Encontranos

Informes Especiales

El panorama de la gimnasia en la región

Recorremos la actualidad de diferentes clubes y escuelas que practican la gimnasia artística deportiva en la ciudad y el sur cordobés. Es una de las disciplinas del polideportivo que más eligen los infantes para comenzar su desarrollo. Cómo afectó la pandemia y qué perspectivas se tiene a futuro para la actividad.

Publicado

en

Continuamos con el recorrido por diferentes disciplinas del polideportivo en su año más particular. El parate por la pandemia obligó a reinventarse a todos los clubes y escuelas de la región en sus distintas actividades.

En este caso, nos adentramos al mundo de la gimnasia artística. Este es uno de los deportes que más se practican en el polideportivo regional, con muchos chicos y chicas iniciándose en su etapa más temprana de vida. Con el tiempo, en varios clubes se sumaron categorías más avanzadas.

Central Argentino

A comienzos de año se realizó la pretemporada hasta que, a mediados de marzo, la pandemia obligó a frenar las actividades: “Teníamos objetivos muy lindos. Decidimos seguir trabajando desde la virtualidad, con planes físicos tratando de garantizar la condición de los chicos”, aseguró la profesora Pía Giordanino.

El “Central” se encargó de brindarle materiales a sus gimnastas para que puedan entrenar algo en casa: “A las chicas se les acercó colchonetas y, gracias a la predisposición de los padres, en algunas casas se fabricaron paralelas o barras para seguir trabajando. Las medidas de seguridad que se requieren son de una dificultad un poco más elevada que otros deportes. Dentro de todo nos pudimos adaptar bastante, tratando de desglosar los ejercicios”, manifestó Giordanino.

El gimnasta, en realidad, quiere venir a su gimnasio a trabajar presencialmente. Entendemos los que estamos en la actividad que es un mejorador de la salud, el niño/adolescente/adulto mejora su sistema inmune”, afirmó Fernando Álvarez, coordinador en el club y vicepresidente de la Federación Cordobesa de Gimnasia. También indicó que los protocolos que se lanzaron desde la Federación y fueron aprobados por el COE central les permitieron trabajar cómodos durante los días habilitados a principio de mes.

A partir de hoy, volvieron las actividades en el club. “Esperemos que no tengamos que retroceder otra vez, ya que es difícil desde lo físico y lo emocional”, argumentó Giordanino. “La perspectiva a futuro con la actividad es buena, pero no igual que a mediados de marzo. La necesidad de movimiento de la población es real, es lo que hemos recolectado de las opiniones de las familias. Poco a poco pensamos que la actividad se va a retomar lentamente”, expresó el coordinador.

La profesora subrayó la necesidad de un acompañamiento para este tipo de disciplinas: “Esto nos afectó en muchos aspectos, pero el más grave es el económico a nivel ciudad y país. Eso complicaría que muchas personas puedan retomar sus actividades. Dentro de las elecciones que van a tener que realizar, por ahí el deporte no es prioridad. Ojalá sea un punto de partida para que el deporte en los clubes y la perspectiva sobre eso cambie en general y se pueda contar con un mayor apoyo”.

Lutgardis Riveros – Alcira Gigena

Para la pretemporada de este año contaron con unas 60 alumnas. “Dimos todo febrero, donde las chicas de competencia y las que están en nivel intermedio tenían práctica tres días por semana y hacíamos la preparación física. Usamos las instalaciones del club y a fin de la pretemporada hicimos un campamento en la zona serrana”, relató Lucila Odella, profesora de la disciplina.

Una vez iniciada la cuarentena se trasladaron a la virtualidad: “Fueron cuatro meses trabajando por Zoom, obviamente con la mitad de las nenas porque no todas tenían acceso a internet y otras no querían participar de esa manera, sobre todo las más chicas de 3 a 5 años. En agosto volvimos al club respetando los protocolos de la Federación y del Municipio y en este momento contamos con 25 nenas en tres turnos diferentes de una hora de entrenamiento”, indicó Odella.

“Con el parate se perdieron muchas cosas en cuanto a la metodología de los ejercicios. Nos encontró proyectando los objetivos del año y concretando pasos que teníamos planificados. Sin lugar a dudas nos pudimos reinventar a través de Zoom para darle la continuidad a la parte física”, expresó Noelia Ferrandini, otras de las profesoras que trabaja en el “inglés”. Para ella, lo que más se perdió durante este tiempo fue el desarrollo de los trabajos acrobáticos y gimnásticos.

La perspectiva es incierta, pero las profesoras mantienen el optimismo: “El presente del deporte dentro de la institución es inestable como todos los deportes y aspectos que están atravesados por la pandemia, pero seguimos reinventándonos para brindarle a nuestras gimnastas la mayor posibilidad de superarse día a día”, comentó Ferrandini. “De las 60 que empezaron, solo 20 quedaron y es poco. Apostaremos todas las fichas a que el próximo año sea mejor y volvamos a elevar el número”, dijo Odella.

Banda Norte

Los objetivos antes del comienzo de la pandemia para el “verde” del Parque Sarmiento estaban puestos en la vinculación con otros grupos de la provincia: “Fomentamos concentraciones con gimnastas para impulsar más allá la actividad e intentamos hacer tareas recreativas con todos”, indicó Florencia Savadin, profesora del club.

Cuando cesaron las actividades en el Parque, se trasladaron a la virtualidad: “Continuamos con todos aquellos que se sumaron con clases virtuales, con distinto tipo de entrenamiento para seguir en contacto con el grupo, aunque sabemos que no es lo mismo que en la presencialidad. Tanto a los chicos como a nosotros nos gusta habitar el espacio que es propio y gran parte de la actividad es la socialización”, expresó la profesora.

El futuro no sale de la incertidumbre para el “lobo”: “La perspectiva que se tiene es un poco incierta tal como le sucede a muchas actividades. Lo que sí sabemos es que volvemos a comenzar en el club a partir de hoy así que podremos reactivar la actividad con turnos pautados y los protocolos necesarios. Con respecto a nuestras proyecciones, hay incertidumbre por el momento que atravesamos, pero intentaremos generar actividades al interior y ganas entre nuestros gimnastas”, afirmó Savadin.

Asociación Atlética Estudiantes

La profesora María José Machiarola se refirió al comienzo del año para el “celeste”: “Estábamos finalizando la pretemporada que había comenzado en el mes de enero con 30 gimnastas. Nos frenó haciendo el segundo test de las distintas capacidades físicas trabajadas y evaluaciones técnicas para decidir en qué nivel competiría cada gimnasta”.

Con el grupo escuela, no competitivo, Estudiantes pudo trabajar solo dos semanas. “Estábamos muy contentos ya que era un año muy prometedor porque comenzábamos el año con la ampliación del gimnasio”, indicó Machiarola.

Desde mayo comenzaron a trabajar con clases online, divididos en grupos según edades y nivel con alrededor de 40 gimnastas. “Ahora tenemos muchas expectativas por estos 2 meses que podremos volver, de acuerdo al protocolo tenemos un número límite de gimnastas para trabajar por turnos, de todas las niñas que quieren regresar no nos gustaría dejar a nadie afuera. Vamos a trabajar a full para darle un poco de color a este año tan difícil”, afirmó la profesora.

Entre las pérdidas, Machiarola no solo destaca lo deportivo: “Se perdió todo un año planificado con muchas actividades no solo deportivas, ya que realizamos festejos de cumpleaños, jornadas extendidas con actividades recreativas, campamentos, actividades artísticas para la preparación del show de fin de año e íbamos a incorporar una nueva actividad, el parkour”.

Jockey Club

La profesora Antonella Abattaneo se lamentó por el momento en el que inició la pandemia para la gimnasia del club “hípico”: “La pandemia nos encontró en un momento de crecimiento gigante, porque durante el 2019 pudimos darle otra impronta a la actividad, crecimos de forma exponencial y sumamos mucha infraestructura”.

Abattaneo dio sus impresiones sobre los retrocesos de fase que afectan a la ciudad: “Frenar y retomar ahora no nos va a permitir seguir con ese crecimiento sino recuperar lo que habíamos logrado, tanto con el número como con los proyectos que teníamos este año que le iban a seguir dando desarrollo a la actividad. En agosto se sumaron varios niños cuando pudimos retomar, pero en grupos reducidos para respetar los protocolos”.

Como en la mayoría de los casos, la incertidumbre pasa por los miedos a retomar las actividades. De todas formas, la profesora mantiene el optimismo para avanzar: “Muchas familias plantearon que hasta el año que viene no van a mandar a sus niños. Intentamos trabajar lo mejor que se puede. Por ahora solo tenemos nivel escuela, nos gustaría formar un equipo de precompetición que conlleva muchísimo trabajo y estamos con proyectos de sumar infraestructura”.

Belgrano de General Cabrera

Esta es otra de las instituciones que comenzaron la pretemporada en febrero con grandes expectativas, como refirió la profesora Elisa Tissera: “Veníamos trabajando y planificando un gran año. Buscábamos seguir avanzando como lo veníamos haciendo a lo largo de estos años, sumando más chicas a la escuelita, fortaleciendo y trabajando para lo que se venía con el equipo de competencia y sumando más mujeres a nuestro grupo de adultas”.

El presente sanitario en General Cabrera obligó a mantener cerradas las puertas del club: “Si bien en la provincia la gimnasia está habilitada, en nuestros pueblos a raíz de la gran cantidad de casos, se vieron obligados a suspender toda actividad que involucre a niños, y nuestra realidad es que un 70 % de nuestro alumnado son niñas menores a 10 años”, indicó Tissera.

Las clases virtuales no fueron utilizadas como recurso: “No lo vimos conveniente ya que nuestras niñas se estaban adaptando a esta nueva realidad y nuestro deporte si no está monitoreado de cerca puede traer consecuencias, tratándose de niñas desde los 3 años”, afirmó la profesora.

Sin embargo, los anhelos a futuro son grandes: “Creo rotundamente que el 2021 nos va a encontrar en el club más fuertes que nunca con ganas de seguir. Apuesto a la gimnasia artística como un deporte integral para el desarrollo de cada gimnasta, no sólo en el ámbito deportivo sino personal. Detrás de una escuela hay varias familias que esperan el regreso, tanto de profes como alumnos. Nosotras hace mucho tiempo que nos venimos preparando con protocolos y alistando el club para volver. Esperemos que todo mejore”, concluyó Tissera.

General Deheza

Junto a Elisa Tissera, Noelia Bataglino trabaja en conjunto con las escuelas de General Cabrera y General Deheza. “Arrancamos en marzo como hacemos habitualmente con todos los grupos, y quedaron cerradas las puertas del club cuando vino la pandemia. Seguimos a la espera de volver a trabajar como veníamos haciendo habitualmente”, afirmó Bataglino.

La profesora dio cuenta del golpe económico que generó la pandemia y que puede afectar para el regreso a los clubes: “Cuando podamos volver veremos si retoman las chicas al 100%, pero seguro habrá una baja en la actividad en lo que resta de este año. Además de lo económico que afectó a muchos sectores, queda un miedo sobre todo en las familias para mandar o no a sus hijas. El deporte está habilitado por el COE provincial, pero en Deheza siguen los casos activos así que no podemos ir al club a dar la actividad aun”.

Sampacho/Coronel Moldes/Adelia María

El encargado de llevar la actividad a estos pueblos es el ex gimnasta Sacha Funes. Oriundo de Sampacho, impulsó la creación de tres escuelas en esta zona de la región para los chicos y chicas que quisieran comenzar con la actividad.

Después de un buen inicio de año con alrededor de 100 gimnastas en cada escuela, la disciplina quedó estancada debido a la pandemia. “La verdad es que estoy complicado porque las actividades son en los pueblos y no se puede viajar. Me escriben los chicos para decirme que extrañan la actividad y que quieren volver, pero no se puede de forma presencial. Estamos viendo si en octubre podemos viajar a los pueblos. En Sampacho tampoco pudimos abrir por el rebrote”, manifestó Funes.

Ante la consulta de la posible pérdida de gimnastas, Funes expresó: “Creo que habrá un efecto látigo, los chicos van a querer hacer de todo. Creo que el parate mundial nos va a servir para disfrutar lo que hacemos realmente. Obviamente un gimnasta que se estuvo formando para competir este año le debe estar costando adaptarse, porque el gimnasta de alta competencia es muy estructurado. De a poquito esto va a armarse para bien para todos. Muchos chicos van a querer hacer cualquier tipo de actividad y eso es lo más importante”.

Fotos: Gentileza de los/as profesores/as de las distintas instituciones
Gráfico: Al Toque
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388