Encontranos

Fútbol

El hijo de una leyenda debutó en el arco de Estudiantes

Se trata de Gerónimo Ferrari, quien sigue los pasos de su papá Rubén uno de los arqueros más emblemáticos de la historia “celeste”. El juvenil de 20 años hizo su estreno oficial en la Primera División del “león” en la victoria ante Renato Cesarini por la fecha 12 del Apertura. “Atajé en el arco más grande de la Liga”, aseguró “Bochita”.

Bruno Aricó

Publicado

el

El hijo de una leyenda debutó en el arco de Estudiantes.

Es el hijo de uno de los más importantes arqueros que tuvo la historia de Asociación Atlética Estudiantes. Y a pesar de cargar con esa mochila, no lo dudó y, tozudo y obstinado como es, eligió el mismo oficio.

Se trata de Gerónimo Ferrari, quien hace más de una década se forma en la cantera del “león”, donde pasó desde la categoría promocional, cancha chica, juveniles y hoy se codea con los primeros arqueros de la Primera Nacional. Es hijo de Rubén, emblemático guardameta de Estudiantes que tuvo tres periodos en el club (1976 a 1985, 1987 a 1991, y 1994) y atajó en Primera División durante los viejos Nacionales.

Y no sólo eso le corresponde a “Bocha” padre, ya que tras su retiro en 1995 con la camiseta de Lutgardis Riveros de Alcira Gigena comenzó a formar arqueros en su amado Estudiantes. Rubén Ferrari lleva desde 1997 siendo entrenador de arqueros en Estudiantes y ha pasado por todas las categorías. Con un trabajo silencioso, imperceptible, con una gran entrega de planificación y ejecución de tareas: desde la misma formación del pequeño cuando llega al club, pasa por divisiones juveniles, hasta ponerlo en primera división. Actualmente se desempeña como formador en la Liga local y en las divisionales de AFA.

Este pasado domingo la familia Ferrari y toda la parcialidad “celeste” disfrutaron un momento emotivo que arrojó otra jornada de Liga Regional de Río Cuarto. Es que Gerónimo debutó en la Primera División local luego de ingresar a los 31’ del primer tiempo por el lesionado Ignacio Hildmann.

Ocurrió en la victoria por 3-1 ante Renato Cesarini en condición de local por el juego válido a la fecha 12 del Apertura. De esta manera, ‘Gero’ continuó con el legado que su padre dejó marcado a fuego hace 30 años tras.

Me tomó por sorpresa el debut, porque Ignacio no había demostrado en la entrada en calor que se sentía mal, pero en el partido los chicos dijeron que no estaba del todo bien, que se había descompuesto y tuve que prepararme. Por ahí pasa todo esto, fue el momento justo y traté de aprovecharlo”, comentó Gerónimo.

Y continuó: “Futbolísticamente, desde lo individual, no me tocó tanta participación, pero intenté transmitir la mayor seguridad posible a los compañeros. Intenté hacer lo que vengo haciendo en otras categorías, no salirme de lo que normalmente soy como arquero”.

El momento en el que Ferrari hijo recibía las últimas instrucciones por parte del DT Mariano Passero.

El calentamiento previo de Gerónimo también tuvo otra connotación, debido a que quien lo preparó – y sigue preparando – es nada menos que su papá Rubén.

“Mi papá me dijo cosas que ya veníamos hablando en cuanto al puesto, él estaba más nervioso que yo y tuve que decirle que se quede tranquilo, porque estaba bastante seguro. Sabía que tenía que hacer algo parecido a lo que hago en Cuarta de AFA, que solamente cambiaba el contexto”, detalló el joven arquero nacido el 30 de enero del 2002.

“En el momento no tomé dimensión, estaba tranquilo, así soy en mi cabeza. Me mentalicé en que era un partido más; después más en frío vi que hubo mucha repercusión y no fue algo más”, agregó.

Rubén acompañando a su hijo Gerónimo. Una postal del pasado domingo.

Por su parte, Rubén, quien hace las veces de padre y entrenador de arqueros de Gerónimo, indicó: “Fue una sensación muy especial porque uno lo llevó desde la promocional a Estudiantes. Fue creciendo hasta que llegó este momento y hoy en día hasta entrena con los arqueros del Nacional. Para mí fue muy especial”.

El experimentado preparador de arqueros, que llegó a disputar los viejos Torneos Nacionales en la década del ’80, también brindó detalles técnicos que volcó hacia su hijo en los instantes previos al debut: “Le dije que vaya de menor a mayor, que esté atento y no se confíe. En el primer tiempo le tocó jugar con sol en contra y era un gran detalle a tener en cuenta. Lo que también le dije es que el rival sabe aprovechar estos momentos de cambio de arquero en el medio del partido. Pero entró muy bien, muy tranquilo, como si hubiera sumado un entrenamiento más, creo que resolvió bien. Jugó dos partidos en dos días, porque el sábado le ganaron con la Cuarta de AFA a Juventud en San Luis y el domingo estuvo en cancha más de 70 minutos, no se puede quejar (risas)”.

Gerónimo respondió con frontalidad y sin temor al “qué dirán” ante el hecho de portar un apellido “pesado” dentro de Estudiantes. Se lo notó con madurez necesaria, a pesar de sus jóvenes 20 años.

“Atajé en el arco más grande de la Liga, y que a nivel nacional ha tomado mucha más relevancia que antes. Lo noto en los partidos contra Juveniles de AFA, que jugás contra Belgrano e Instituto y te bajan lo mejor. Y lo del apellido, es una presión linda, toda la vida voy a ser un Ferrari y el hecho de estar dentro de este club te deja marcado, por lo que ha significado mi viejo”, remarcó y agregó: “La relación con mi papá dentro del club es la misma que tiene con los otros arqueros, sabemos diferenciar bien el trabajo de vínculo. La ventaja que quizá tengo es que después lo tengo en mi casa y sigue ese trabajo, esas charlas para encontrar virtudes y falencias”.

El 30 de junio del 2019 Gerónimo Ferrari debutó en Tercera División vs Lutgardis Riveros. Tres años después llegó a Primera.

Lo que viene para el juvenil guardavallas de Estudiantes en la continuidad de su preparación para escalar posiciones y ganar consideración en las principales categorías “celestes”. Actualmente es el arquero de la Cuarta División de Juveniles AFA – Primera Nacional y suma minutos en la Tercera División de Liga Regional de Río Cuarto.

Cabe agregar que también entrena con el plantel superior, haciendo las veces de cuarto arquero, por detrás de Brian Olivera (13/12/1993), Adrián Peralta (18/05/1989) e Ignacio Hilmann (13/04/2000)

“La ida de Joaquín (Bigo) a Arsenal nos sirvió a los dos (Hildmann y Ferrari), porque subimos un escalón en la consideración. Ellos son más grandes y ya tienen contrato profesional, hoy en día yo soy el cuarto arquero de AFA y es mucha responsabilidad. Lo importante es seguir trabajando, porque uno nunca sabe cuándo le viene la oportunidad y puede ganar rodaje”, concluyó Gerónimo.

Fotos: prensa Estudiantes / Marcelo López Tobares / Al Toque
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388