Encontranos

Efemérides

De Canals a Japón: el día en que “Kike” Vidallé recorrió el mundo con Argentinos

A inicios de semana se sortearon las llaves de octavos de final de la Copa Libertadores de América. Luego de 35 años, Argentinos Junios volverá a disputar un encuentro de segunda ronda de la competencia y eso fue motiva para charlar con Enrique Bernardo Vidallé, una de las leyendas del equipo de La Paternal que se consagró campeón en 1985.

Iván Ortega

Publicado

en

El destino del sorteo hizo que Argentinos Juniors vuelva a jugar un encuentro de segunda fase de Copa Libertadores ante River Plate, justo ante el último rival con el que se midió en instancias definitorias, en aquel entonces por la semifinal de 1986 cuando quedó eliminado con el River de Héctor “Bambino” Veira, que luego se consagró campeón. 

Posterior a eso, Argentinos jugó la Copa en 2011 pero no pudo superar la etapa de grupos.

En 1986, el “Bicho” de La Paternal ingresó en el grupo semifinal por ser el defensor del título ganado el año anterior, compartió zona con Barcelona de Ecuador y River, y quedó eliminado en partido desempate con el “Millonario”. 

Un año antes, Argentinos había alcanzado su logro mayor al consagrarse en definición por penales ante América de Cali y alzar su primer trofeo internacional.

El Argentinos campeón de la Libertadores 1985: Enrique Vidallé; Carmelo Villalba, José Pavoni, Jorge Pellegrini, Adrián Domenech; Jorge Olguín, Sergio Batista; Mario Videla, Renato Corsi, Emilio Commisso; Claudio Borghi.

Enrique Bernardo “Kike” Vidallé fue el héroe al tapar el último disparo a Antony De Ávila.  El arquero nacido en Canals vive en la ciudad de Buenos Aires, pero decidió pasar la pandemia en un campo de la provincia de Córdoba. El contacto fue por medio de Oscar Guardia, otro ex jugador de Canalense, quien avisó que no era fácil contactarlo “porque vive en un campo sin señal”. 

Una serie de llamados sin respuesta parecía que nos dejaría sin posibilidades de encontrarlo, pero al rato suena el teléfono de la redacción de Al Toque Deportes y del otro lado estaba ni más ni menos que “Kike” Vidallé: “Me vine a la ruta acá tengo señal”, avisa. 

“Ya que son de Río Cuarto te voy a contar algo que pocos saben”, inicia la charla antes de que podamos emitir la primera pregunta. “En un tiempo estuve en la selección de la Liga de Canals y fuimos a jugar un amistoso a Río Cuarto, yo era suplente, pero me pusieron y jugué todo el segundo tiempo. Sin embargo, mi recuerdo es haber entrado a la cancha de Estudiantes y ver semejante inmensidad, ¡en ese tiempo nunca me imaginé que iba a jugar en otras canchas con tribunas!”, cuenta el arquero, que terminó jugando la final más emotiva de la historia de la Copa Intercontinental ante la Juventus. 

– ¿Está alejado del fútbol? 

– No quise saber nada, me llamaron de Boca y Argentinos, y algunos ex compañeros para entrenar arqueros, pero la vida del fútbol no es tan fácil, la familia no la veía nunca y si vuelvo me va a pasar lo mismo. Yo organizo los asados y nos juntamos a comer. 

Del baby, a la primera de Canalense 

– ¿Cómo fueron sus comienzos en Canalense?

– Mi debut fue en un cuadrangular amistoso que se jugó en la cancha de Central Argentino de La Carlota, había jugado en el baby y Oscar Guardia (el mismo que nos guio en la búsqueda del protagonista de la entrevista) me fue a buscar para jugar en la primera de Canalense, así fue mi comienzo. Después jugué toda la temporada. 

“Fue así, de casualidad, imagino que el club no tenía plata para contratar a un arquero de afuera y por eso me buscaron”, dice sobre ese arranque en Primera sin haber hecho inferiores.

“Tenía 15 años, cuando llegué a mi casa y le conté a mi mamá, ella no me creía pero después me dejó ir, me prestaron las medias y los botines porque no tenía, ¡y atajé con la maya que usaba para trabajar en la pileta de Libertad!”. 

Terminado el cuadrangular amistoso, comenzó la temporada 1968 de la Liga Regional de Fútbol de Canals, y Enrique se adueñó de un arco que tenía nombre y apellido: Miguel “pollo” Andrade, el mismo que identifica hoy al estadio del “verde”. “Esas cosas siempre quedan en la memoria, jugar en la Primera de Canalense fue una casualidad y significó muchísimo, fue un solo año sin inferiores”. 

– ¿Se acuerda del partido que jugó con la reserva de Boca ante Canalense? 

– Sí. Las cosas que hice en mi pueblo no te las olvidás jamás, el lugar donde naciste, salvo que seas un renegado de esos que se van a Buenos Aires y se piensen que son porteños ja ja. Fui dos veces a jugar con Canalense: primero con la reserva de Boca, ese día vino Marcelo Trobiani que jugó un tiempo para Canalense y otro para Boca; y después con la primera de Gimnasia. 

Para el centenario del club volvió a jugar un partido con varias estrellas de Canalense y recibió el reconocimiento como el deportista de la entidad en el primer siglo de vida.

El reconocimiento de Canalense a Vidallé.

Boca Juniors, el gran salto 

Rápidamente llegó la prueba en Boca Juniors, otra vez de la mano de la casualidad, porque no fue que lo vieran en un partido, ni en una prueba previa: “Había un señor Medina que trabajaba en el correo (en Canals) y tenía contactos con el Club de Pesca de Boca, él comentó de mi existencia y me consiguió una prueba. Era enero y en La Candela (predio “xeneize”) estaba entrenando la reserva, me probaron cuatro días con la tercera, tenía edad de Sexta, y me quedé”. 

En Boca Juniors jugó 37 partidos entre 1972 y 1975, luego se marchó a Palestino de Chile. Vuelve a Argentina para jugar en Gimnasia y Esgrima La Plata y luego pasa a Estudiantes, de la misma ciudad. “Ahí me putearon los hinchas de los dos, los de Gimnasia porque me fui a la contra y los de Estudiantes porque venía del rival”, dice. 

Tras un paso por Huracán, llega Argentinos Juniors: “se formó un equipo para salvarse del descenso, llegamos 5 jugadores que había pedido Labruna: el ´puma´ (Carlos) Morette, ´JJ´ (Juan José López), Emilio Commisso, Miguel Lemme y yo, después (Roberto) Saporitti (N. De R. asumió la dirección técnica tras el fallecimiento de Ángel Labruna), agregó a Jorge Pellegrini”, recuerda. 

“La primera charla que tuvimos con el ‘Sapo’ fue que teníamos que sacar el mayor puntaje que se pudiera porque estábamos muy comprometidos con el descenso”, dice y aprovecha para traer nuevamente el recuerdo a la región: “El primer amistoso que jugó ese equipazo de Argentinos fue en Estudiantes de Río Cuarto, ahí fue a verme mi hermano y mucha gente de Canals, en ese tiempo todavía estaba (Pedro Pablo) Pasculli en lugar de (Claudio) Borgui”. 

La consagración 

Argentinos festejó su 80º aniversario consiguiendo su primer título de la historia, fue el Metropolitano de 1984, con el que logró la clasificación a la Copa Libertadores de 1985. Al año siguiente se quedó con el Nacional ‘85 y la gran consagración en la competencia continental. 

Al Metropolitano del ‘84 lo gana en un ajustado mano a mano con Ferro Carril Oeste, tras derrotar en la última fecha a Temperley, mientras que los de Caballito empataron con Estudiantes de la Plata. El campeón terminó con 51 unidades y el escolta con 50. 

La primera consagración de Argentinos: Argentinos juniors 1 vs Temperley 0 metropolitano 1984 

El Nacional fue tras una triple final ante Vélez Sarsfield. La primera para definir al mejor de la zona de ganadores: Argentinos se impuso 2 a 0 de local en La Bombonera y Vélez ganó por el mismo marcador en el Amalfitani. Vidallé atajó uno de los remates de la definición por penales y aseguró el pasaporte a la final del torneo. 

Vélez volvió a llegar a la definición por la zona de perdedores, en el Monumental ganó el primer juego por penales y los de La Paternal se impusieron 2 a 1 en el definitivo. 

Argentinos de América 

En la Copa Libertadores de América, Argentinos Juniors compartió el grupo 1 con Ferro, y los brasileros Fluminense y Vasco Da Gamma. El equipo dirigido ya por José “piojo” Yudica, terminó primero de la zona y jugó el grupo semifinal con Blooming de Bolivia e Independiente de Avellaneda, defensor del título. 

Tras terminar primero llegó la final ante el América de Cali “que tenía un equipazo”, avisa Vidallé antes de nombrar a algunos de los integrantes del rival: “César Falcioni, (Ricardo) el ‘flaco’ Gareca y Roberto Cabañas”. 

Los dos partidos terminaron 1 a 0, un “chico” para cada uno, y la definición se trasladó al “Defensores del Chaco”, de Paraguay. El encuentro terminó 1 a 1 (Commisso y Gareca, los goles) y fue el turno de la definición por penales. 

La dramática definición ante América 

Gareca, Cabañas, Herrera y Soto habían convertido para América. Olguín, Batista, Pavoni y Borghi para Argentinos cuando llegó el turno de Antony De Avila y Vidallé contiene el remate a media altura, enalteciendo su figura y dejándole servida la definición a su compañero Mario Videla. 

– Después de atajar el penal casi no lo festeja y le dice algo a Videla, ¿Se acuerda que fue? 

– Sí, Falcioni iba a decirle cosas, entonces me acerqué, para sacarlo (a Falcioni) y le pregunté al “panza” (Videla) si estaba bien y me dijo: “olvidate viejo”, no se le movía un pelo. 

La conversión de Videla le dio la Copa a Argentinos Juniors: “En ese momento, no lo creés ni pensás que fue tan buen equipo, pero con el tiempo te vas dando cuenta que pasaron 35 años y nos siguen llamando”, dice Vidallé al consultarle si por entonces eran conscientes de lo que habían logrado.  

Michel Platiní se llevó su camiseta en Japón 

La final de la Copa Intercontinental se jugó en Tokio, Japón, ante Juventus de Italia, vencedor de la Liga de Campeones de Europa. Para muchos fue la final más emotiva de la historia, el equipo argentino estuvo dos veces en ventaja, pero los italianos lo empataron otras dos y la definición terminó desde los 12 pasos. 

“La final con Juventus fue lo único triste, no hubo nunca más una final como esa y no creo que un equipo chico como Argentinos llegue, éramos 14 o 15 jugadores de Primera, los otros eran todos pibes que jugaban muy bien, pero estaban haciendo sus primeros pasos. Juventus tenía el mejor equipo de Europa, creo que merecíamos ganar, pero es así”, rememora. 

Vidallé achica ante el ataque del danés Laudrup.

En esa definición volvió a brillar el arquero nacido en Canals al contener el remate del danés Michael Laudrup, pero Tacconi contuvo los penales de Pavoni y Batista, y el título quedo para la “Juve”. 

La definición por penales 

– Cuando le atajó el penal a Laudrup ¿qué pensó? 

– ¡Que zafábamos! Pensé: ahora sí, pero cuando errás dos penales en una definición estás muerto.

– ¿Qué recuerdos tiene de Platini? 

– Con Platini tengo dos recuerdos, el de los penales y otro que mis amigos se me ríen cuando lo cuento, pero él vino a cambiarme la camiseta, yo había quedado antes del partido cambiarla con Tacconi, pero cuando terminan los penales me tocan de atrás y era Platini que me pidió cambiar la camiseta. ¡Mirá si le iba a decir que no!

El francés Michel Platini, figura de Juventus, con la camiseta de Vidallé al momento de levantar la Intercontinental.

Vidallé remarca que en las fotos del festejo de los campeones “Michel está con la camiseta mía” y agrega: “Después Tacconi tocó la puerta del vestuario, menos mal que había otra con el 1 y se la di”. 

“A esa camiseta me la robaron una vez que entraron a mi casa, se llevaron una 50 o más que tenía guardadas, dos veces me llamaron del museo para pedírmela, me ofrecen fortuna y no me creen que me la robaron”, aclara sobre el paradero incierto de semejante tesoro. 

El retiro con la Interamericana 

Al año siguiente Argentinos volvió a disputar la Copa Libertadores, en esta ocasión ingresó como campeón vigente en los grupos semifinales compartiendo zona con River Plate y Barcelona de Ecuador, igualó en puntos con River el primer lugar y el pase a la final se definió en un nuevo encuentro en cancha de Vélez. El 0 a 0 le dio el pasaporte al “millonario” por mejor diferencia de goles. 

“En el ‘86 River nos saca por un gol de diferencia que le había convertido a Barcelona de Ecuador, en la cancha de River le dimos un baile (ganó 2 a 0) y en el desempate le pegamos dos tiros en los palos, fuimos más pero no se dio. Pasó River y fueron campeones”, asegura el ex arquero. 

Posteriormente llegó el turno de jugar la Interamericana contra el campeón de la Copa de Campeones de la CONCACAF 1985, el Defence Force de Trinidad y Tobago. Argentinos ganó 1 a 0 y cerró con un nuevo título el paso de Vidallé por el club. 

– “¿Sabés que ese día no había copa? -interpela el entrevistado al periodista- 

– ¿Cómo que no había?

– No ja ja. Son esas cosas del fútbol, cuando ganamos y nos tenían que entregar la copa no estaba. Entonces, como yo me retiraba, mis compañeros me habían regalado un trofeo, esos que se compran en cualquier lado, de recuerdo, y fuimos a buscar ese al vestuario para las fotos. Sólo nos dieron las medallas. Dos meses después entregaron la copa que es hermosa”. 

Los Panamericanos 1971 

Si bien los logros que más se recuerdan del arquero de Canals son defendiendo la camiseta de Argentinos Juniors, su primer gran éxito fue con la selección Sub-23 de Argentina, ganando la medalla de Oro en los Juegos Panamericanos de Colombia 1971.  

“Ese Panamericano fue espectacular, el técnico fue Rubén Bravo. Empezó atajando Miguel Leyes los primeros 2 partidos y yo jugué los 5 últimos. Teníamos un equipazo, estaban Roberto Cabral, el ´Cabezón´ (Osvaldo) Potente, (Raúl) Nogues, (Luis) Mendoza, (Andrés) Rebotaro, (Edgardo) “Chiva” Di Meola, (Francisco) Lavoratto, (Héctor) Scotta, (José) Berta. Terminamos invictos”, memoriza. 

La señal de teléfono comienza a perderse y antes que se corte la llamada agradecemos, Vidallé volverá al campo donde se resguarda del Covid-19 y recomienda: “Hay que cuidarse, no es fácil, yo tengo dos hijos y hace más de un mes que no veo a los nietos”.

El arquero que fue héroe con la camiseta de Argentinos se despide con esa sencillez de hombre de pueblo, como el bañero fanático de Canalense que trabajaba en la pileta de Libertad (su clásico rival), o el que recuerda la inmensidad del estadio Cuidad de Río Cuarto porque “no sabía si iba a volver a jugar en una cancha con tribunas”.  

Redacción Al Toque 
Fotos: Archivo y Eduardo Schachner 

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388