Encontranos

Liga Regional

Atenas gritó campeón 16 años después

El “albo” se impuso por 1 a 0 sobre San Martín de Vicuña Mackenna en el juego válido a la última fecha y consiguió el título del Torneo Apertura. Al tanto lo convirtió el goleador Jeremías Franchi por intermedio de un penal que dejó serias dudas. Los de barrio Buena Vista volvieron a los primeros planos tras 16 años.

Iván Ortega

Publicado

en

Este domingo Sportivo y Biblioteca Atenas escribió otra página de gloria para su vida institucional y deportiva. Derrotó por 1 a 0 a San Martín de Vicuña Mackenna por el partido válido a la última fecha del Torneo Apertura y se consagró campeón tras 16 años de sequía en el ámbito liguero.

El goleador del torneo, Jeremías Franchi, fue el encargado de cambiar el penal por gol, a los 20’ del complemento, y darle el triunfo al “albo”.

Desde lo futbolístico fue bastante mezquino lo que mostraron ambos. Atenas estaba con la obligación de ganar para no depender de nadie más para dar la vuelta olímpica, mientras que San Martín apostó a sus ideales para no dar el brazo a torcer.

El local fue quien propuso y controló la pelota en gran parte del juego. Tello auspició de volante de contención y Freile, junto a Barrera y Oyola, fue el mediocampista con más movilidad y creación. Enfrente estuvo San Martín, que encontró en los pies de Núñez lo mejor.

Aunque a los 3’ se produjo la mayor incidencia de la primera etapa y pudo haber cambiado todo lo planificado. Pelota larga para Agüero, que fue achicado por el arquero Gil y primer roce en el área. De allí sale un rebote corto y Oyola es bajado por Barrasa. Un claro penal para el local no sancionado por Dardanelli.

Corrieron los minutos y los mackennenses dejaron que Atenas se haga de la pelota y optaron al contrataque. De hecho la más clara de la primera parte fue para el visitante, que tuvo en los pies de Núñez el 1 a 0. El remate del “10” buscó potencia, aunque se fue apenas desviado.

Núñez (San Martín) y Barrera (Atenas) dos de los más destacados en la primera parte.

San Martín también se vio perjudicado luego de un remate de Saharrea que pegó en el brazo de un defensor local. La jugada se dio al borde del área, y mientras los “patriotas” exigían penal, el árbitro optó por tiro libre.

Atenas intentó por sus bandas, tras el despliegue de sus volantes y la proyección de Barbero, que presentó mucho más oficio ofensivo que Cordeiro (el otro lateral). Los puntas parecieron algo desconectados y al acecho de alguna pelota que quede “al aire” en el área.

Lo más nítido del local se produjo por intermedio de pelotas paradas. Entre centros y tiros de esquina los dirigidos por Gastón Leva intentaron ponerse arriba en el marcador, aunque se encontraron con la seguridad el arquero Gil, de buena performance durante todo el partido.

Al descanso se fueron con el resultado en silencio. Atenas seguramente se enteró en el vestuario que Juventud Unida tampoco se sacaba ventajas con Atlético San Basilio y que Toro Club derrotaba a Lutgardis Riveros (no le alcanzaba, ya que Atenas debía perder para forzar un desempate).

En el segundo tiempo se vio más de lo mismo que en los primeros cuarenta y cinco minutos. El “albo” no se encontraba con su mejor funcionamiento y como consecuencia no era eficaz. Atrás continuaba con su firmeza y no sufría, pero de mitad de cancha hacia adelante pecaba de profundidad.

Es por eso que Leva apostó al ingreso de Mateo Portell, naturalmente delantero, que sustituyó a Barrera por el sector derecho del mediocampo. Así Atenas logró imponerse en campo y lograr más profundidad por ambas bandas, mientras que San Martín siguió con la postura con la que saltó a cancha.

Atenas no pudo encontrar situaciones nítidas de gol durante los primeros 45′.

A todo esto Juventud Unida ya ganaba desde los 20’ del complemento y habiendo iniciado su partido unos 15’ antes que Atenas. Mientras que los de Bringas derrotaban en Los Teros a Atlético San Basilio, Atenas no podía con San Martín y el murmullo del público empezaba a sentirse. Es que el “tricolor” pasaba al frente en la tabla y arrebataba el título.

No sólo las pardas se producían en el marcador, sino también desde el juego. El “albo” no era más que el “patriota” y empezaba a perder templanza para ganar desesperación.

Hasta que a los 20’ de la etapa final comenzó a definir su partido con un fallo que despertó la polémica. Portell picó en soledad con pelota dominada, ingresó al área y, en su afán de continuar unos metros más, “la hizo larga”. El arquero Gil salió al achique, actuó bien y ganó el mano a mano. Incluso el “1” de San Martín llegó primero al balón y provocó el rebote en la humanidad del delantero local. Aunque el árbitro Dardanelli interpretó penal y desató la furia visitante. Hasta el técnico Vivaldi ingresó al campo de juego para increpar al juez tras la pena máxima cobrada en favor del local.

Poco le importó al goleador Jeremías Franchi, que tras unos minutos de demora ajustició con el 1 a 0. El máximo artillero del Apertura (terminó con 11 junto a Agustín Suárez, de Toro), cruzó su remate pateando al palo izquierdo de Gil, mientras que el arquero se tiró hacia el otro lado.

Los minutos pasaron y Leva optó por el orden en sus líneas. Thiago Rodríguez ingresó por Freile para darle frescura al mediocampo y Barile (defensor) lo hizo por el delantero Agüero.

En Los Teros el partido ya había culminado y se decretó el triunfo de Juventud Unida, que miraba atentamente lo que sucedía en el “9 de Julio”. En reducto de Atenas poco más pasó, el marcador no se movió y quien se adjudicó el título fue el “albo”.

Atenas se consagró campeón del Torneo Apertura y cortó una sequía de 16 años sin dar la vuelta olímpica en certámenes locales. Los de Leva cosecharon 38 puntos en 16 jornadas, perdieron tan sólo 1 partido (en condición de visitante ante Toro) y se adueñaron del podio.

La recta final del “albo”, desde el reinicio de la competencia (fecha 10), marcó un registro de seis victorias y dos empates. Atenas fue el equipo menos goleado del torneo con sólo 11 goles en contra. Estas estadísticas son un punto a favor teniendo en cuenta que se aproxima el Regional Amateur, su mayor objetivo en este ciclo.

Este título de Atenas se celebra como ningún otro, no sólo porque corta una larga sequía en Liga Regional, sino porque acompaña al proyecto institucional que persigue la dirigencia. A las obras de infraestructura, la puesta a punto del predio, y el sentido de pertenencia, se les sumaron dos títulos: el del plantel superior y el de Tercera División. El “albo” volvió a ser.

Síntesis

Atenas 1: Federico Marín; Matías Barbero, Federico Aramburu, Elías Scoponi y Milton Cordeiro; Lisandro Freile, Juan Barrera, Facundo Tello y Diego Oyola; Jeremías Franchi y Braian Agüero. DT: Gastón Leva.

San Martín de Vicuña Mackenna 0: Gabriel Gil; Lucas Calafell, Luciano Grimaldi, Luciano Barrasa y Pablo Álvarez; Marcos Garay, Agustín Gómez, Núñez, Neyén Salinas; Juan Saharrea y Luis Di Santo. DT: Mario Vivaldi.

Gol: 22’ ST Franchi –p–.

Cambios: Todos en el ST, 9’ Mateo Portell por Barrera (A); 23’ Thiago Rodríguez por Freile (A); 25’ Alexis Dovizo por Calafell (SM); 38’ Lautaro Barile por Agüero (A).

Árbitro: Juan Dardanelli.

Tercera División: Atenas 2 – San Martín 0 (Atenas se consagró campeón en Reserva).

Estadio: “9 de Julio” – Atenas.

Fotos: Al Toque
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad







Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388