Encontranos

Fútbol

Nicolás Flores: “Es un momento de felicidad absoluta”

El DT de 25 de Mayo de Italó contó cómo vivió la final, el entretiempo en el que perdían 1 a 0, la definición por penales y la reacción de un pueblo que tuvo que esperar más de 100 años para gritar campeón. Además, la promesa que terminó en un tatuaje colectivo.

Publicado

el

Pasaron 93 años desde la fundación de la Liga Departamental Roca hasta la tarde del domingo 10 de diciembre de 2023, fecha que quedará grabada a fuego en la historia del Club 25 de Mayo de Italó, en la que consiguió dar su primer vuelta olímpica oficial.

Curiosamente, el club del pueblo de unos 1500 habitantes (600 de ellos estuvieron en Jovita presenciando la consagración) se impuso en un torneo organizado en 1929, un año antes de la creación de la Liga, momento desde el cual tuvo 5 finales perdidas hasta el pasado domingo cuando pudo romper la racha.

La historia cuenta que 25 de Mayo fue fundado el 3 de junio de 1922 por un grupo de jóvenes y su denominación fue alusiva a la Revolución de Mayo, cuyo 112º aniversario se había celebrado pocos días antes.

Elegido el nombre, los colores que identificarían a la novel entidad, estaba claro que serían celeste y blanco como la bandera nacional. Sin embargo, dicen que cuando fueron a comprar las telas para confeccionar las camisetas, no consiguieron celeste y tuvieron que conformarse con la combinación albiazul que los identifica hasta estos días, y con los que su hinchada vistió la tribuna local de la cancha de Deportivo Moto Kart de Jovita donde se disputó la tercera final por el título ante su clásico, Independiente Ranqueles de Huinca Renancó.

Uno de los artífices de la consagración fue Nicolás Flores, no solo por haber sido el DT que los llevó a la gloria, sino porque hace 2 años, cuando el club estaba en dudas de hacer fútbol, fue uno de los integrantes del “Consejo del Mate”, un grupo de amigos entre los que decidieron que, en el centenario de la entidad, 25 debía hacer fútbol. Ese proceso terminó con el momento más importante de la historia de la entidad, todos prometiendo tatuarse el mate, la estrella y la fecha de la final.

Es un momento de felicidad absoluta, sobre todo viendo la cara de la gente grande cuando terminó el partido, durante la semana y los reconocimientos que han hecho en el pueblo. Uno ve a las personas mayores que se emociona mucho y eso choca porque uno sabe que lo han peleado durante tantos años en el club más humilde de la liga”, cuenta en sus primeras horas post título Flores.


“Uno ve a las personas mayores que se emociona mucho y eso choca porque uno sabe que lo han peleado durante tantos años en el club más humilde de la liga”


El joven DT que hizo sus primeros pasos en esa profesión dirigiendo a Rosario FC de Río Cuarto, en tiempos en que la carrera de Agronomía lo había sacado de su Italó para depositarlo en el Imperio.

“Esto fue muy familiar por la ayuda que he tenido de parte de mi hermano y mis viejos, y venimos festejando todos los días”, contó el jueves cuando empezaba a caer la tarde, mientras esperaba turno para tatuarse la promesa por el título.

Luego de empatar 1 a 1 en Huinca Renancó, volvieron a igualar, en ese caso 0 a 0 en Italó por lo que el juego definitorio se trasladó a la cancha de Moto Kart, donde empezó ganando Ranqueles, y tuvo que enfrentar en el entretiempo un vestuario que estaba perdiendo 1 a 0. “Esta fue nuestra sexta final, y en el campo de juego tenía a 3 jugadores que estuvieron en las 5 anteriores (todas perdidas) así que la palabra fue creer y el pedido, luchar hasta el final”, dijo sobre el diálogo de ese momento.

Flores -izquierda-: “Esto fue muy familiar por la ayuda que he tenido de parte de mi hermano y mis viejos”.

“Veníamos de un gol de pelota parada, pero estábamos jugando bien, habíamos pegado 2 tiros en los palos, tuvimos un mano a mano y la pelota no quería entrar. Pero era quedarnos con eso, o seguir insistiendo hasta que la suerte caiga de nuestro lado”, contó.

“No era fácil, estaban todos mirándome a ver qué les podía decir y muy bajoneados”, detalló sobre lo que pasó en esos 15 minutos. Aunque explicó la levantada: “Gracias a Dios se nos dio el gol de entrada en el segundo tiempo y eso nos hizo cambial la cabeza”.

Recordó que “En la final del primer campeonato (En el Apertura fue subcampeón de Recreativo Estrellas de Jovita), dejamos de luchar 15 minutos antes, cuando nos hicieron el 3 a 1, y lo que les dije es que lo peleáramos hasta el final, se hizo hincapié en lo mental”, aseguró.

Sobre el momento de los penales contó que lo vivió junto a su sobrino, (defensor del equipo) en la tribuna ya que ambos estaban suspendidos por haber sido expulsados en la segunda final: “Sufriendo, pidiendo, haciendo promesas, creyendo y mirando al cielo por mi abuelo que era futbolero. Pasaron un montón de cosas y acá estamos festejando”.

De todas esas promesas contó: “Ahora estoy a punto de entrar a hacerme un tatuaje, soy anti tatuajes, pero lo habíamos prometido con el grupo de laburo. Quedan varias más que obviamente las voy a cumplir a todas, porque creo mucho en la fe y sé que eso ayudó”.

Ya posicionándose en el análisis futbolístico del equipo, dijo: “En el primer campeonato del año pasado (Apertura 2022) no clasificamos, en el segundo (Clausura 2022) fuimos primeros y perdimos en cuartos de final; este año, con un equipo muy joven, de 22 años de promedio, que fue de menor a mayor, en el que no mucha gente creía, en el primer campeonato (Apertura 2023) fuimos cuartos y llegamos a la final ante el primero que fue Estrellas y nos ganó. Ahora con prácticamente el mismo grupo, fuimos segundos y llegamos con la presión de haber demostrado de ser un gran equipo, en los cruces de cuartos y ‘semi’ se pasó muy bien”.

El plantel de 25 de Mayo campeón.

Luego se refirió a los 3 partidos de la final: “Tuvimos muy buenos primeros 30’, nos pusimos en ventaja, tuvimos un penal a favor que erramos y después se emparejó, nos empataron y fue una serie muy pareja entre los que habíamos salido primero y segundo”.

En cuanto a la principal virtud, sostuvo que: “Fue el juego, lo hemos mejorado mucho, siempre atacando, y por ser un equipo joven eran medio inconscientes de los que jugaban y por su inocencia los llevó a jugar con mucha personalidad y terminó siendo la clave”.

Finalmente se refirió a cómo vive Italó desde el domingo: “Uno en la cancha ve a la gente que va siempre, lo que no se imagina es la cantidad de gente que lo escucha por radio, que apoya y sufre aunque no los ves en la cancha y nos cuentan lo que sufrieron y las promesas que han hecho; y ver gente de 80 o 90 años llorando y agradeciendo me impacta bastante”.

En los próximos días el club decidirá si juega el Torneo Provincial de Clubes de Primera División mientras que Flores definirá si continúa siendo el DT o no. Mientras tanto, Italó sigue de fiesta.

Fotos: gentileza Nicolás Flores
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388