Encontranos

Columnistas

“Feliz cumpleaños, maestro”

Por Gustavo “Sapito” Coleoni.

Publicado

en

Coleoni y su recuerdo con Maradona.

Gustavo Coleoni nació el 16 de agosto de 1968, literalmente, dentro del estadio de Talleres de Córdoba: su familia vivía debajo de una de las tribunas de La Boutique, donde su padre trabajaba como buffetero. De chico era tan bueno que la gente de la T iba un rato antes a los partidos para verlo hacer malabares con la pelota. Como Maradona. 

Maradona y Coleoni a fines de los ’70 en cancha de Talleres de Córdoba.

Fue desde muy chico mascota del plantel superior de Talleres. Incluso hacía jueguitos en los partidos y generó una historia muy fuerte.  Sin embargo, fue “El Sapito” y no “el nuevo Maradona”, lo bautizaron así por sus saltos para eludir rivales y por su pequeñez al tener un problema de crecimiento en sus hormonas.

Coleoni hizo mucho más dentro de Talleres. El club le dio mucho más. Creció dentro del bar institucional, fue alcanzapelotas en su etapa de juvenil y hasta DT, una vez que se retiró.

En la retina le quedaron cientos de recuerdos “albiazules”, pero sin duda alguna los que más presente tiene en este viernes 30 son las de su acercamiento a Diego Armando Maradona, su Córdoba natal y un sinfín de ídolos de Talleres, con quien pudo mantener un vínculo fuerte, pasional e inolvidable.

Textual

A veces, como dice mucha gente, el destino pone todas las cosas en su lugar. O las cosas se dan por una causalidad. Después de esta pandemia y más de 200 días sin fútbol vuelve en el día más esperado. No es casualidad, es causalidad. Diego, estás señalado para todos los momentos importantes del fútbol argentino.

Quería decirte gracias por tantas cosas. Gracias por hacerme faltar al colegio cuando iba a séptimo para poder verte en Japón. Gracias por la foto que me saqué con vos cuando era alcanzapelotas en Talleres. Gracias por la foto en la despedida del Rana (Valencia). Gracias por recibirme y tratarme tan bien cuando nos enfrentamos en Gimnasia – Central Córdoba. Ese día me dijiste ‘Sapito ídolo’, miré a mi cuerpo técnico y no lo podía creer de que me trates con esa humildad. Y gracias a Dios por ser como sos, no te juzgo de pantalón largo, porque todos somos seres humanos que tenemos miles de defectos. Pero de pantalón corto sos único, y es desde ahí que sos inmortal.

En mi casa eras el Diego, ahora, a partir de hoy sos el gordo. Te quiero mucho.

Por Gustavo Coleoni – Entrenador de fútbol profesional.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388