Encontranos

Fútbol

Estudiantes volvió a empatar y se agudizan las esperanzas

El “león” igualó 1 a 1 con Estudiantes de Caseros y llegó al octavo partido al hilo sin victorias. Evangelista adelantó a la visita, mientras que Pardo, sobre el cierre del primer tiempo, puso la paridad local. Hubo cambio de esquema, aunque la deficiencia futbolística persiste.

Iván Ortega

Publicado

en

Asociación Atlética Estudiantes se presentó por la fecha 23 en la noche del lunes y volvió a empatar. Esta vez fue ante su homónimo de Caseros, por 1 a 1, con goles de Fernando Evangelista para los de Quiroz y Franco Pardo para los locales. Fue el sexto partido consecutivo para los de Avenida España que termina en igualdad, contando el de Copa Argentina ante Talleres.

Con este resultado, Estudiantes llegó a los 24 puntos y está decimoprimero en la tabla de la Zona A de Primera Nacional. El equipo de Caseros también es uno de los colistas, está con 22 unidades y decimoquinto.

Para el partido de anoche Gerardo Acuña movió piezas en el once inicial, como consecuencia de lesionados y de las propias urgencias que acontecen. El DT de Estudiantes volvió a la línea de cuatro en el fondo, apostó a cuatro mediocampistas y una dupla de ataque conformada por el habitual Arturia y el juvenil Federico López.

En el inicio encontró cierta tesitura en el juego. Buen trato de pelota en el fondo, aunque con demasiada horizontalidad y poco desnivel. Los centrales Maffini y Pardo conducían desde el fondo, Formica se cerraba desde el lateral izquierdo hacia el centro y exigía a que López haga las veces de extremos. La intención era buena, las piezas se movían y rememoraban al equipo que mostró lo mejor a mediados de la primera rueda.

La complicación en el “león” estuvo siempre marcada desde el medio hacia arriba. Si bien Matías Morales, que debutó como titular, fue otro de los ejes de salida y ofició de nexo entre líneas, Estudiantes siempre careció de creación y rebeldía. Factores que se marcan desde el inicio del torneo y se agravan con el correr de las fechas.

Estudiantes de Caseros apostó a un planteo similar al del local. Quiroz supo leer rápidamente las intenciones de Acuña y primero se preocupó porque el rival no crezca. En segunda medida, y con el trascurso de los minutos, el “pincha” se “soltó” más. Mejoró en triangulaciones, proyectó y fue más directo.

Los pies de Sebastián González fueron claves en la gestación de Caseros, sumado a que sus laderos Rinaldi y Di Renzo tuvieron buenos cuarenta y cinco minutos.

El gol de la visita vino por intermedio de la pelota parada tras una buena ejecución de González. Evangelista se elevó con total libertad y luego de un frentazo venció la valla de Olivera. Además de la intrascendencia en el juego, Estudiantes desnudó otra de sus falencias: la pelota detenida en contra.

A partir de la apertura del marcador el local se quedó con pocas respuestas. Estudiantes de Caseros se vio más holgado desde lo futbolístico y con el resultado a favor se hizo dueño de la pelota. El equipo de Acuña pecó de imprecisiones y poca iniciativa en ataque, es decir que agravó lo que mostró en los primeros minutos.

Lo de Arturia fue valorable desde lo voluntarioso que se muestra, retrocede en metros para estar en contacto con el equipo e intenta hacer algo distinto. Aunque no es lo que más se debe rescatar de un centrodelantero, en cualquier equipo del mundo. Así fue que en ese esfuerzo el ex Talleres consiguió una falta lejos del área, pero que le permitió a Estudiantes tener una chance de gol.

Desde ese envío se produjo una serie de rebotes y quien salió beneficiado fue Pardo, que con una media volea estampó el 1 a 1 sobre el cierre del primer tiempo. Segundo gol para el ex Belgrano, que con anterioridad también había empatado vs Chacarita.

Pardo fue de lo mejor en esa primera parte, porque hizo las veces de conductor en el fondo, fue voz de mando para con sus compañeros y hasta hizo el gol.

La segunda mitad predecía algo distinto a los primeros 45’. Se esperaba más rebeldía de Estudiantes y cambio de mentalidad que salieron del marco de los empates. De hecho Acuña movió el banco y mandó a la cancha a Ceresole por Fede López, quien no tuvo un buen partido pero es ajeno de responsabilidad.

Los roles en el complemento no cambiaron demasiado. Pardo siguió con sus arremetidas y se sumó Morales al protagonismo. El volante central se desprendió de responsabilidades defensivas y se hizo cargo, muchas veces, del último pase. Del lado de los de Quiroz hubo cierto conformismo, un equipo que venía golpeado y que arrancó un nuevo ciclo con el ex DT de Instituto se ajustó a las circunstancias y vio de otro color el empate.

No mucho más en el cierre del partido. Estudiantes siguió sin respuestas en los últimos metros y el arquero Centurión no se ensució la ropa. Mismo panorama para Olivera, que esta vez no fue exigido y se bajó del podio de las figuras.

Estudiantes encontró cierto orden en defensa, cambió dibujo táctico y se adecuó a las circunstancias para no sufrir tanto. Le convierten poco y muestra solidez en la zaga, con Pardo definitivamente asentado y Maffini que parece haber dejado atrás la mala racha de lesiones.

De mitad de cancha hacia adelante el panorama cambia. No hay creación, imaginación, ni gestación. En 23 fechas que lleva la Primera Nacional Estudiantes ha transitado el camino con este problema a cuestas. Es cierto que el recambio desde lo numérico no es el óptimo, hay pocos jugadores que pueden provocar soluciones debido a lo ignotos que son en la categoría. Aunque el campeonato no espera y las esperanzas para clasificar se agudizan.

Datos que entrega Estudiantes en el último tramo del torneo:

  • Octavo partido sin victorias (uno por Copa Argentina)
  • Sexto empate en fila (sumado al de Talleres por Copa Argentina)
  • Con 15 GF es uno de los menos goleadores del torneo (junto al último Chicago).
  • Undécimo en la tabla con 24 puntos. Ganó por última vez en la fecha 14.
  • Lo que viene es Mitre por la fecha 24 (domingo desde las 11 de la mañana en Santiago del Estero).

El público que todavía no queremos ver – Por Iván Ortega

La experiencia de estar en la cancha quedó reducida a un grupo de privilegiados. Sucedió este lunes por la noche en cancha de Estudiantes que había alrededor de 300 personas (entre tribuna oeste y techada) que alentaron e insultaron, en cualquiera de los órdenes.

 No sólo los dirigentes -a quienes ya beneficiaban los protocolos iniciales- sino también quienes ellos eligen, los que entran en las listas de amigos. A los allegados se los ve y se los escucha por televisión. El resto lo mira por televisión, siempre que pueda pagar internet o cable. Y muchas veces el que se queda afuera es el socio común, el hincha genuino que nunca abandonó en tiempos difíciles.

En la AFA -o Primera Nacional- dicen que oficialmente sólo pueden ingresar a una cancha 125 personas del equipo local y 75 del visitante. Pero en cada partido de Estudiantes, al menos en los últimos, hubo cierta relajación protocolar. “Exceso de allegados”, dijeron. “Hinchas VIP”, bromearon otros.

Es cierto que ya hubo público en el automovilismo y el tenis, así como de a poco volvieron los cines y el teatro, pero el fútbol tiene otra complejidad. Los protocolos que se analizan para la vuelta a las canchas se piensan para mediados de septiembre. Es probable que haya un ensayo en Liga Profesional. La idea base es que sea con un aforo del 30%. La cuestión ahí, a la vuelta, será quiénes volverán primero. El capítulo de los allegados parece un prólogo. ¿Quiénes serán los privilegiados del futuro inmediato, los que pasarán ese embudo? La organización en el fútbol siempre fue desigual, la pandemia no hizo más que exponerla aún más.

Redacción Al Toque
Foto: Estudiantes

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad







Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388