Encontranos

Fútbol

Spontón y el último Platense – River: una herida que cerró

El ex delantero con pasado en Estudiantes en la temporada 2004, es en la actualidad el entrenador de la Reserva “Calamar”, contó cómo vive la actualidad del club de sus amores, analizó el partido de este domingo y se refirió a aquel histórico descenso sufrido en lo que significó el último duelo entre “marrones” y “millonarios” en Primera.

Iván Ortega

Publicado

en

Hace menos de un mes, Platense disputaba la histórica la final para ascender a Primera ante Estudiantes. Cita máxima que derivó en victoria “marrón” y retorno a la élite del fútbol argentino. El regreso de un histórico club de nuestro fútbol.

Desde aquel momento en cancha de Newell’s hasta estos días Platense está de fiesta, porque después de 22 años volverá a jugar de local en Primera. Será este domingo a las 17.10 contra River por la tercera fecha de la Copa de la Liga Profesional.

Justamente el “millonario” fue el último rival que visitó el estadio de Vicente López en Primera en 1999, año en que Platense descendió a la B Nacional. En aquella oportunidad, el equipo de Ramón Díaz se impuso por 3-0 ante el elenco del “Chamaco” Rodríguez con dos goles de un joven Javier Saviola y el restante de Cristian Castillo por la fecha 18 del torneo Clausura.

En Vicente López, ese fatídico 13 de junio, quedó grabada en el recuerdo, con los jugadores de River abrazando a los futbolistas de Platense y Claudio Spontón, el símbolo del “calamar”, llorando desconsoladamente rumbo al vestuario.

Spontón, histórico de Platense, jugó para Estudiantes en 2004. En Río Cuarto se retiró como futbolista.

Varias figuras tenía Platense. El equipo de aquel mediodía, por la fecha 18 del Clausura 1999: Gustavo Irusta; Humberto Váttimos, Pablo Erbín, Daniel Loyola y Walter Zunino; Christian Verón (Maximiliano Zanello, luego Mariano Campodónico), Sergio Mandrini, Raúl García y Gastón Coyette; Alberto Godoy y Spontón (José Chatruc). El entrenador era Carlos “Chamaco” Rodríguez. En todas las líneas tenía intérpretes de jerarquía, pero no pudo resistir las malas campañas anteriores. En ese torneo quedó antepenúltimo, delante de Ferro y Huracán. Acabó con 17 puntos, a 27 de Boca, el bicampeón, que con el sello de Carlos Bianchi construyó la era más impactante de la historia “xeneize”.

River y Platense volverán a encontrarse después de 19 años como consecuencia de estar en diferentes categorías, incluso cuando el “millonario” militaba en B Nacional (2011-2012) el “calamar” deambulaba por la Primera B Metropolitana. La última vez fue por Copa Argentina el 12 de septiembre de 2018 (victoria “millonaria” 2-0 con goles de Pratto y Scocco), mientras que por el torneo de Primera División se verán las caras luego de 21 años (aquel 13 de junio del 99).

Según el periodista e historiador Alejandro Fabbri, éste es el clásico de Núñez. Esto sucede debido a que River, cuando se mudó de La Boca, comenzó a ser “vecino” de Platense y Defensores de Belgrano. Aunque el claro ejemplo de la rivalidad que nació en 1938 y se reeditará este domingo es con el “calamar” por haber compartido más tiempo la misma divisional.

En el ciclo en que son vecinos, jugaron 51 partidos entre el Monumental y Vicente López, con 33 victorias de River, 13 empates y 5 éxitos de Platense. El recuento final de partidos por torneos de Primera A muestra a River venciendo 87-21 con 30 empates en 138 choques (el peor promedio de puntos ganados que tiene Platense contra cualquier otro equipo).

De todos estos enfrentamientos entre “marrones” y “millonarios” sin dudas el más doloroso para elenco que hará las veces de local fue el de aquel Clausura de 1999. El cual sentenció el descenso de Platense.

Claudio Spontón, ídolo indiscutido del cuadro de Saavedra, con pasado en 2004 por Asociación Atlética Estudiantes – donde se retiró como jugador – fue parte de aquel cotejo. Sostuvo que durante años llevó la herida viva y que finalmente se cerró con el retorno de Platense a Primera. El ex delantero nacido hace 52 años en Malabrigo – Santa Fe también se refirió al momento institucional del club de sus amores, donde es técnico de la Reserva hace más de cuatro años, analizó al River de Gallardo y la idea futbolística que maneja Juan Manuel “Chocho” Llop (estratega de “Tense”).

– ¿Qué opinión le merece la actualidad “calamar”?

El inicio fue más que favorable, le ganó el clásico a Argentinos en La Paternal y eso es un envión anímico que ayuda a que los chicos se adapten más rápido a primera. Que no haya descensos en un aliciente más a que esa adaptación se haga con tranquilidad.

– Más allá de esa adaptación. ¿Lo importante es haber vuelto?

– Sin dudas, era la prioridad y el club la comenzó a cumplir hace más o menos cuatro años. Con una dirigencia ordenada, que hace muchos años que no se veía, que absorbió los compromisos de la mejor forma. Y dentro de la cancha cuando el equipo estuvo en las instancias definitorias, en la única oportunidad que tuvo, cumplió con creces y nos dio la gran alegría.

– La idea de Llop parece que el equipo la adaptó rápido…

– “Chocho” llegó y dirigió un partido con Belgrano en Córdoba y se vino la pandemia. Depues jugó el nuevo formato adaptando al equipo dependiendo el rival que le tocaba. Hoy en día sabiendo la estructura del torneo y un panorama más claro va a intensificar ese trabajo que viene haciendo, creo que el funcionamiento en la etapa de B Nacional lo solucionó partido tras partido, ahora lo va a extender.

– ¿Qué significa tener enfrente a River rápidamente?

– Hay mucha euforia, pero se vive desde hace un mes con el ascenso y se agigantó con la victoria en la primera fecha. No tanto con River, porque es como un premio, es por eso que no hay tanta presión ante un resultado adverso. River hoy es el mejor, es por eso que hay que tener mesura y perseguir el objetivo de mantener a Platense en Primera. El partido del domingo hay que disfrutarlo más allá de lo que pueda suceder.

– ¿Lo toma como un clásico?

– Se divide en épocas nuestra rivalidad. Puede ser que con River por la cercanía de barrios entre Núñez y Saavedra, pero el denominado clásico es con Argentinos. Algún hincha antiguo te dirá que con River hubo rivalidades más marcadas, aunque para mí y los hinchas más modernos ven al “Bicho” como el rival a vencer.

– Por lo que pasó en el ’99 ¿Le sigue doliendo hablar de Platense – River?

– Esa herida cerró con el ascenso de Platense. Se fue calmando el dolor pero la herida siempre estaba, porque veía a Platense en otras categorías y yo era uno de los principales responsables dentro de la cancha. Ahora me siento contento porque también soy parte,  porque me siento representado por los chicos de inferiores que consiguieron el ascenso contra Estudiantes y siguen jugando ahora, a muchos de ellos los tuve en su etapa de formación. Lo cierto es que no me duele más, porque en lo tradicional de ver los resúmenes del domingo lo veo a Platense ahí.

– ¿Fue lo más duro en su etapa como futbolista aquel descenso?

– Sin dudas, porque estoy muy identificado con el club. El hecho de que me toque descender con el equipo que amo hizo que el dolor sea grandísimo. Pero como decía anteriormente, ahora el orgullo es muy grande también. Lo tomo como etapas que le toca a un jugador profesional, hay veces que el destino no perdona y hay que saber sobrellevarlo.

– Un 22 de febrero del ’98 Platense golea 4-0 a Boca en La Bombonera. ¿Ese momento es el más glorioso?

– También fue otro momento puntual  del que me toca pasa como jugador. Platense, si se quiere, tiene tres situaciones claves en su historia: una definición con Lanús por penales, una con Temperley y el partido con Boca, me tocó ser parte del último. Nos enfrentamos a un equipo plagado de estrellas e hicimos un partido consagratorio. Nunca digo que ese partido con Boca fue perfecto, porque sólo hicimos lo que teníamos que hacer y no brillamos, aprovechamos los momentos y lastimamos mucho. Son cosas que quedan grabadas, más por haber hecho el cuarto gol que hizo que el resultado sea abultado.

– En un futuro cercano lo podremos ver como DT de Primera?

– Es la idea, quiero ser entrenador de un equipo profesional. Mi sueño es hacerlo en Platense, pero es un sueño que no me desvela, el momento llegará solo. Por el momento me sigo formando y dirigiendo en Reserva y aprendiendo día a día de esta bonita profesión.

Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388