Encontranos

Fútbol

El último salto

Estudiantes estuvo a la altura, apabulló a Agropecuario y lo superó de principio a fin para derrotarlo 4-0 y meterse en la gran final por el primer ascenso. Verticalidad, enjundia, garra y corazón para un equipo que en las importantes aparece.

Publicado

en

Maffini abrió el marcador para Estudiantes versus Agropecuario.

Los libros de historia futbolera de la región y la provincia comenzaron a escribir hace un lustro el fenómeno de Asociación Atlética Estudiantes y su escalada categoría por categoría. Un presidente con ambición, un director técnico mendocino que recorría las canchas amateurs, y un grupo de jugadores que se hizo en el barro son los partícipes principales de una novela hecha realidad.

El gran equipo que es hoy, se conformó desde lo más bajo de las categorías afistas. Los Maffini, Beraldi, Cainelli, Benavídez, Bottino, Comba, Sepúlveda son hombres que han pasado de sumar minutos en canchas de arena y piedra a entregar todo en los grandes reductos de la Primera Nacional argentina. El proceso sigue dando sus frutos, este equipo parece no tener techo. Un ciclo tan largo en este fútbol es muy difícil de encontrar, con el agregado de que está condenado al éxito (como dijo Dagatti cuando asumió hace seis años).

Lo de este domingo es calificado como una de las grandes producciones del período Vázquez. No sólo por lo que se jugaba el equipo, sino por lo que entregó, demostró y condecoró. La semana fue catalogada como la previa a una finalísima contra Agropecuario para definir el primer lugar de la Zona Campeonato A, esperando que Platense no sume de a tres.

Los de Carlos Casares se alistaban como un equipo duro, complicado y de experiencia, que podía hacer “renegar” al “león” y a sus ansias de podio. Lo cierto es que nada de eso pasó, Estudiantes salió enfurecido, fue vertical, simple, jugó de memoria y apabulló a su contrincante. Le creó situaciones de gol por cada rincón del Candini, lo derrotó 4-0, y por esas cosas del fútbol no le pudo hacer unos cuantos más. No hay ninguna duda de que el protagonismo le brota por los poros a este plantel.

En el primer tiempo las jugadas colectivas aparecieron, aunque la puntería falló. Hasta ¾ de cancha el local creó situaciones, tuvo a Beraldi como bandera y principal lanzador, pero le falló el pase a la red. Mientras tanto, en Vicente López ganaba 2-0 Platense sobre Temperley y las estadísticas estaban alejadas de Río Cuarto.

El resultado ajeno nunca sucumbió a Estudiantes. Vázquez movió fichas en el entretiempo y una vez más acertó con el ingreso de Arismendi. “Toto” parece ser el jugador número 12, ese que siempre cumple cuando se lo necesita y hace un desastre por el carril izquierdo.

Así empezó a abrirse el partido, el “león” lo comenzó a ganar con proyecciones por sus bandas y en una de esas arremetidas consiguió un tiro de esquina. El lanzador de la tarde – Víctor Beraldi – le puso la pelota en la cabeza a Maffini, quien metió un testazo para marcar un golazo. Merecidísimo premio para el de General Cabrera que pasó las mil y una y ahora disfruta a lo grande.

El segundo gol también fue significativo. Después de tanto remar de atrás, Beraldi agarró la pelota y se hizo cargo de un penal que Dematei le hizo a Benavídez. El mediocampista definió con una exquisitez, mientras Perafán se desparramaba hacia el palo opuesto.

Beraldi no lo gritó, fue rápidamente en busca de la pelota porque él y todos sus compañeros sabían que necesitaban un gol más para imponerse a Platense y lograr el primer puesto. Esa presión de convertir más goles no se sintió, Estudiantes pateó el tablero y con un doblete en dos minutos llevó tranquilidad a su gente.

El tercero y el cuarto tuvieron como protagonista a Bruno Sepúlveda, que primero guapeó en el borde del área y cedió para Arismendi, y luego hizo la personal bajándola de pecho y definiendo como los que saben: emboquillada por encima de Perafán, tercer tanto personal en este mini torneo y decimosegundo en la temporada para el máximo romperredes del equipo.

Los últimos minutos del partido fueron un déjà vu de los torneos Federal B y A, donde Estudiantes ya tenía asegurada su ventaja, lograba lo planificado y movía la pelota de lado a lado ante la insignificante presencia de su rival.

El “celeste” se metió en una nueva final y termina redondeando su mejor producción en el momento justo. Ya no sorprende el protagonismo de este plantel, que arrancó con la incertidumbre externa de lo que iba a hacer aquel 16 de agosto de 2019 cuando enfrentó a Temperley y en 90 minutos lo goleó 3-0. Un año y medio después acá está el “león”, siendo partícipe de la cita máxima de Primera Nacional y escribiendo su mejor página en su rica historia.

El festejo en el vestuario “celeste” luego de meterse en la final por el primer ascenso.

De qué manera se ha hecho de ese lugar. Sentenció a Agropecuario, no le dio lugar a la zozobra y desató la emoción de su gente. La Avenida España fue un festival, una vez más Estudiantes definirá su suerte en una final. Esta vez buscará el gran salto a Liga Profesional cuando enfrente el 16 de enero a Sarmiento de Junín, ganador de la Zona Campeonato B.

Fotos: Al Toque / prensa Estudiantes
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388