedado en el folclore de la Copa del Mundo, Argentina ganó 6-0 en un contexto de intimidación, turbios acuerdos intergubernamentales de aquellos años.

A pesar de las controversias, Kempes se destacó a medida que avanzaba el torneo, cobrando vida cuando importaba, el sello distintivo de cualquier gran jugador.

Posteriormente, también fue nombrado Futbolista Sudamericano del Año 1978, sucediendo a Zico.

Su brillantez y su potente capacidad para marcar goles le aportaron una gran cantidad de premios individuales, pero quizás justificaron un mayor éxito colectivo durante su carrera en el club. Teniendo en cuenta que ganó el premio más grande de todos.

Uno de los sitios más destacados para apostar

Ingresa a Codigospromo.com.ar e infórmate sobre el proceso de registro en las distintas plataformas de apuestas deportivas, sus promociones y la variada cantidad de juegos que existen.

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388