Encontranos

Fútbol

Perú – Argentina, en medio de una crisis política social

La Selección dirigida por Scaloni jugará en tierras incaicas por la cuarta fecha de Eliminatorias Sudamericanas, donde se produjeron destituciones presidenciales, renuncias, protestas, muertes y casi un centenar de heridos. El fútbol no está ajeno, aunque desde las Federaciones anunciaron que el partido se juega este martes.

Publicado

en

Latinoamérica viene siendo castigada continuamente con caos político que afectan de lleno a la sociedad toda. Los primeros casos ocurrieron en Brasil, Paraguay, Chile y Bolivia, donde produjeron una serie de protestas y marchas sociales en contra de las decisiones gubernamentales que se toman en los distintos Congresos Constitucionales.

El último caso, aún vigente, es el de Perú, que atraviesa una situación convulsionada por lucha política, incidentes y violencia. Todavía hoy, el país que limita con el Pacífico, vaya paradoja, no tiene presidente.

El conflicto surgió luego del juicio político y la destitución del presidente Martín Vizcarra por “incapacidad moral”, tras ser acusado de recibir una coima en el 2014 cuando era gobernador de la región Moquegua y mantener negocios directos con la empresa Odebrecht, un conglomerado brasileño de negocios en los campos de la ingeniería y la construcción.

Tras la destitución, por parte del Congreso, del presidente democráticamente elegido, quien asumió funciones fue el ultraderechista Manuel Merino. Por tal motivo, la gente salió a las calles para manifestarse en contra de la designación y en las últimas horas se vivió una violenta represión en las inmediaciones del Congreso en Lima, que dejó un saldo de al menos 2 muertos, 94 heridos y 63 personas desaparecidas, según un comunicado de los organismos de derechos humanos y fuentes hospitalarias.

Merino, muy duramente criticado y expuesto como el ejemplo de la política que los peruanos quieren desterrar del país y por las constantes presiones políticas de quienes lo habían llevado al poder, decidió renuncia a su cargo este domingo.

Merino presidió por seis días en Perú. Las fuertes protestas sociales y presiones internas lo obligaron a dejar el cargo.

La renuncia del congresista bajó la tensión social en Lima. Aunque, si bien las protestas mermaron su furia en las calles, no hay presidente vigente en Perú. Incluso se le denegó la opción a Rocío Silva Santisteban, quien se había presentado como única lista en la mesa congresista para tomar el mando temporalmente.

Este lunes habrá nuevos movimientos en relación a los destinos políticos sociales de Perú. Se estima que haya presidente y todo vuelva a la normalidad.

El fútbol no queda ajeno a toda esta situación. No sólo porque lo más próximo de la Selección que dirige Ricardo Gareca recibirá a Argentina, sino porque también en el torneo local hubo manifestaciones al respecto.

 Sporting Cristal se mostró fervientemente en contra de la asunción de Merino. Así lo demostró su once inicial este sábado frente a Binacional. En el momento de la foto protocolar de la formación cambiaron la clásica pose de frente a la cámara y decidieron pararse de costado, mirando al Congreso.

La Selección peruana también se sumó a las protestas. Lo hizo en la derrota de visitante en Chile por la tercera fecha de Eliminatorias. Los jugadores peruanos posaron con los brazos entrelazados para representar la unión entre compatriotas en este complicado momento institucional.

Desde este fin de semana se abrió un nuevo capítulo: el del partido de local ante Argentina. La renuncia de Merino alimentó la chance de que este martes, a las 21.30, se juegue el partido en condiciones normales. Desde la Federación local y CONMEBOL dieron garantías. Es por eso que los de Scaloni viajarán este lunes, no entrenarán en Perú y directamente afrontarán el compromiso por la cuarta fecha de Eliminatorias.

Si bien hay garantías previas, Perú aún debe elegir nuevo presidente. Todo un detalle. Eso será determinante porque si es electo alguien con afiliación a Merino podría desatarse una nueva ola de protestas en las calles. El partido de la Selección se oficializará mediante un comunicado.

Pablo Wehbe, abogado, docente universitario y especialista en política internacional, realizó un repaso y dejó su perspectiva en referencia al panorama sociopolítico incaico.

La destitución de Martín Vizcarra por “incapacidad moral”

– “El juicio político es contradictorio, presupone la prueba y posibilidad de defenderse. En Perú no sucede esto, ahí está la posibilidad de moción de vacancia, donde un grupo de 17 diputados puede presentar un escrito diciendo que el presidente tiene incapacidad moral, término que jamás fue delimitado por la Corte Constitucional de Perú. A partir de ahí hay que juntar 86 votos en el plenario del Congreso, que tiene 130 miembros, para proceder a declarar la vacancia, pero no se cita al presidente ni se juntan pruebas, sólo se dice que está sospechado de hacer negocios con la empresa Odebrech. De esa manera se entiende que Vizcarra está ‘incapacitado moralmente’, con 109 votos aprueban dejar vacante la posición y asume quien había presentado la moción de vacancia. Ése hombre es Merino, quien o casualidad había logrado el acuerdo de varios sectores políticos a través de la promesa de cargos, ministerios y gerencias de obras públicas. Eso desató una serie de protestas que terminan con dos muertos en la noche del sábado”.

Protesta en las calles y caos político

– “Merino renuncia por pedido de los mismos que quienes lo erigen al cargo de presidente, pero debe volver a ejercer en su cargo anterior que es la de presidente del Congreso. Por lo tanto, no hay ni presidente ni mandatario en la mesa del Congreso”.

“Hoy en día todo es incertidumbre. Hasta Vizcarra puede pedir solicitar reponerlo en el cargo, al pedir que le definan qué es incapacidad moral y no haya comprobación alguna. Merino es derecha, precisamente ese fue uno de los más fuertes argumentos por los que no se votó a Rocío Santisteban para presidenta del Congreso, sosteniendo que se iban a ir inversiones”.

El futuro

– “Hay que hablar de la manera en que en América Latina se utilizan las estructuras jurídicas para derrocar gobiernos constituciones, en algo que se conoce como golpes blandos. Los pueblos no lo limitan a una formalidad de cuatro años, eso deben entender los políticos que dicen ‘váyase a su casa y no moleste más’. Como dijo un poeta uruguayo: ‘si no se abren las puertas, el pueblo las sabe abrir’ y vaya si las abrió en Perú”.

Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388