Encontranos

Fútbol

El panorama del arbitraje regional contado por sus protagonistas

Ariel González, máximo responsable del Colegio de Árbitros de la Liga Regional, y los presidentes de las dos Asociaciones que prestan sus servicios, brindaron sus reflexiones sobre la actualidad de los y las jueces. Cómo es el nivel, cuánto tiempo tarda un árbitro en llegar a cancha, qué tipo de sanciones reciben y muchas aristas más.

Publicado

el

El panorama del arbitraje regional contado por sus protagonistas.

¿Puede alguien imaginar un partido sin árbitro? No. Sería imposible. Lo que se encuentra en juego es demasiado importante.

Los estadios se llenan, la pasión se instala en las tribunas y cada uno de los presentes ve lo que quiere ver, inundado por su pasión y sus fobias. Es muy difícil encontrar al calor de los acontecimientos al fanático que reconozca que su equipo cometió una falta, y por el contrario, es recurrente el comportamiento de que sólo se ven infracciones en el lado contrario. Por eso y porque jugadores, técnicos y asistentes muy rara vez suelen reconocer sus golpes, manos, faltas, se requiere de un árbitro. Por supuesto también, los árbitros en ocasiones se equivocan, pero el juego sería imposible sin ellos.

El árbitro es un elemento importante en el deporte, en cualquiera de sus manifestaciones, él es parte inseparable de la actividad. En ese marco, sus apreciaciones y decisiones también van a determinar, acertada o desacertadamente, el resultado.

El árbitro en el contexto social no siempre ha sido visto como la persona que asume esa tarea con la intención de realizarla de la mejor manera. En el mundo del fútbol, todos los actores (jugadores, dirigentes, técnicos, asistentes, prensa, etcétera) en muy pocas ocasiones valoran con objetividad su desempeño.

Ante ese panorama, y con un sinfín de factores más, es que se producen una serie de incidentes de consecuencias impredecibles.

Es por esto que mediante este artículo, damos a conocer la actualidad arbitral en el ámbito de la Liga Regional de Río Cuarto. En las instalaciones del ente rector nos recibieron el presidente de Colegio de Árbitros de Liga Regional, Ariel González, y los presidentes de las Asociaciones que prestan sus servicios a la LRFRC. Carlos Boccolini representó a la ARAF (Asociación Riocuartense de Árbitros de Fútbol) y Gastón Molina Lucero por la UARC (Unidad de Árbitros de Río Cuarto).

Actualmente la Liga Regional cuenta con una lista de buena fe de 150 árbitros y árbitras: 90 pertenecen a la ARAF Y 50 a la UARC, quienes se dividen en designaciones para partidos de Primera División masculino y femenino, inferiores masculino y femenino y futsal. Claro está, que ellos también se ven afectados por bajas por lesión, sanción o impedimentos laborales que hacen que no todos estén disponibles a lo largo de la temporada.

Los tres protagonistas (González, Boccolini y Lucero Molina) brindaron sus opiniones sobre el nivel del colectivo, hablaron de la formación de los árbitros, categorización interna, sanciones y mucho más.

Intentamos llevar el arbitraje de Río Cuarto más arriba, que haya participación nacional y más presencia provincial. En ese sentido presentamos un proyecto ante la presidencia de la Liga y a partir de ahí, ellos se encargaron de contratar los servicios de las Asociaciones que hoy forman parte. Cada Asociación debió presentar una serie de requisitos para ser contratada, como un listado de socios, tiene que tener un seguro, se deben realizar estudios (EMMAC), un instructor o preparador físico, y otras cosas más. Luego de que cumplan con los requisitos, nosotros los reunimos y la Liga (Comité Ejecutivo) firma convenios y arregla los aranceles. Nosotros como Colegio de Árbitros, una vez sellado el vínculo, nos encargamos de las designaciones de los partidos en cada programación”, explica Ariel González sobre el nexo y acuerdo de la Liga y los árbitros.

Y detalla: “Cada Asociación realizó una categorización de sus árbitros, según rendimiento y capacidad para dirigir. Posteriormente, por intermedio de visorias que hacemos en los partidos de todas las categorías, nosotros nos encargamos de ascender o descender a un árbitro o árbitra de acuerdo al desempeño que tenga en cancha. Obviamente que no solamente hacemos ese ascenso o descenso, sino que también tomamos el compromiso de remarcarle cosas para crecer en conjunto”.

Ariel González es el instructor que tiene el Colegio de Árbitros de Liga Regional. Es un ex árbitro nacional.

¿Qué condiciones tiene que tener un/a árbitro/a para dirigir en Liga?

Carlos Boccolini (ARAF): “Una de las condiciones es estar en regla dentro de cada Asociación, la otra es la constancia de querer ser y pertenecer a la Asociación, hacerlo vocacional y cumplir con entrenamientos. Los árbitros empiezan a dirigir en inferiores y luego van ascendiendo de acuerdo a sus condiciones, arrancan desde las categorías más bajas en los juveniles (Sub 13) y luego sortean diferentes etapas. Este año, por iniciativa del Colegio de Árbitros, propusieron que en el femenino de Primera haya equipos conformados por mujeres, y lo vimos como una buena propuesta. Se está afianzando mucho la juventud, nosotros los más grandes apoyamos en cada peldaño porque vemos que se viene una linda camada”.

Gastón Lucero Molina (UARC): “A lo que dijo Carlos, que está en lo correcto, le agrego el valor moral y el hecho de tomar este rol como una profesión/oficio. Creo que  en estos últimos años se ven signo de verdadera vocación y al arbitraje no se lo toma más como un hobbie o trabajo extra. Está bueno que se tome con ese tipo de seriedad”.

¿En cuánto tiempo un/a aspirante comienza a dirigir?

G.L.M (UARC): “No hay un tiempo estimado para comenzar a trabajar en cancha, depende mucho de las cualidades físicas, teóricas y cómo se desempeña el árbitro ante un contexto de partido. No lo tomamos por tiempo, sino por capacidades. Como indicó Carlos, inician en juveniles, por el ritmo de juego y porque están dentro de un clima de formación todos los actores”.

C.B (ARAF): “La ARAF considera la misma condición que la otra Asociación a la hora de largar un árbitro a cancha. La etapa de prueba puede ser la Liga de Profesionales y va yendo despacio en inferiores, más precisamente en juveniles. Una vez que sale a cancha, el de menos experiencia va a la línea, es juez de línea y se lo acompaña con un juez principal más experimentado, que lo va apuntalando. Si bien los nuevos arrancan en inferiores, no pasa en todas las canchas, en canchita chica hay árbitros de mucha experiencia”.

En ese sentido, ¿Han tomado decisiones apresuradas a la hora de mandar gente a arbitrar?

C.B (ARAF): “Es el sistema, el árbitro se hace jugando/arbitrando. Como en todo ámbito, el periodista se hace con más notas, el futbolista jugando, y así. Lo que pasa es que está tan en el foco de la atención el error arbitral que se lo castiga por demás. Hoy en día el árbitro es criticado por los entrenadores, los papás y hasta por los jugadores, es un conjunto que cae sobre un actor. Desde la Asociación y el Colegio apuntamos a bancarlo al jovencito, porque sabemos que va a tener errores en los primeros pasos, pero no lo liquidamos, sino que se los marcamos y lo ayudamos a corregir, que no entre en esa nebulosa que todo lo que hizo está mal, tiene que entender que se está formando”.

G.L.M (UARC): “La gente quizá no entiende que en inferiores está todo en proceso de formación, no sólo los jugadores o los técnicos. El árbitro también está en ese ámbito, se lanza con los primeros partidos en inferiores y muchos no lo saben; por eso se comenten errores. Hoy en día no se lo aceptan, la sociedad está muy sensible ante las decisiones arbitrales”.

¿Esos errores son generadores de violencia?

G.LM (UARC): “La violencia es un problema social, se traslada al deporte porque es parte de esa sociedad”.

ARIEL González (Colegio de Árbitros): “Hay que tener más pasividad ante el error. En el fútbol todo el mundo comete errores, el arquero se come un gol, el delantero lo erra, el técnico hace un mal cambio y el árbitro puede tener una decisión desacertada. Como dice Gastón, es un problema social, pero creo que desde el fútbol podemos tomar concientización y comportarnos un poco mejor”.

«Hoy en día el árbitro es criticado por los entrenadores, los papás y hasta por los jugadores, es un conjunto que cae sobre un actor», die Boccolini, representante de la ARAF.

¿Hay sanciones para el árbitro?

C.B (ARAF): “A nosotros nos sanciona el Tribunal por entregar tarde un informe, el Colegio mismo – si te va a observar –  te hace saber la serie de enmiendas que tenés en un partido y a partir de ahí aconseja a las Asociaciones a frenar o bajar a un árbitro. La sanción que equivale a no arbitrar te afecta en el bolsillo, porque nosotros somos remunerados por partidos. Y te afecta en el ego, porque nadie quiere ser sancionado en su trabajo. Además si el Tribunal o el Colegio no te llaman la atención, lo puede hacer internamente la Asociación si no cumplís con entrenamientos, si no estás en condiciones o con los requisitos a presentar. El árbitro pasa varios filtros para dirigir, hay premios y castigos”.

¿Cómo ven las designaciones arbitrales de mujeres en el femenino de Primera División?

C.B. (ARAF): “Vimos muy bien la decisión, ojalá que se cumpla el anhelo que tiene Ariel de que se extienda a nivel provincial y nacional. Sabemos que en un nivel más alto depende de otros estamentos, pero la iniciativa es muy buena, las chicas están entusiasmadas y hay un gran interés”.

A.G. (Colegio de Árbitros): “Hay predisposición desde el lado de las árbitras. Hubo una etapa previa de observaciones, donde remarcamos cosas a ajustar y luego salieron a cancha con este proyecto. Hoy en día hay unas 32 árbitras, que la mayoría está en crecimiento, tienen muy buena madera; y otras que también tienen rodaje en el masculino. El camino a seguir es el de Belém Bevilacqua, con contrato profesional en AFA, el de Florencia Arizmendi, dos árbitras nacionales que son nuestras; y el de Yamila Salgán que va prometiendo muchísimo”.

Lucero Molina, de la UARC: «Hoy en día no se lo aceptan (al error), la sociedad está muy sensible ante las decisiones arbitrales”.

¿Qué cosas aspiran a corregir en lo inmediato o corto plazo?

G.L.M (UARC): “Estábamos fallando en cuestiones administrativas, hoy en día el error es menor pero intentamos que sea nulo. A la hora de cargar informes, resultados u otro tipo de tipeo. En cuestiones arbitrales, el error nunca se va del todo, aunque apostamos a la disciplina para perfeccionarnos constantemente”.

C.B. (ARAF): “Hay que trabajar sobre el error, porque nos vamos a equivocar siempre. El árbitro lo tiene que manifestar al error, eso hace que trabajemos sobre eso y lo ayudemos. Entonces, cuando el Colegio o el dirigente vengan a manifestarlo, nosotros ya sabemos el punto a tratar, lo conocemos. Hay que convivir con el error, manifestarlo y trabajarlo. Tal vez al nuevo le cuesta identificarlo, el experimentado lo sabe pero no lo manifiesta tanto. Creo que hacia eso hay que apuntar a la hora de mejorar”.

Ariel González (Colegio de Árbitros): “Desarrollo, capacidad y desenvolvimiento. Esos son los tres puntos que tenemos en cuenta y a partir de ahí avanzamos. No nos interesa la edad ni el género, apuntalamos a esos valores y le damos confianza tanto al joven como al experimentado. Los engranajes están bien, aunque  hay que esperar que este proyecto dé frutos”.

Fotos: Al Toque
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388