Encontranos

Polideportivo

Doble carrera: El proyecto para estudiantes-deportistas

Cada 20 de septiembre se celebra el día internacional del deporte universitario, proclamado por la UNESCO. Desde la Federación del Deporte Universitario Argentino se impulsa todos los años la importancia de que los jóvenes puedan desarrollar sus estudios académicos y su carrera deportiva al mismo tiempo.

Publicado

en

Thomas Giacometti es tenismesista y estudiante de la carrera de Educación Física de la UNRC,

En noviembre de 2015, la UNESCO proclamó a cada 20 de septiembre como el Día Internacional del Deporte Universitario con el fin de contribuir al fomento de los valores ciudadanos en la universidad a través del deporte como un elemento esencial de la educación.

“El diálogo, el respeto hacia uno mismo y a los demás, el juego limpio y la búsqueda de la excelencia son los principios que enmarcan la educación de los estudiantes. La educación y el deporte deben estar en el centro de nuestras sociedades, y este día proporciona un espacio para poner de relieve la función social de las universidades”, de esa manera describía UNESCO la importancia de este día.

En Argentina, la entidad que se ocupa de llevar adelante el fomento del deporte universitario es la Federación del Deporte Universitario Argentino (FeDUA). Surgió en noviembre de 2012, con el fin de unificar el sistema del deporte universitario argentino que abarca tanto universidades nacionales, públicas, privadas y terciarios en torno a la actividad deportiva. El objetivo es garantizar el derecho al deporte de todos los estudiantes-deportistas del país.

Durante cada año, por el Día del Deporte Universitario, se llevan a cabo dos semanas completas de celebración. Este año, debido a la pandemia, FeDUA organizó un festejo virtual a través del primer Foro de Deporte Universitario Argentino. Emiliano Ojea, presidente de FeDUA, dialogó con Al Toque Deportes mientras se desarrollaba el evento.

“Inauguramos el Foro con la participación del Ministro de Educación, Nicolás Trotta, el Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino. Personalidades como “Pepe” Sánchez -ex basquetbolista- y Macarena Sánchez como representante de la juventud”, destacó Ojea.

El proyecto “Doble Carrera” consiste, simplemente, en estudiar y hacer deporte, como lo indica la página web de FeDUA: “Este proyecto se propone ayudar a deportistas y estudiantes en edad universitaria y preuniversitaria, para que puedan desarrollar su trayectoria deportiva y académica sin tener que elegir entre una de ellas”.

“En este encuentro podemos discutir el aporte del deporte universitario al sistema educativo argentino e impulsar el proyecto Doble Carrera, que es reivindicar a la universidad argentina para que los deportistas tengan un proyecto de vida en donde puedan realizar su carrera deportiva y universitaria a la vez”, expresó el presidente de FeDUA.

Actualmente, son alrededor de 20.000 estudiantes-deportistas que a lo largo y ancho del país participan de las actividades de FeDUA. “Más de 500 estudiantes cada año compiten de manera internacional representando al país en el ámbito universitario”, detalló Ojea.

El presidente de FeDUA, Emiliano Ojea, durante un evento de FISU (Federación Internacional del Deporte Universitario).

La principal competencia con la que cuentan los estudiantes-deportistas son los Juegos Universitarios Argentinos. Comienzan divididos en 9 regiones en todo el país, y participan todas las universidades del territorio nacional. “Tenemos otras copas argentinas y en el plano internacional están los Juegos Universitarios Mundiales, que les permite a los deportistas de alto rendimiento competir, a comparación de los nacionales que son más orientados al desarrollo e integración del estudiante”, comentó el presidente.

Ojea se refirió a la importancia de que todas las casas de estudios superiores cuenten con su propia área de deportes: “Articulamos permanentemente con cada universidad, que tiene su política hacia adentro de contención, participación y competencia para que los estudiantes tengan distintas posibilidades de representar a su universidad”.

Ser estudiante-deportista

Son muchos los alumnos de las universidades de todo el país que desarrollan, en paralelo, su carrera deportiva. La dificultad es aún mayor cuando se intenta llevar ambas facetas al día y con las mismas ganas y dedicación. El proyecto de FeDUA busca cortar con la concepción de “estudiar o entrenar”.

En la Universidad Nacional de Río Cuarto, cientos de estudiantes desarrollan una actividad deportiva y buscan competencias para encauzar su carrera. Para conocer un poco más sobre este mundo, dialogamos con Thomas Giacometti, alumno de la Licenciatura en Educación Física y jugador de tenis de mesa que participó de diversas competencias representando a la UNRC y a nuestro país durante los cuatro años que lleva como estudiante.

Giacometti durante un Torneo Centroamericano en Tunja, Colombia en mayo de 2019.

– ¿Cómo se lleva la vida de estudiante y deportista a la vez?

– El calendario del deportista universitario uno lo puede organizar con tiempo, pero está la preparación que te conlleva estar a la altura de esas competencias. Eso sí te lleva tiempo. Por ahí combinar esto de estudiar y no aflojar en la facultad lleva a que muchos deportistas de alto rendimiento hagan pocas materias. La propuesta de la “Doble Carrera” es increíble, no obligarte a decidir entre la carrera de deportista de alto rendimiento y la carrera universitaria. Es la chance de seguir haciendo las dos. De todas formas, la universidad te da un apoyo, te banca cuando tenés que rendir si estas compitiendo, y eso pasa no solo en mi carrera sino que sucede en todas.

Giacometti tiene 23 años y es oriundo de Villa Mercedes, San Luis, en donde se encuentra pasando la cuarentena -también volvieron a fase 1 de aislamiento-. Representaba a la provincia vecina en diferentes competencias de tenis de mesa durante su etapa en el colegio secundario, pero abandonó la práctica para venir a estudiar a la UNRC. Cuando arribó al “Imperio”, se dio cuenta que todavía podía continuar con su carrera de tenismesista: “No tenía idea del deporte universitario, dejé de jugar al tenis de mesa cuando terminé la escuela por esta cuestión de empezar la carrera. Pensé que no me iba a poder dedicar”, comentó.

– ¿Qué sintió al tener la posibilidad de volver al tenis de mesa, aun estudiando?

– Para mí fue todo. Elegí la carrera que elegí por el deporte, por el tenis de mesa. Cuando volví a jugar me di cuenta de lo que me gustaba hacerlo, y me encantaba la posibilidad de volver a hacerlo seriamente. Tuve un regreso medio gradual y progresivo. Al principio volví a puntos medios, gané un Juego Universitario Regional (JUR) en Santa Fe y comencé a entrenarme para la instancia nacional. No sé si estaba jugando al nivel que tenía en el secundario aún. Ya en 2018 viajé a Brasil para los Juegos Panamericanos Universitarios. Ahí me di cuenta de que, si estaba todo este mundo y las posibilidades de competir, me tenía que poner las pilas. Para viajar a San Pablo nos avisaron un mes antes, yo venía jugando medio intermitente y me puse a entrenar a full. Llegamos como pudimos, y el resto del año y el 2019 ahí se podría decir que volví a llevar una vida casi por completo de alto rendimiento. Era la vida que quería llevar a los 16 o 17 años y se me dio en la universidad.

El tenismesista junto a la delegación de FeDUA Argentina en Colombia.

– ¿Cómo es el sistema del deporte universitario?

– En primer año, me encuentro que estaba este sistema de competencias que te da FeDUA, que está genial porque es muy federal. En todo el país te garantizan una competencia a nivel regional todos los años, en mi caso en la Región Centro donde competimos contra Santa Fe y Entre Ríos. Tuve la oportunidad de ganar el primer año y pude vivenciar los Juegos Universitarios Nacionales al año siguiente. Hasta 2015 se hacían los JUAR, un solo torneo a nivel nacional con todas las universidades del país. En 2016 se comenzaron a llamar JUR, divididas en dos instancias, regionales y nacionales. Los ganadores viajan a la instancia nacional, que generalmente se realiza en Buenos Aires. Después, hay un evento Sudamericano y uno Panamericano que se hace cada dos años. El de San Pablo fue el primero y este año iba a ser en Mérida, México.

– ¿Cuál es la importancia del apoyo que brinda la UNRC y FeDUA?

– En los dos, lo he vivido de cerca, más por ahí en la Universidad desde adentro y en la Hay intenciones de apoyar al deporte universitario al 100%. En la “Uni” vivencié que realmente era un esfuerzo enorme darnos algo de apoyo económico, teniendo en cuenta el desfinanciamiento de la educación pública. Con el poco presupuesto se hacía difícil, pero siempre un apoyo desde donde se puede nos dan, como el espacio para entrenar, por ejemplo. Desde FeDUA, lo mismo, he tenido la posibilidad de conocer a las personas que lo integran y siempre hay una idea de involucrar a la mayoría de los estudiantes, hacerlo súper inclusivo y no dejar nadie afuera. El objetivo es brindarle al estudiante todas las posibilidades que tengan a mano para ayudarnos.

Giacometti durante los primeros Juegos Panamericanos Universitarios en San Pablo – 2018.

– ¿Cómo se continúa con el estudio y el deporte en tiempos de pandemia?

– Es una cuestión de incertidumbre en ambas cosas. Académicamente, tengo la última materia del profesorado para rendir y a su vez estoy cursando la licenciatura, pero de forma condicional, porque tenés que estar recibido de profe. En cuanto al deporte, se trata de entrenar cuando se puede sin saber cuándo hay competencias. Se pueden pulir cosas sin la exigencia de una competencia cercana. Ahí podés formar una base y elevar la vara para afinar cuando tengamos un certamen.

Desde la “Uni”

El director de la Secretaría de Deportes de la UNRC, Darío Bernardes, dio más detalles sobre el desarrollo de los estudiantes-deportistas: “Desde FeDUA nos dieron los lineamientos para implementar el proyecto Doble Carrera en la universidad. Será bueno para darle una posibilidad más al deportista de alto rendimiento”.

En los torneos interfacultades, los profesores crean un contacto más estrecho con los estudiantes: “Ahí vemos el nivel competitivo que tienen, y nos ofrecemos como apoyo y acompañamiento dentro de nuestras posibilidades. Hay cinco o seis chicos que están compitiendo en alto nivel, y muchos otros de diferentes disciplinas”, expresó Bernardes.

Sobre la importancia de los JUR, el director destacó: “Es lo mejor que se pudo hacer, brindar la posibilidad de dar un espacio para que los chicos y nosotros podamos vivenciar experiencias con otras universidades. Es un espacio muy lindo de camaradería y competís en muy buen nivel. Se viene dando hace bastante tiempo, lo vemos muy importantes y a medida que pasan los años tenemos cada vez más chicos adeptos a participar”.

Fotos: Twitter Emiliano Ojea (@emiojea) / Gentileza Thomas Giacometti
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388