Encontranos

Más deportes

El último baile de los hermanos Simonet

Tokio 2020 marcó el retiro del mayor de los Simonet en la Selección Argentina, por lo que fue el cierre de la enorme aventura con la “albiceleste” de los tres hermanos; Sebastián, Diego y Pablo. Esta fue la primera vez que compartieron cancha los tres en unos Juegos Olímpicos. Del patio de casa a la máxima cita del deporte mundial. La dinastía Simonet, con el handball corriendo en la sangre.

Delfina Vettore

Publicado

en

Antes de Tokio, cada uno ya había tendido al menos una experiencia olímpica, pero nunca los tres habían coincidido en una misma edición.

Imaginate jugar junto a tus hermanos a tu deporte favorito. Compartir la remera del club de tus amores. Pero vamos más allá, entonces imaginate jugar junto a tus hermanos en la Selección Argentina, defendiendo esa camiseta “albicelestes” que también defendieron en sus años deportivos tu mamá y tu papá. Y también imagínate jugar juntos nada más ni nada menos que en unos Juegos Olímpicos. Ese imaginario es realidad en la familia Simonet.

Tokio 2020 marcó el retiro de la Selección Argentina de Handball de dos jugadoras que ya pasaron a ser leyendas, Sebastián Simonet y Gonzalo Carou. Con la despedida del mayor de los hermanos se cerró la enorme aventura con la “albiceleste” del trío: Sebastián (35 años), Diego (31 años) y Pablo (29 años).

Sangre de handball sin dudas corre por las venas de la familia, y los tres hermanos parecían tener el destino ligado a la disciplina desde nacimiento. Luis Simonet y Alicia Moldes, papá y mamá, son ex jugadores también de la Selección Argentina. Desde el nacimiento los tres varones crecieron con una pelota en las manos y de a poco, cada uno en su momento, fueron iniciando sus carreras deportivas. Del patio de casa en Vicente López a compartir juntos la máxima cita del deporte mundial.

Antes de Tokio, cada uno ya había tendido al menos una experiencia olímpica, pero nunca los tres juntos coincidiendo en una misma edición.

Los primeros en disputar un JJOO fueron Sebastián y Diego en Londres 2012, lo que significó la primera experiencia para el handball nacional en una cita olímpica, tras la histórica clasificación lograda en los Panamericanos de Guadalajara 2011. Pablo, en ese momento con 20 años, no era parte del selectivo mayor. Cuatro años después, con un equipo cada vez más afianzado, llegó la segunda clasificación y Río 2016 iba a ser el primer Juego con los tres en cancha, pero a falta de tres meses para el inicio Diego se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha. Así, Brasil tuvo la participación del mayor y el menor de los Simonet. La postergación de Tokio por la pandemia amenazó con finalizar antes la carrera de Sebastián, pero finalmente este 2021 se dieron el gusto y el lujo de estar los tres juntos en un escenario olímpico.

“Para mí, en lo particular era muy, muy importante, porque yo me había perdido los de Río y era quizás la última chance de jugar unos Juegos Olímpicos clasificando en Lima. La verdad es que salió redondo en el Panamericano, donde ganamos la final contra Chile en un partido muy lindo”, recordó el “chino” en el sitio oficial de los JJOO, respecto a la clasificación para Tokio 2020.

Los resultados en terreno asiático no fueron los soñados, en una zona difícil. Argentina compartió el Grupo A junto con España, Noruega -plata en el Mundial de 2019-, Francia -medallista en los tres últimos Juegos Olímpicos-, Alemania -bronce en Río 2016- y Brasil. A pesar de las cinco derrotas, el foco mayor debe estar puesto en que significó el tercer Juego consecutivo tras muchos años de ausencia, en la despedida de dos leyendas como “Seba” Simonet y Carou, y en el lujazo que se dieron los tres hermanos, que sin dudas marcaron una época en el handball argentino.

“Se termina un sueño, porque nunca imaginé que iba a llegar a donde llegué, viví momentos muy lindos. Es muy difícil cerrar tu carrera como querés, pero soy un privilegiado de poder haberlo conseguido jugando un Juego Olímpico”, expresó Carou tras el último partido frente a España. Se retiró con 41 años y 270 partidos, siendo el jugador con más presencias, y con una marca récord de once Mundiales disputados de forma consecutivas desde su primera aparición en Francia 2001. Además, es el 8° máximo goleador de la selección mayor, con 250 tantos. Fue el capitán en Tokio 2020, su tercer JJOO.

Simonet es otro que estuvo en los tres Juegos Olímpicos del handball argentino hasta el momento, al igual que Carou. Además, disputó siete Mundiales de forma consecutiva desde su debut en Croacia 2009. Con 195 partidos, es el 6° jugador con más presencias, y el 4° máximo goleador histórico con 412 tantos. “Fue el último himno y fue muy emocionante, te pega por los que están y por los que no están como mi familia. Se te cruzan muchos momentos lindos, pero Guadalajara es el que a todos se nos viene a la cabeza primero. Disfruté mucho de estos Juegos, estoy completo y vacío al mismo tiempo porque dejé todo, en este último tiempo más todavía porque fue muy duro entrenarse”, expresó el subcampitán.

Fotos: PILLAUD IHF | Sebastián Simonet
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388