Encontranos

Fútbol

De Mackenna, a convertir un gol en el clásico de Avellaneda

Yamila Francescato, oriunda de Vicuña Mackenna, tuvo en 2018 un paso histórico por Club Atlético Independiente ya que fue parte del plantel del “rojo” que consiguió el ascenso a la máxima categoría de AFA. En el clásico ante Racing Club marcó un gol agónico para empatar el partido. El video de ese día inolvidable y el recuerdo en palabras de Francescato. “Ese gol no me lo voy a olvidar nunca”.

Publicado

en

Con la 14 en la espalda, Francescato festeja su gol agónico.

Clásico de Avellaneda. Racing gana 1 a 0 de local y se está quedando con el triunfo. Minuto 48 del segundo tiempo y Yamila Francescato, que entró hace apenas unos minutos, agarra la pelota desde la izquierda del campo de juego y encara. Dos defensoras de la “academia” la siguen y la número 14 del “rojo” se tira un “autopase”, se tira la pelota larga y gana en velocidad. Llega al encuentro con la redonda antes que las dos defensoras y antes que la arquera que ya salió a achicar. Antes que todas, antes que nadie, Francescato llega a puntear la pelota que viaja hacia el arco y besa la red. Es gol. Es gol de Independiente a los 48 del complemento, en el epílogo del partido. Es el gol del empate agónico. Es el gol que desata la locura “roja”. Francescato lo grita, salta de la emoción, aprieta el puño y después se encuentra en un abrazo colectivo junto a sus compañeras, las que estaban en la cancha y las del banco de suplentes, todas.

La protagonista de ese gol agónico e inolvidable en el clásico de Avellaneda entre Racing e Independiente fue Yamila Francescato, futbolista oriunda de Vicuña Mackenna. Durante la temporada 2018 dio el salto y, tras una prueba de jugadoras, quedó en “El Rojo”. Su participación en el plantel fue además en un año histórico, ya que fue parte del ascenso de Independiente a la máxima categoría de AFA. “No puedo decir más nada, estoy contenta. Esto es un clásico, los clásicos se ganan, no se juegan. Pero no lo perdimos y seguimos en la punta”, declaraba ese día en el post partido visiblemente emocionada para el canal Crónica.

Aunque la pandemia la alejó de las canchas y la enfocó en el estudio, Francescato para la pelota y se pone a recordar una época dorada en su joven carrera futbolística. “El tiempo de pandemia me hizo dar cuenta que el fútbol femenino a veces no te abastece como lo va hacer un título profesional”, reflexiona actualmente.

Durante la temporada 2019, Francescato vistió la camiseta de Belgrano.

La futbolista de Belgrano de Vicuña Mackenna, con paso también por San Martín, fue una de las jugadoras destacadas del fútbol femenino regional durante la pasada temporada, que incluyó su participación con la Selección de la Liga Regional de Río Cuarto y una convocatoria para entrenar junto a la Selección Argentina. Sin embargo, a pesar de la incertidumbre del regreso o no del fútbol, Francescato ya se había despedido hasta el próximo año. “Si se arranca este año no voy a jugar. Esperaré hasta el año que viene”, había declarado en una entrevista para Al Toque Deportes en agosto.

En una nueva charla, ahora la defensora repasa las memorias de su paso por Independiente.

– ¿Cómo se dio tu llegada a Independiente y que recuerdos tenes de tu paso por uno de los clubes más grandes del país? ¿qué fue lo mejor que te dejó esa experiencia?

– Mi llegada a independiente fue gracias a Fernando Abbona que me llevó a una prueba en octubre del 2017, fueron tres días donde éramos más de cien jugadoras. Iban sacando y dejando algunas, en mi caso pude quedar los tres días pero no tuve respuestas hasta diciembre, que me dijeron que el 14 de enero del 2018 tenía que estar en el predio de Villa Domínico. Desde ahí comenzó todo. Me dejó cosas muy lindas, cosas que me sirven de experiencia. Estoy agradecida porque el club estuvo en todos los detalles y por haberme dejado formar parte. Lo mejor que me dejó fue conocer a muchas personas con gran corazón, aprendizajes buenos y malos que eso es parte de la vida, que lo agradezco para poder usarlo en el día de mañana, pasar y conocer cómo se trabajar a nivel profesional.

– Tuviste la posibilidad de convertir un gol en un clásico ante Racing, con el agregado que fue sobre la hora y sirvió para empatar el partido. ¿Qué sensaciones recordas de ese día?

– Ese gol no me lo voy a olvidar nunca. Tenía tantos nervios porque escuchaba comentarios de la gente, de lo que era el clásico y no veía la hora de que ya sea el día. Toda la semana le pedía a Dios que me dé paz, tranquilidad y sabiduría para enfrentar todo lo que estaba sucediendo. El partido llegó y estaba con tantas ganas de jugar y poder demostrar lo que sabía, lo que podía dar. Pero paso el primer tiempo, después ya casi terminando el segundo y yo no entraba. Se me había ido un poco la esperanza, el profe había hecho cuatro cambios y quedaba uno solo. Cuando el profe dijo “Córdoba” se me prendieron todas las luces. Tenía que dar más de lo que daba siempre, faltaban sólo dos minutos y encima de “9”, que ni respete el puesto, iba para todos lados con tal de agarrar la pelota y hacer algo. En una jugada rápida de mi compañera que venía de un lateral la controlé y me fui sin pensar en darle la pelota a alguien, me adueñé totalmente y fui egoísta un segundo, miré el arco y le di un zapatazo. Cuando la pelota entró ni te cuento la felicidad que tenía y diciendo “Dios es grande”, su tiempo es perfecto.


Ese gol no me lo voy a olvidar nunca


¿Sentís que fue el mejor o uno de los mejores goles de tu carrera?

– No, no sé si fue el mejor gol. Tal vez haya sido uno de los que más me emocioné porque fue como una descarga y de poder brindarle algo al equipo ya que no podía hacerlo antes.

“Si se arranca este año no voy a jugar. Esperaré hasta el año que viene”
El 2019 la tuvo en una entrenando en el Predio de AFA en Ezeiza, durante una convocatoria de la Selección Argentina.

– ¿Soñas con volver a tener otra oportunidad en Independiente o algún otro club de AFA?

– Si tengo la posibilidad de volver a otro club de AFA voy a disfrutar y a vivir cada momento como si fuese el último, no lo voy a negar. Me encanta esto y cualquiera lo desearía. Pero siendo sincera el tiempo de pandemia me hizo dar cuenta que el fútbol femenino a veces no te abastece como lo va hacer un título profesional, como una carrera o estudios que puedas llegar a tener. Hoy estoy estudiando, estoy completando lo que debía hacer hace mucho para ser alguien realmente profesional. Es una de las enseñanzas que te deja como muchas otras está pandemia. Agradezco nuevamente a Dios por siempre poner este tipo de obstáculos para que uno valore, conozca y se responsabilice en cada camino de su vida, de lo que elija ser. Me encanta el fútbol, es una de las cosas que me apasiona, vivís cosas que no pasan en todos lados, conoces gente que te llena el alma y te hace vivenciar lo más lindo y lo más feo que pueda llegar a pasar. El fútbol es increíble. Pero hoy prefiero estar sentada con libros. Por ahora estoy estudiando masoterapeuta.

El video del gol

La árbitra del clásico, una histórica

Salomé Di Iorio fue la jueza de ese Racing 1 – Independiente 1 que tuvo como protagonista a Francescato. En 1998 la oriunda de Quilmes, Buenos Aires, dirimió justicia en un cotejo de Primera División, convirtiéndose en la segunda árbitra argentina en impartir justicia en un juego de planteles superiores. La primera fue Florencia Romano ese mismo año.

Di Iorio fue la primera árbitra internacional argentina. En 2012 representó al país en los Juegos Olímpicos de Londres y ese mismo año hizo lo propio en la Copa Mundial Femenina, que se jugó en Canadá.

La campaña de Independiente hacia el ascenso

El “rojo” de Avellaneda fue campeón de la temporada y consiguió el ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino a nivel nacional.

Independiente finalizó primero en la tabla, por encima de otros 17 equipos, con un total de 93 puntos. Fueron 34 los partidos jugados con: 30 triunfos, 3 empates y una sola derrota. Además, 121 goles a favor y sólo 14 en contra.

Fotos: Independiente / AFA – Stefi León / Belgrano de Vicuña Mackenna
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388