Encontranos

Fútbol

De Almeida y Milone hacen historia

Las argentinas Mariana De Almeida y Daiana Milone serán las primeras dos árbitras mujeres en un partido de Copa Libertadores. Actuarán como juezas de Racing vs. Nacional y Defensa vs. Delfín, respectivamente. Su designación fue en reemplazo del trío arbitral brasileño que dio positivo de Covid-19. Un repaso histórico por la participación de mujeres en el arbitraje de fútbol.

Publicado

en

De Almeida será asistente en el encuentro entre Racing y Nacional de Uruguay en el “Cilindro de Avellaneda”.

Este jueves 17 de septiembre marcará el regreso de los equipos argentinos a la Copa Libertadores de América después de muchos meses de parate deportivo por la pandemia Covid-19. Este día, además, marcará la historia en el arbitraje femenino: se confirmó en las últimas horas que las argentinas Mariana De Almeida y Daiana Milone serán las primeras dos árbitras mujeres en un partido de Copa Libertadores masculina. De Almeida será asistente en el encuentro entre Racing y Nacional de Uruguay en el “Cilindro de Avellaneda” desde las 17 horas. Por su parte, desde las 19 horas, Milone hará lo propio en el choque entre Defensa y Justicia y Delfín de Ecuador en Florencio Varela.

La designación de las argentinas fue en reemplazo del trío arbitral brasileño que dio positivo de Covid-19 y quedaron desafectados. Se trata de Anderson Daronco (juez principal) y sus asistentes Fabricio Vilarinho, Rafael Alves y Bruno Arleu (cuarto árbitro) que fueron aislados en un hotel de Buenos Aires.

https://www.instagram.com/p/CFOKarOlzHO/?igshid=1qdq9yqcxn0bw

De Almeida era estudiante de periodismo deportivo y, después de entrevistar a un árbitro para la carrera, empezó a estudiar en AFA para ser jueza. En 2008 se convirtió en árbitra FIFA y ya participó de dos mundiales y de los Juegos Olímpicos de Río 2016. El caso de Milone es herencia familiar. Su padre era árbitro y una vez lo acompañó a un Boca – River y ahí supo que quería seguir su camino. Fue árbitra en categoría D, C, Primera B, B Nacional, Juveniles y Reserva, y participó del Mundial Sub 17 femenino de Jordania 2016. Las dos tienen además experiencia en Superliga.

Milone será asistente en el partido de Defensa y Justicia vs. Delfín.

Tarjeta roja a los prejuicios

Antes era impensado. Ahora es normal. Si bien todavía son pocas, cada vez son más. Ellas derribaron otra barrera, pero está claro que quieren ir por más.

El arbitraje femenino apostó doble y logró la aceptación de la mujer no sólo como partícipe del ambiente futbolero sino también como máxima autoridad reguladora dentro del verde césped.

En la actualidad existe un triunvirato representativo de mujeres a nivel internacional que representa la figura femenil en los diferentes torneos. Los casos de Bibiana Steinhaus en la Bundesliga alemana, Claudia Umpierrez en la Primera División de Uruguay y Melissa Borgas en la élite del fútbol de Honduras, son el fiel reflejo de que ellas también lo pueden hacer.

Si bien son ligas con un nivel disímil, en países desarrollados, en desarrollo y hasta tercermundista, estas tres damas ya tienen su lugar ganado en buena ley para arbitrar en el primer nivel.

Para hallar el caso más emblemático del arbitraje femenino internacional hay que viajar hacia el país de las revoluciones. Francia es la tierra de Stéphanie Fappart.

La árbitra de 35 años marcó un hito en la historia del arbitraje femenino al convertirse en la primera dama en dirigir la final de un partido de fútbol masculino. Frappar dirimió órdenes en el juego que disputaron Liverpool y Chelsea por la Supercopa Europea el 14 de agosto de 2019.


Stéphanie Fappart fue la primera mujer en dirigir la final de un partido de fútbol masculino


Más allá de que el resultado sea anecdótico y que la coronación haya sido para los “Reds” de Jurgen Klopp, la francesa tuvo una destacada actuación en el juego y hasta cobró correctamente un penal a los 98 minutos del primer tiempo suplementario para Chelsea.

Tras un 2 a 2 en los 120 minutos, el partido más importante que dirigió la francesa quedó en manos de Liverpool quien se coronó por intermedio de los penales.

Stephanie Frappart comenzó a interesarse por el arbitraje a los 13 años. Siendo futbolista, la dama nacida en Valle de Oise el 14 de diciembre de 1983, empezó a interesarse por las leyes del fútbol.

Promovida a árbitra internacional en 2011, Frappart rompió varios prejuicios en su país de origen. En 2014 fue la primera mujer en dirigir en la Ligue 2, segunda división francesa, y en 2019, meses antes de ser nombrada como mujer de negro para el Mundial Femenino, dirimió órdenes entre Amiens y Racing Club de Estrasburgo en la Ligue 1 de Francia, saltando otra valla más hacia la igualdad.

Frappart atenta al reclamo de Christian Pulisic, el estadounidense jugador del Chelsea, durante la final de la Supercopa de Europa.

El 7 de julio de 2019 fue arbitra principal en la final del Mundial Femenino de Francia que disputaron Estados Unidos y Holanda, y el 14 de agosto de la misma temporada la francesa daría otro paso importante. Ante los ojos del mundo dirigió Liverpool – Chelsea en la Supercopa Europea masculina.

A las Frappar, Steinshaus, Umpierrez, Borgas, entre otras, se les sumará en la segunda mitad del 2019 y en el inicio de la Liga Santander de España, Guadalupe Porras. La mujer nacida en 1987 en Badajoz se convertirá en la primera asistente en dirigir en la máxima categoría española superando así a su compatriota, Marisa Villa – actual responsable del arbitraje femenino del Comité Técnico de Árbitros – quien llegó hasta la segunda división.

En estas tierras la lucha fue más dura. Ellas debieron embarrarse para dar vuelta la historia.

Fue Florencia Romano en 1996 quien comenzó a abrir el camino. La arquitecta, y por entonces maestra mayor de obras en Tucumán, le envió una carta documento a la Asociación del Fútbol Argentino con intenciones de ser reconocida y así tener la oportunidad de arbitrar al máximo nivel.

El pedido de quien también practicaba boxeo de manera amateur fue totalmente ignorado por el titular de AFA en ese entonces, un tal Julio Humberto Grondona. En consecuencia, Romano decidió encadenarse en el edificio de la calle Viamonte 1366 de la ciudad de Buenos Aires con huelga de hambre incluida. Un mes después, las ganas de la tucumana triunfaron ante la negativa de Grondona y el máximo responsable de la entidad madre del fútbol argentino decidió “ponerla a prueba”.

Romano es un símbolo de la lucha del arbitraje femenino argentino.

Fue así que, en 1998, Florencia Romano se convirtió en la primera árbitra argentina en impartir justicia en un juego de planteles superiores. El partido correspondió a la Primera División D y enfrentó a Victoriano Arenas con Muñíz.


En 1998, Florencia Romano se convirtió en la primera árbitra argentina en dirigir un partido de planteles superiores


A la experiencia de Romano se le sumó en la misma temporada la inclusión como silbante de Salomé DiIorio. La oriunda de Quilmes, Buenos Aires, también dirimió justicia en un cotejo de Primera División, pero con un agregado: se graduó como la primera árbitra internacional argentina y en 2012 representó al país en los Juegos Olímpicos de Londres y ese mismo año hizo lo propio en la Copa Mundial Femenina, que se jugó en Canadá.

Pero fue Estela Álvarez de Olivera quien rompió líneas del patriarcado en el ámbito del deporte argentino más pasional. La misionera escaló categorías y en 2009 llegó a dirigir cuatro partidos en el Torneo Nacional B. Aunque el final para ella no fue feliz. Tras un mal partido entre Deportivo Merlo y Ferro no tuvo nunca más chances de ser árbitra principal.

Romano, Di Iorio y Álvarez de Olivera fueron las pioneras nacionales del arbitraje argentino.

Tuvieron que esperar hasta fines de 2017 para que dos mujeres debuten en la Primera División A del fútbol argentino. Con 29 años la rafaelina Gisela Trucco, hermana del árbitro intencional Silvio Trucco, se convirtió el lunes 30 de octubre en la primera mujer en debutar en la Superliga. La profesora de Educación Física fue asistente número dos de Fernando Rapallini y tuvo a Ezequiel Brailovsky completando la terna en el partido que Defensa y Justicia recibió a Olimpo de Bahía Blanca.

Gisela Trucco fue la primera arbitra mujer en la Superliga.

Un mes después llegó el turno de la rosarina Gisela Bosso, quien fue asistente dos de Ariel Penel en el juego entre Olimpo de Bahía Blanca y Godoy Cruz Antonio Tomba de Mendoza.


Gisela Trucco se convirtió el lunes 30 de octubre en la primera mujer en debutar en la Superliga


En Río Cuarto, el arribo de las mujeres a cargo del arbitraje en fútbol masculino llegó en la misma temporada en que Romano comenzó la serie de protestas a nivel nacional. Desde 1996 y surgidas de la Escuela Agustín Basso, según data una nota realizada por el Diario Puntal en octubre de ese año, cinco damas se animaron a la presencia en las canchas.

Fueron Silvia Esquibel con 41 años, Blanca Nieves Pissinis de 38, Miriam Puig con 33, Luisa Becerra y Paula Adorno con 28 y 27, respectivamente, el primer equipo de asistentes que presentó la Liga Regional de Río Cuarto.


Silvia Esquibel, Blanca Nieves Pissinis, Miriam Puig, Luisa Becerra y Paula Adorno fueron las primeras asistentes que presentó la Liga Regional de Río Cuarto


El recorrido de Paula Adorno fue mucho mayor en relación a las otras cuatro protagonistas en el inicio de esta historia del arbitraje regional. La ex futbolista, que participaba de los torneos barriales que desarrollaban a orillas del río Cuarto, barrio Las Ferias, Alberdi, entre otros, comenzó la actividad en 1997 y con 50 años dirige actualmente en fútbol Senior – Mayores.

Paula Adorno tuvo un puñado de partidos como jueza de línea en Primera División B Y C, pero casi toda su carrera se desempeñó como árbitra principal de Tercera División y mujer de negro los sábados en categorías infanto-juveniles de la Liga Regional de Río Cuarto. En el presente Adorno es asistente en el fútbol de mayores y comenta que no le dan lugar para ser árbitra principal porque la vieja camada todavía sigue con los prejuicios noventosos.

* “Tarjeta roja a los prejuicios” es un extracto del libro “Miralas Gambetear – Las mujeres cambian la historia del fútbol con golazos a los prejuicios de género”. | Reservalo escribiendo al WhatsApp de Al Toque

Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388