Encontranos

Fútbol

Qué fue de la vida de Maxi Ractoret, el 10 que brilló en Ateneo y hoy trabaja en Acción Juvenil

El escurridizo mediocampista tiene 35 años, se retiró hace tres temporadas y ya piensa en la proyección como entrenador. Encontró su lugar en el mundo en General Cabrera, aunque es formador en la “vereda de enfrente”. “Sin dudas que me pongo, los jugadores revulsivos siempre son claves en los equipos”, dice el bonaerense.

Iván Ortega

Publicado

en

Qué fue de la vida de Maxi Ractoret, el 10 que brilló en Ateneo y hoy trabaja en Acción Juvenil.

Nació hace 35 años en Bernal, aunque desde que se acuerda vivió sus mejores épocas de la infancia en Wilde. Llegó hace más de una década a General Cabrera y marcó a fuego su paso por Ateneo Vecinos. Aunque su carrera en la Liga Regional dio un giro impensado y hoy “se gana la vida” en Acción Juvenil de General Deheza.

“Hubo cierto enojo de la gente de Ateneo, incluso me intentaron convencer y me preguntaban cuánto iba a ganar. Pero no pasaba por ahí, veía cierto desgaste y buscaba el cambio de aire. Yo sé que el hincha de Ateneo no está enojado, porque sabe que le entregué todo desde que llegué al club, incluso hay viejos dirigentes que siempre me entendieron”, dice Maximiliano Ractoret.

Le decían, y le siguen diciendo, “El Pitu” por su estatura y físico reducido al metro cincuenta.

Ractoret tenía una pegada excelsa y, obvio, el porte de jugador de elite: con distinción para moverse por la cancha y con mucha técnica para acariciar la pelota. Le quedaba bien la 10. Muy bien. Le queda bien además la humildad innata de su personalidad. Maxi no es de “acá”, pero con el correr de los años se hizo de este lugar.

Se hizo querer en General Cabrera, pero despertó cierto resquemor cuando después de siete años en Ateneo decidió cambiar de aire y gastar sus últimos cartuchos en Acción Juvenil de General Deheza, club donde hasta el día de hoy trabaja como entrenador.

E 2016 jugó en la B con Acción Juvenil.

Ractoret se retiró a sus jóvenes 33 años, cuando pubalgia le jugaba una mala pasada. Se tomó una pausa para recuperar y se dio cuenta que “ganó tiempo” con la familia. Es por eso que no uso más la 10 y se calzó el buzo de DT.

– ¿Qué hace ahora?

– Estoy metido en lo que es inferiores de Acción Juvenil, actualmente hago el trabajo con los chicos que saltan de cancha chica a la grande. Competimos en la Liga y también estamos participando del torneo de Banda Norte (Adaptación). Que dirijo hace desde el 2011, pero me recibí en 2015. Inicié en Ateneo, me empezó a gustar hasta que me dediqué y me recibí de técnico nacional.

– ¿Sabía que se iba a dedicar a esto o simplemente apareció?

– Mientras jugaba me comentaron la idea de comenzar con la escuelita, y después me fui dando cuenta que transmitía, enseñaba y ahora que me quiero acordar pasaron muchos años. La idea es seguir sumando experiencia en inferiores, empecé en cancha chica, actualmente estoy en cancha grande y en un futuro quiero llegar a los planteles de Reserva y Primera. Creo que ese es el objetivo de todos en este ambiente, aunque lo importante es estar preparado, capacitado y listo para cada propuesta que venga.

“Actualmente hago el trabajo con los chicos que saltan de cancha chica a la grande”, dice Ractoret.

– ¿Cómo jugador nunca más?

– Me retiré en la despedida de (Gastón) Leva contra Roncedo (2018), aproveché y quise dejar. Me empecé a recuperar de una pubalgia y comencé a ver cosas que antes no veía porque estaba a full. Pasé mucho tiempo con mi familia, mi señora y mis nenas, y no quise volver más a jugar, obviamente que costó, y hasta el día de hoy cuando cruzo a mis ex compañeros por el predio de Juvenil siento el bichito, extraño el vestuario, pero es una decisión tomada”.

– ¿Instalado en General Cabrera definitivamente?

– Tuve la suerte de poder comprarme la casa en el 2016, mi señora había venido en el 2011 y ya teníamos una nena chiquita. Todas esas cosas se pudieron en la balanza y decidimos quedarnos y formar nuestra familia acá, aparte porque Buenos Aires está muy complicado por el tema de la inseguridad y no podés caminar tranquilo. Acá encontramos un poco más de tranquilidad y estamos bien.

– ¿Y de dónde es?

– Soy de Bernal pero toda mi infancia fue en Wilde, desde ahí empecé a jugar al fútbol en el baby de un equipo que se llama Sudamérica de Villa Domínico y a su vez practicaba en Independiente. Después al no tener lugar me fui a Racing y estuve desde el 2000 al 2007, con edad de Reserva ya busqué otra cosa. Primero fue Chile, en San Marcos de Arica, después fui a jugar un campeonato a la India con otros chicos con los que formamos una especie de seleccionado de jugadores libres, y después sumé una corta experiencia en la Tercera de España. Sociedad Deportiva Noja, estuve poco tiempo, porque no nos pagaban y la pasamos mal, por eso decidí venirme al país.

– Hasta que apareció Ateneo…

– Llego a Ateneo en el 2009, de la mano de William Olguín, un ex compañero que tuve en Racing, y obviamente por los llamados de los dirigentes de ese momento, quienes me trataron muy bien desde el principio. Tuve la suerte de llegar, encontrarme con un gran equipo y salir campeón.  Agarré una linda época en Ateneo, no por nada me quedé siete años.

– ¿Por qué elige Acción Juvenil? Teniendo en cuenta la rivalidad que tiene con Ateneo

– Me voy a Juvenil por el hecho de que necesitaba un cambio de aire. Aparte ese año jugamos en el ascenso y sabía que de entrada no iba a enfrentar a Ateneo. Me habían comentado que Juvenil era un club grande, que no le estaban saliendo las cosas y por eso decidí probar desde adentro.

– ¿Y con qué se encontró?

 – En Juvenil me encontré con un gran club, tal cual me habían comentado. Tuvimos la suerte de hacer un gran torneo con (Néstor) Billalva y después de que Gastón Leva agarre el equipo. Leva es de los mejores técnicos que tuve, creo que la gente que lo rodea es muy buena también, son muy profesionales y así sacan la diferencia. Además siempre se manejaron desde el respeto y le fueron de frente al jugador, eso es importantísimo.

– ¿Lo elige a Leva como un ideal?

– No sé si elegiría a un técnico para mi estilo, quiero tener algo propio en cuanto a sistema. De todos sacás algo, como se dice. A mí no me gusta la posesión sólo por tener la pelota, me gusta que mi equipo la tenga con una intención. Priorizo la presión y la verticalidad, me gusta el ritmo de juego alto.

– ¿Hoy cómo lo ve a Juvenil?

– Se ha armado muy bien, tienen grandes jugadores y un buen equipo de trabajo. Tengo la suerte de hablar de vez en cuando con Trullet cuando coincidimos en entrenamientos y lo muy buen plantado, se ha ganado un respeto y viene haciendo las cosas bien. Esperemos que tengan un buen Regional.

– ¿Quedan los Ractoret?

– Siguen habiendo. Del Sole en Juvenil, Buffarini en Ateneo, hasta el mismo Amado (Herlitzka). Son jugadores diferentes entre sí pero tienen rebeldía. Me gustan esa clase de jugadores que tienen picardía, no que sean ventajeros, eso es otra cosa.

– ¿Ractoret DT lo pone al Ractoret jugador?

– Sin dudas que me pongo, los jugadores revulsivos siempre son claves en los equipos. En eso coincido con lo que dice (Pablo) Aimar cada vez que habla. No hay enganches o revulsivos porque no se trabajan, me parece que volviendo a las bases y formarlos desde chiquitos van a seguir saliendo.

Maxi, “El Pitu”, se retiró con la camiseta de Acción Juvenil de General Deheza siendo campeón. Aunque la espina más grande que le quedó fue no haber podido estar en las finales ante San Martín de Vicuña Mackenna por una lesión. “Hasta el día de hoy me acuerdo, jugué todo el torneo y justo en el momento más importante me lo pierdo. Me quedó esa espinita, pero bueno, después la pienso bien y lo mejor fue haber sido campeón”.

Acción Juvenil campeón del Clausura 2018.

– ¿Elige a ese equipo o Ateneo campeón?

– No podría elegir un equipo, porque quedaría mal con el resto. La pasé muy bien en Ateneo y Acción Juvenil. Te puedo elegir el de la Cuarta de Racing, que en 2005 fuimos campeones y hace poco se cortó la racha, porque éramos los últimos en esa categoría.

Fotos: Al Toque
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad







Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388