Encontranos

Efemérides

El día que cinco mundialistas jugaron en Río Cuarto

En el épico partido que disputaron Centro Cultural Alberdi y Club Atlético Tigre el 25 de mayo de 1965, hubo cinco jugadoras del “matador” que después formaron parte de la Selección Argentina que disputó el Mundial de México 1971. Quiénes fueron y la historia de aquella cita mundialista que dio origen a las Pioneras del Fútbol Femenino Argentina. En la foto, el dedo señala a Gloria “Betty” García, una de las protagonistas de esta historia, en la postal de la Selección en el Mundial.

Delfina Vettore

Publicado

en

El dedo señala a Gloria "Betty" García en la postal de la Selección Argentina en el Mundial de México 1971 (Foto: Federico Peretti para Revista Líbero).

El fútbol femenino argentino comenzó con un primer puntapié, alguien tuvo que haberlo dado…
Nosotras fuimos y acá estamos desde la década del 50!

Facebook Las Pioneras del Fútbol Femenino ARG, organización que surgió como iniciativa de Lucila Sandoval, ex jugadora, para reunir a futbolistas de los años ’50, ’60, ’70, ’80 y ’90 para rescatar la historia del fútbol femenino en el país y darle visibilidad.

El año 1971 marcó un antes y un después en la historia del fútbol femenino en nuestro país. Específicamente fue el Mundial de México 1971 y un equipo de 17 mujeres argentinas que hizo historia y marcó un hito. Ese equipo de mujeres argentinas desafió las costumbres de la época y viajó a México para disputar el Mundial de Fútbol Femenino. Fue la primera participación del país en esta competencia. Esas diecisiete jugadoras fueron las pioneras, que viajaron sin botines ni entrenador, con una camiseta a la que cada una le cosió el número y que al primer lavado no les sirvió más. Cinco de esas diecisiete protagonistas, seis años antes del Mundial pasaron por Río Cuarto junto a su equipo, Club Atlético Tigre: Gloria “Betty” García, Blanca Brúccoli, Eva Lembessi, Zulma Gómez y Zunilda Troncoso. Tigre enfrentó a Centro Cultural Alberdi en cancha de Estudiantes, y le ganó 3 a 0 con triplete de “Betty” García, quién después fuese una de las capitanas de Argentina en México 1971.

El plantel de Tigre en cancha de Estudiantes de Río Cuarto, el 25 de mayo de 1965.

Ya estando en México, durante el campeonato, nuestra selección utilizó remeras y botines obsequiados por la Federación organizadora del Mundial (que no era la FIFA). México 1971 fue el segundo Mundial de mujeres de la historia. Un año antes se había disputado el Mundial de Italia 1970, dónde Dinamarca se consagró campeón. En la edición del ´71 hubo seis selecciones participantes: México, Argentina, Italia, Dinamarca, Inglaterra y Francia.

El debut de la “albiceleste” fue ante las locales, el 15 de agosto y en un Estadio Azteca repleto de gente. México ganó 3 a 1 en un partido que muchas jugadoras argentinas recuerdan como escandaloso. Zunilda Troncoso, una de las que pisó suelo riocuartense en el 65, fue la autora del gol de nuestra selección, el primer grito sagrado en una competencia mundialista.

El segundo partido era ante Inglaterra, una selección con jugadoras de una altura y físicos impresionantes, según lo que “Betty” García. En la previa a ese encuentro Norberto Rozas, jugador argentino con paso en México, se ofreció dirigirlas ante la falta de entrenador de la selección, y el equipo aceptó. El partido versus Inglaterra también se disputó en el mítico Estadio Azteca, el 21 de agosto de 1971. De todos los días históricos de ese Mundial, ese fue el día que más se recuerda casi medio siglo después. Las argentinas bailaron con la pelota en los pies y ganaron por 4 a 1, con cuatro goles de Elba Selva. “Ese día el dueño del hotel donde parábamos nos regaló un día entero de excursión en Cuernavaca. A mí me llegaron muy poco. Fue un placer”, contó la arquera Marta Soler, también en diálogo con la periodista Ayelén Pujol.

El próximo rival era nada más ni nada menos que el último campeón, Dinamarca. Argentina venía con el envión de ese triunfo histórico, pero tuvo algunos contratiempos antes del partido. Es que la aventura mundialista en tierras mexicanas tuvo de todo. Cuatro días antes de enfrentar a Dinamarca el micro que las trasladaba chocó con una camioneta y algunas de las jugadoras argentinas se lastimaron en el accidente. Soler, la guardametas, se lesionó jugando a la pelota en una excursión y tuvo que comenzar a infiltrase para seguir en la competencia. Argentina no pudo ante la potencia de las danesas y terminó perdiendo por 5 a 0.

Gloria “Betty” García.

La competencia continuaba y quedaba el partido por el tercer y cuarto puesto. El mismo fue ante Italia en Guadalajara. Esta vez el que sufrió contratiempos fue el avión en el que viajaban, que tuvo muchas turbulencias. Las italianas se impusieron por 4 a 0 y se subieron al podio. La final fue disputada entre México y Dinamarca. Las danesas mostraron se la gran potencia de la época, ganaron por 3 a 0 y se consagraron bicampeonas mundiales.

La cobertura del Mundial en nuestro país fue muy escasa y, obviamente, con tinte machista. El diario Clarín publicó tres recuadros y se destacan los comentarios despectivos del reconocido periodista uruguayo Diego Lucero (que utilizaba el seudónimo de Luis Alfredo Sciutto). “El fútbol no es para chuchis”, fue el título de su columna, dónde escribió: “Las ves moverse con esa torpeza insuperable (…). Esto sólo es cosa para varones de pelo en pecho y galladura fuerte (…). 90 mil tabloneros van al Azteca a hacerse el plato con ellas. Salute pibas de la pelota”.

El plantel de las Pioneras

Ofelia Feito, María Ponce, Susana Lopreito, María Fiorelli, Marta Soler, Angélica Cardozo, Zunilda Troncoso (en la foto, las paradas), María Cáceres, Virginia Andrade, Betty García, Blanca Bruccoli, Elba Selva y Eva Lembessi (agachadas). Completaban el plantel Marta Andrada, Virginia Cataneo, Zulma Gómez y Teresa Suárez.

La creación de Pioneras del Fútbol Femenino

Lucila Sandoval (Saladas, Corrientes, 1970) fue quién comenzó a reunir las historias sueltas del fútbol femenino en Argentina y a recolectar memorias, archivos, fotos, recuerdos. Su curiosidad nació cuando vio en la sede de AFA la foto del equipo argentino que participó del Mundial de México 1971. Así lo cuenta en un fragmento de su cuento Marimacho, que forma parte de Pelota de Papel 3 – Cuentos escritos por mujeres futbolistas:

“Fui, como casi todas las compañeras, a la Asociación Argentina de Fútbol Femenino. Teníamos que esperar en una sala; iban llamando de a una para firmar. Yo caminaba por las paredes, no me podía quedar quieta de la emoción. Y de repente descubrí un cuadro que me hipnotizó, una imagen que todavía me acompaña todos los días.

Me ardía desde el pecho hasta la espalda cada vez que veía una pelota, pero esta vez se me quemaba al ver el cuadro redentor. Bajo la foto decía: Selección Argentina, Mundial México 1971. Ahí no más se me aflojaron las piernas de la emoción. Lo miraba y lo volvía a mirar: no podía dejar de mirar ese cuadro.

La foto me decía quién era yo.

También me revelaba que mientras yo apenas empezaba a caminar (soy modelo 1970) ya había un equipo de mujeres que jugaba un Mundial. Quise saber todo sobre ellas. ¿Quiénes eran? ¿Habrían vivido lo mismo que yo? ¿Se habrían escapado de sus casas para jugar algún partido? ¿Dónde aprendieron a jugar? ¿Serían de pueblos como el mío? ¿Las habrían llamado marimachos alguna vez? ¿Cómo llegaron a vestir la camiseta de Argentina?

Pregunté, porque no podía creer lo que decía el cuadro. Y me lo confirmaron: “Esa es la Selección Argentina femenina del Mundial de México de 1971”. Era maravilloso. Lo repetía para poder creerlo: esas pibas habían jugado una Copa del Mundo.

Explotaba de la emoción. Las quería conocer.

Desde entonces fui parte de ellas. Luchamos día a día para que bajaran del cuadrito, como dijo alguna vez la jugadora Betty García. Luchamos por hacerlas visibles y que se conocieran esos nombres propios.

A las de ese cuadrito redentor, hoy las llamamos las Pioneras del Fútbol Femenino en la Argentina.

(…) Ese cuadrito parecía estar ahí para iluminar mi futuro, nuestro futuro, el de muchas a las que alguna vez nos llamaron marimacho.”

Apodada “Lucky”, fue jugadora de fútbol durante muchos años. En 1988 empezó en All Boys, cuando todavía existía la Asociación de Fútbol Femenino, que luego pasó a ser parte de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en 1991 por decisión de la FIFA. Después vistió las camisetas de San Lorenzo, Ferro, Independiente y Excursionistas.

Lucila Sandoval entendió la importancia de recuperar la historia del fútbol jugado por mujeres en nuestro país, por eso creó Pionera del Fútbol Femenino Argentino. Hoy, la organización continúa reuniendo a futbolistas de los años ’50, ’60, ’70, ’80 y ’90 para rescatar la historia del fútbol femenino en el país y darle visibilidad.

Fotos: sitio Vice | Federico Peretti – Revista Líbero
Fuentes: CEDAT (Centro de Documentación Al Toque)
Con extractos de Miralas Gambetear – Las mujeres cambian la historia del fútbol con golazos a los prejuicios de género
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388