Encontranos

Fútbol

En la cima del cielo

Doce pasos: fueron el camino de sufrimiento y orgullo para Estudiantes en esta historia llamada Primera Nacional. El resultado son dos finales perdidas en quince días, el golpe es duro, aunque el balance del proceso es más que fructífero. Con la frente en alto, “león”.

Iván Ortega

Publicado

en

Estudiantes cayó por penales ante Platense y se quedó sin ascenso.

La carga de las dos finales perdidas son las que aparecen rápidamente como justificativo para los resultadistas sin memoria. Sin dudas que el golpe (o los golpes) dejan heridas difíciles de sanar en el corto tiempo, aunque la variante es mirar el camino recorrido y salir airoso con la frente en alto.

Estudiantes fue un señor equipo en la Primera Nacional, impuso lo suyo y protagonizó un gran torneo ante los gigantes que aparecieron en la categoría. Lo definitivo no debe ser los doce pasos que significaron traspiés ante Sarmiento de Junín y Platense, respectivamente, porque el “celeste” se afianzó rápidamente a la nueva competencia con una base que venía desde el Federal B, no dejó el beneficio  la duda y terminó siendo el mejor elenco de la provincia.

Habrá minutos para lamentarse, jugadas para repetir en los compactos que muestren lo partidos jugados en Santa Fe y Rosario, sin embargo la cima del cielo se alcanzó.

La desazón del plantel de Estudiantes luego de sentenciada la derrota por penales.

El equipo de Marcelo Vázquez consiguió rendimientos altísimos a fuerza de espíritu colectivo sin individualidades que, por su trayectoria, tranquilamente podían imponerse y llevarse todo el mérito. La ilusión del ascenso se desgranó desde el punto penal, dos veces, pero Estudiantes estuvo a la altura. Faltó la coronación, la caravana triunfal hacia Río Cuarto y la vigilia de su gente en la plaza central. Sobra orgullo, florece el trabajo. ¿Cómo va a terminar esto? Con el correr de los días lo sabremos.

Lo que dejó el partido en Newell’s

El clima previo al duelo frente a Platense era de extrema precaución. El rival que estaba enfrente tenía, y tiene, muchísima historia en el fútbol argentino y buscaba reencontrarse con la gloria. La que le era esquiva desde hace 22 años. Como agregado, Estudiantes tenía el antecedente cercano de resultar perdedor en la primera final por el ascenso a Liga Profesional ocurrido hacía 15 días ante Sarmiento de Junín.

Es precaución fue una constante respuesta ante la consulta dirigida al grupo de simpatizantes que merodeaba por el “Marcelo Bielsa”. El justificativo era no hablar de más, darle valor a lo que venía haciendo el equipo, mostrar confianza y cuerpo, y que el resultado se manifieste en cancha. Lo que no querían los “celestes” era lo que terminó sucediendo: una nueva definición por penales.

Pero para esto antes se jugaron noventa minutos reglamentarios, donde el resultado finalizó en uno por lado.

El mejor en el comienzo fue Platense. Los de Llop salieron a presionar bien arriba, aprovecharon la oportunidad de la cancha rápida ante la llovizna que molestó siempre, y complicaron a la defensa del “león”. El “calamar” puso a correr a sus extremos, apostó a los mano a mano contra Benavídez y Suárez y logró su cometido con un error en salida.

El colombiano Sinisterra fue uno de los puntos más altos que tuvo Platense.

Sucedió que Beraldi retrocedió en su humanidad, dio el pase hacia atrás y encontró desacomodado a Maffini. El que aprovechó fue Curuchet, que definió cruzado y por fortuna asistió a Tissera, que sólo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red. A los 5’ del arranque lo ganaba el “marrón”.

Esa desventaja estadística también derivó a que futbolísticamente Platense sea más. El inicio “calamar” encontró similitud con lo que había hecho Estudiantes ante Sarmiento de Junín. Bogado y Lamberti se imponían en la mitad de cancha, mientras que Sinisterra, Curuchet y Tissera doblegaban a la defensa del “león”. Hubo tiempo para el cachetazo y cierre de la historia, pero Olivera respondió bien en jugadas claras y Pitana permitió una pierna de más a favor de Estudiantes (Suárez estuvo al borde de ver la roja).

Los de Vázquez tardaron más de media hora en aclimatarse en el “Marcelo Bielsa”. Hesar primer avisó con un remate desviado, y luego sentenció con un golazo a “lo Ibrahimovich”. El delantero nacido en Villa Ascasubi controló de pecho un centro enviado por Suárez y antes de que la pelota toque el piso remató seco dejando sin respuestas a De Olivera.

A los 38’ se produjo la igualdad riocuartense y la protesta airosa de los “marrones”. Llop señaló que el lanzador del centro (Lucas Suárez) previamente debió haberse ido expulsado por un cruce en mitad de cancha y terminó viendo la roja en el banco de suplentes (el árbitro Pitana expulsó al “Chocho”).

HESAR FINALIZÓ COMO GOLEADOR (5 TANTOS) DE ESTUDIANTES EN EL TORNEO TRANSICIÓN

En los segundos cuarenta y cinco minutos Estudiantes hizo más pie, terminó con más resto físico y mereció algo más que el empate.

El DT del “león” realizó modificaciones, entraron Ortigoza y Marcos Fernández para mostrar presencia en mitad de cancha, y Comba y Ferreira hicieron lo propio en ataque. Salieron Beraldi (amonestado), Sepúlveda y Cainelli. En tanto, quien quedó en cancha a realizar una función más sacrificada fue Ibrahim Hesar, que pasó de pisar el área a retroceder en metros para evitar la subida de Lluy por derecha.

Con algo de fútbol, mucho espíritu y sacrificio Estudiantes le creó situaciones a Platense. Por ende le anularon tres goles por claras posiciones adelantas y una mano en el camino. Lo ideal era ganar en los 90 minutos reglamentarios, sin embargo nuevamente aparecieron los penales en el horizonte cercano.

Hubo silencio en los instantes previos, las fantasmas santafecinos comenzaban a revolotear por Rosario. Platense presentaba buenos antecedentes previos, con un arquero de muchísima experiencia y con ejecutantes de gran valía.

https://twitter.com/TyCSportsPlay/status/1356064192340570115

El “calamar” se llevó el premio, se quedó con el segundo ascenso y regresará a la élite argentina luego de 22 años vagando en la B Nacional. Estudiantes se quedó sin consuelo, pero no con las manos vacías. Porque en la noche del 31 de enero de 2021 Río Cuarto tocó el cielo.

Fotos: FOTOBAIRES / Prensa Platense
Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388