Encontranos

Fútbol

Román – Macri: Boca Predio vs. Boca S.A

Por Marcelino Gasseuy

Publicado

el

Febrero de 1998. El diario deportivo Olé (propiedad del Grupo Clarín) publicó en su tapa el contrato de un joven Juan Román Riquelme que empezaba a consolidarse en el primer equipo de Boca Juniors. La comisión directiva pedía por él 14.000.000 de dólares ante una oferta del Parma de Italia. Hubo acusaciones cruzadas y el enganche reclamaba que no podía valer tanto si su sueldo era de apenas $ 1500. Los dirigentes encabezados por el presidente Mauricio Macri, enojados por su postura, hicieron público el recibo, que demostró que el jugador percibía $ 5788.

Abril de 2001. Boca venció categóricamente 3 a 0 a River en la Bombonera. Pero lo que quedó en el imaginario colectivo fue el festejo a lo Topo Gigio por parte de Riquelme frente al palco de Macri, quien estaba mirando el partido junto a su ex mujer Isabel Menditeguy. La relación entre el máximo dirigente del club y Riquelme atravesaba momentos tormentosos, debido a un problema económico. El jugador pretendía que se le hiciera un reconocimiento por su extraordinario rendimiento y se le mejorara el contrato. Riquelme se sentía maltratado y manoseado por el presidente del club, por eso quiso mostrar su enojo en la celebración del gol, ante la desesperación de algunos compañeros, que querían evitar el escándalo. “El festejo fue para mi hija, que es fanática del Topo Gigio”, declararía luego Román, con ironía.

Junio de 2001. El miércoles 13 en San Pablo, Brasil, Juan Román Riquelme jugó, quizás, el mejor partido con la casaca de Boca. Fue en el empate 2 a 2 con victoria en penales ante Palmeiras en el Parque Antártica. Pero la noticia que circuló por todos los medios fue la manifestación de los jugadores en contra de los directivos que no cumplían con el pago que les correspondía. Reclamaban 6.525.000 pesos (o dólares, en tiempos de convertibilidad), entre primas y premios adeudados, además de exigir una renegociación de los ingresos de la Copa que estaban disputando. Pedían lo que les correspondía, pero eso no cayó bien entre los dirigentes. “Paguen y callense” era uno de los mensajes que se leía en las remeras que se pusieron los jugadores en el vestuario tras el triunfo. El apuntando era el tesorero Orlando Silvestrini, pero el mensaje iba directo al presidente Macri. Entre los jugadores que enfrentaron con dureza a la dirigencia estaba Riquelme.

La cronología de los hechos nos permite apreciar que la enemistad entre Juan Román Riquelme y Mauricio Macri existe desde hace más de dos décadas. También demuestra, que aunque Macri lo quiso, Román nunca pudo ser su propiedad. Se trata de una relación que pasó por todos los estados y que en el 2023 llegó al momento culmine cuando ambos protagonistas se enfrenten en las urnas para conducir los destinos de la entidad de la Ribera.

Son dos proyectos diferentes los que se enfrentan. Por un lado, Macri quiere volver tomar las riendas de la institución para implementar su visión privatizadora mientras que Riquelme intentará mantenerse para sostener al Boca club. En Brandsen 805 se enfrentarán el Boca Predio versus el Boca S.A.

“Siento tristeza al ver al Boca de hoy. No puedo abandonar a Boca a la arbitrariedad, el autoritarismo y a la prepotencia. Por este camino nuestro querido Boca no tiene futuro. Por eso decidí sumarme al proyecto que impulsa Andrés Ibarra”. Con esa frase se subió al ring Mauricio Macri. El presidente que condujo a Boca durante 12 años y logró 16 títulos será el vicepresidente en la fórmula que encabeza el ex Ministro de Modernización. Quiere reconquistar el poder para aplicar su modelo basado en la “eficiencia y la obtención de resultados”, conceptos que son el manto perfecto para encubrir lo que en realidad desea imponer la gestión macrista: transformar a Boca en una Sociedad Anónima Deportiva (SAD).

Macri no se da por vencido en su lucha de imponer el proyecto de las SAD en el fútbol argentino. No lo pudo hacer cuando fue presidente de la Nación. Ganaron los socios de las instituciones deportivas que defendieron que los clubes sigan siendo organizaciones sin fines de lucro. Cuando fue presidente de Boca Juniors tampoco las pudo imponer. El 20 de julio de 1999 perdió 38-1 la votación en la AFA grondonista.

El periodista Ezequiel Fernández Moores cuenta en Revista Un Caño una anécdota increíble que lo involucra a en su cruzada por la SAD. A principios de la década del 2000, Macri participó de un debate junto a Rafael Bielsa en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas. El entonces presidente de Boca fue allí a defender su proyecto. Cuenta Fernández Moores: “Macri aceptó la invitación creyendo que cada uno se limitaría a exponer su posición. Pero Bielsa, que además de abogado es escritor y notable orador, aprovechó su verba para cerrar su exposición con una parrafada que dejó casi mudo al sorprendido Macri y que, en síntesis, decía: que su grupo (el de Macri) se enriqueció gracias al Estado, que sus autopistas eran las más caras y de peor servicio del mundo y que ni siquiera sabía hacer negocio de algo tan sencillo como el correo. La andanada terminó en la Bombonera: “Usted -le dijo Bielsa a Macri- ha convertido a Boca en un centro de negocios privados”.

Bielsa tenía razón. Porque a pesar de no poder privatizar, Mauricio Macri transformó a Boca en un club-empresa. Fondo de Inversión, suculentos contratos por publicidad, privatizaciones y tercerizaciones fueron moneda corriente durante el macrismo que se prolongó desde 1995 hasta 2007. La gestión estuvo plagada de triunfos en el campo de juego y de constantes irregularidades a nivel institucional. Fue el primer presidente en la historia de Boca al que le fue rechazado un ejercicio. Pero esta última parte rara vez tuvo repercusión. Los títulos y los medios “amigos” se encargaron de ocultarlo.

Boca Predio sintetiza la gestión de Juan Román Riquelme al frente del Consejo de Fútbol desde 2019. Se trata del proyecto integral que tiene el sello del gran ídolo. Así lo explica Matías Daglio, vocal de la Comisión Directiva de Boca Juniors, en el Podcast de Revista Acción: “Boca Predio se convirtió en la antítesis de lo que proponían Daniel Angelici y Jorge “Coqui” Raffo que querían hacer de las inferiores un espejo con La Masía buscando jugar al fútbol que nada tenía que ver con la idiosincrasia de nuestro club. El tiempo demostró que lo que se buscaba era ser una vidriera para los clubes grandes de Europa para que se puedan llevar a nuestras joyas con el menor dinero posible y en donde los representantes tenían más injerencias que nuestros formadores. Hoy eso se modificó y el proyecto va por otro camino”.

Sentido de pertenencia, 33 jugadores de inferiores que debutaron en primera y campeonatos en juveniles (en donde se destaca la Libertadores y la Intercontinental del Sub 20) le ha dado a Boca el proyecto que desde hace cuatro años encabeza Riquelme. En el fútbol profesional conquistó 6 títulos (misma cantidad que obtuvo Daniel Angelice en ocho años de gestión). Pero el Boca de Riquelme-dirigente sigue en deuda con la calidad: le cuesta mucho jugar bien. Y no pudo conseguir la gran obsesión del pueblo boquense: la Copa Libertadores.

Boca tiene 28 millones de dólares a favor en su cuenta. El vice actual invitó a los 98 mil socios en condiciones de votar, a que lo hagan haciéndose una pregunta: “¿Queremos seguir siendo un club o ser utilizados para hacer política?”. Pero Macri contrataca. «Boca no es el patio de su casa. Boca es una de las instituciones más importantes del mundo. En Boca hay que venir a poner, no a dar».

Entre las cartas que pone en juego Macri es posicionarse con jugadores icónicos del xeneize, entre los que se encuentra Martín Palermo. El ídolo y goleador histórico se anunció a favor de la dupla Ibarra-Macri. La fórmula ya anunció que será el DT en caso de que ellos ganen. Una de las cosas que más se le siguen reprochando a Riquelme es aquel gesto de no haberse sumado al festejo colectivo cuando Palermo anotó el gol récord que lo convirtió en máximo goleador de la historia de Boca. Ese día, Román, tras asistirlo, prefirió quedarse de espaldas al sector donde estaba La 12. Lo que aún casi nadie cuenta es que lo que pasó en la previa de ese partido.

Él que si lo hace es Ezequiel Fernández Moores: “apenas unas horas antes, los barras habían apretado a Román, creyendo que Palermo, que llevaba varias fechas sin marcar, no llegaba al récord porque Riquelme, acaso celoso, ya no lo asistía como antes. La amenaza, según cuenta más de una fuente, fue clara: “mirá que te rompemos la camioneta”. “Rompela toda, mañana voy y me compro otra”, dijo Riquelme, quien luego decidió celebrar el gol récord dándole la espalda a La 12. Y no se sumó al festejo porque acaso intuyó que hubo alguien que le dijo a la barra que él, supuestamente, ya no asistía a Palermo como antes”. Macri vuelve a poner a los ídolos en la vereda del frente. Se vuelve a abrir la grieta. Pero esta vez afuera del vestuario.

Juan Román Riquelme será candidato a presidente con su agrupación Soy Bostero. Su propuesta representa la defensa del club en manos de sus socios. En su lista hay nombres de peso y hasta apellidos cuestionables. El caso más resonante es el de Hipólito Nosiglia, hijo del Coti, histórico armador del partido radical e integrante de la agrupación Por un Boca mejor quien fue parte del equipo de Angelici pero en 2019 acompañó a Jorge Amor Ameal.

Mientras el regreso al juego de Mauricio Macri significa la entrega de los manejos del club a sus amigos y el mercado. Con el agregado de que Javier Milei avala su propuesta privatizadora, quien dejó de ser hincha de Boca cuando Angelici trajo justamente a Riquelme y que simpatizó con River en la final de Madrid.

En una entrevista en Radio 10, el periodista Jorge Rial le preguntó a Riquelme si al macrismo le molesta que él no sea empleado de ellos. Román le contestó: “Eso es maravilloso. No ser empleado de nadie y no deberle nada a nadie es lo mejor que te puede pasar en la vida”. Desde que arribó de muy joven a Boca Juniors Juan Román Riquelme nunca estuvo debajo del ala macrista. Eso no fue tolerado por Mauricio Macri. El sábado 2 de diciembre se vuelven a enfrentar. Dos modelos de gestión muy distintos es lo que está en juego.

Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388