Encontranos

Tenis

Hablemos de salud mental, también en el deporte

El retiro de Naomi Osaka de Roland Garros, por depresión y trastornos de ansiedad, abrió un debate más que importante, no solamente en la élite y el profesionalismo, sino en todo el ámbito deportivo: la salud mental. Las psicólogas Valentina Ternengo –psicóloga deportiva en Lautaro Roncedo- y Milena Vettore dejaron sus opiniones sobre el caso.

Delfina Vettore

Publicado

en

La salud mental debe tener otro lugar de importancia en todo el deporte, no solamente en la élite.

Roland Garros, uno de los cuatro Grand Slam del circuito tenístico internacional, está a punto de ingresar en su segunda semana de competencia. El Abierto de Francia brilla año tras año en la luminosa ciudad de París. El cuadro masculino ha recuperado al “big three” con Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic en competencia, tras el regreso del suizo al circuito. Pero el cuadro femenino ha tenido esta temporada una ausencia de renombre: Naomi Osaka.

La japonesa es la actual número dos del ranking mundial, con cuatro títulos de Grand Slam ya sumados en su carrera (Abierto de Estados Unidos 2018 y 2020; Abierto de Australia 2019 y 2021), con apenas 23 años de edad.

¿Qué pasó con Naomi Osaka y por qué se abrió el debate sobre la salud mental de los deportistas? Previo al inicio de Roland Garros 2021, Osaka anunció a través de sus redes sociales que no se presentaría a las ruedas de prensa posteriores a sus partidos en París, debido a la gran ansiedad que le producía. La respuesta de las autoridades de Roland Garros, conjunta con los demás Grand Slam (Wimbledon, Estados Unidos y Australia) le advirtieron a la jugadora que recibiría multas iniciales de 15 dólares por ese tipo de comportamiento, y probables descalificaciones en el futuro. Así, la japonesa decidió finalmente retirarse del torneo y alejarse por un tiempo del circuito. Lo explicó mediante un nuevo mensaje en sus redes sociales, donde habló de ansiedad y de largos periodos de depresión desde que ganó el Abierto de Estado Unidos 2018. “… siento grande soleadas de ansiedad antes de hablar con los medios de comunicación del mundo. Me pongo muy nerviosa y me resulta estresante intentar siempre involucrarme y dar las mejores respuestas que pueda. Aquí en París ya me sentía vulnerable y ansiosa, así que pensé que era mejor ejercitar el cuidado personal y omitir las conferencias de prensa. Lo anuncié de manera preventiva porque siento que las reglas están bastante desactualizadas en algunas partes y quería resaltar eso. Escribí en privado a torneo disculpándome y diciendo que estaría feliz de hablar con ellos después del torneo”, fue parte del mensaje que difundió Osaka.

Osaka puso sobre la mesa de la élite del tenis mundial temas como la ansiedad y la depresión. Y no es la primera vez que la japonesa se anuncia por causas que van más allá de los títulos, el ranking, el dinero. Que van más allá del tenis en sí. En septiembre del 2020 levantó el trofeo en el US Open, el primer Grand Slam post pandemia, y levantó también la bandera en contra de la violencia racial al llevar nombres de víctimas en su tapa bocas. Allí en Estados Unidos, donde meses antes el asesinato de George Floyd había desatado protestas bajo la insignia de “Black Lives Matter”, es decir, “Las vidas negras importan”. Osaka fue una de las deportistas de élite más comprometidas, incluso en agosto no se presentó a jugar en Cincinnati como medida de reclamo: “Antes de ser atleta, soy una mujer negra”, había expresado. Tras la renuncia y las declaraciones de Osaka, la organización del certamen decidió respaldar el reclamo y suspendió varios encuentros, en consonancia a lo que estaba sucediendo también en otros deportes, como la NBA, con Lebrom James a la cabeza, las Grandes Ligas de Béisbol, o la Major League Soccer.

Osaka alza ahora la bandera de la salud mental. Antes de atleta, por más de élite que sea, es una persona.

Esta semana FIFPRO dio a conocer un estudio donde se plantea que casi el 38 por ciento de los futbolistas sufren síntomas de algún problema de salud mental a lo largo de su carrera, una cifra que ha aumentado desde el inicio de la pandemia Covid-19. En la investigación se planea el prejuicio instalado alrededor del deportista de élite, como alguien ajeno a tener algún tipo de depresión o trastornos de la salud mental. El éxito, el reconocimiento, el dinero ganado… todas variables que influyen para ese prejuicio.

Osaka, por ejemplo, además de ocupar el segundo puesto en el ranking mundial, ocupa el primero entre las atletas mujeres mejores pagas.

“Se habla mucho acerca de la importancia de realizar deporte para nuestra salud, en general. Tanto nuestro cuerpo como nuestra mente se benefician enormemente de la actividad física. Esto es innegable. Pero ¿qué pasa con el deporte cuando es profesional? ¿pueden, sus exigencias, ser perjudiciales para la salud mental de quienes lo practican? Claro que sí. Y muy pocas veces se tienen en cuenta. Porque lo importante es rendir al 100%, lograr la meta, alcanzar el puesto más alto, o cumplir con lo esperado por la organización o el público, como sucedió con la tenista Naomi Osaka”, expresó la psicóloga Milena Vettore (MP: 12490) en diálogo con Al Toque Deportes.

Valentina Ternengo (MP: 10.989), psicóloga deportiva que se desempeña en Lautaro Roncedo de Alcira Gigena también dejó su análisis: “Las exigencias que requiere el desempeño deportivo, tanto en el entrenamiento diario, la alimentación, el descanso, manejo de la hidratación, el perfeccionamiento técnico y táctico que siempre buscan alcanzar los atletas; enmascaran altos niveles de estrés mental”. Además, habló sobre los prejuicios ante los deportistas de élite, tal como lo menciona el estudio de FIFPRO: “La jugadora pudo expresar con anticipación su imposibilidad para poder afrontar las ruedas de prensa durante el torneo, exponiendo así  su condición emocional, y creo que no es poca cosa para un atleta de su nivel, ya que en el ámbito de la salud mental sabemos el estigma social que existió durante muchos años el hecho de padecer trastornos mentales, y en el deporte profesional y amateur todavía sigue circulando dicha prohibición a poder decir “con esto no puedo”, o “no me siento bien”, “siento angustia” porque sería mostrar cierta vulnerabilidad, y porque parecería que los atletas tienen que poderlo todo”.

Roncedo sumó a la psicóloga deportiva Valentina Ternengo.
Lautaro Roncedo sumó a la psicóloga deportiva Valentina Ternengo a su cuerpo técnico.

“En relación con este tema, me gusta siempre hacer la siguiente comparación: si una persona presenta un estado febril durante varios días, la mayoría de sus cercanos se van a preocupar, van a aconsejarle que acuda a un médico e incluso van a ayudar a que se sienta mejor. Pero si esa misma persona sufre de depresión, ansiedad u otra psicopatología, ya no va a recibir la misma ayuda, e incluso a veces pueden hasta señalar como “excusas” a los síntomas que caracterizan estas afecciones mentales”, agregó Vettore en relación a los prejuicios alrededor de la salud mental, no solamente de los deportistas.

– “¿Cuál era el mensaje que querías enviar?”, le preguntó Tom Rinaldi, analista de ESPN, a Osaka tras ganar el US Open 2020, donde utilizó en cada partido barbijos en homenaje a víctimas de violencia racial.

– “Bueno, ¿cuál fue el mensaje que recibiste? Siento que el punto es hacer que la gente empiece a hablar sobre esto”, respondió Osaka.

Lo mismo aplica para este caso. La gente alrededor del tenis y del deporte en general, hablando de salud mental.

Estos casos como el de Osaka, o investigaciones como la de FIFPRO, demuestran una vez más que nadie está exento. La salud mental debe tener otro lugar de importancia en todo el deporte, no solamente en la élite. El caso en el que centramos esta nota es el de Osaka, tenista de élite mundial, pero aplica a todo el deporte, incluso amateur.

“Casos como el de Osaka y otros atletas que han compartido su sufrimiento mental, como fue Phelps con su depresión, vienen a romper con esa idea antigua y de estigma social, para abrir el juego a la concientización, y por qué no repensar el rol del Psicólogo en el deporte como una figura que debe ser un pilar más en la preparación de los atletas profesionales y amateurs. ¿No sería diferente si empezamos a ver las limitaciones mentales y el sufrimiento emocional como una lesión, la cual pone un límite en el cuerpo?”, expresó Ternengo.

Aplicado a lo amateur, Ternengo habló sobre su trabajo por ejemplo en el fútbol de Lautaro Roncedo, que compite en la Liga Regional de Río Cuarto. Además, se desempeña también en Baduy Judo Team y CABURÉ, la escuela de hockey inclusivo de Uru Cure. “Haciendo un acercamiento con la situación vivida en nuestro país por las restricciones actuales, podemos hacer un paralelismo en cuanto a la incertidumbre ante la suspensión de las competencias, esta palabra tan presente en nuestro presente, y que tanta ansiedad y angustia genera. Nos encontramos con la gran limitación de un virus que puede tocarnos de cerca, con pérdidas de familiares, alejamiento de los vínculos afectivos, problemas económicos; todos estos son factores que no favorecen a que el deportista pueda estar enfocado en cada entrenamiento, además de que no puede entrenar con sus compañeros, cambia el espacio el escenario… todo lo conocido por ellos. Hoy intentamos acercarnos a los jugadores, con las posibilidades que tenemos, llamadas telefónicas, reuniones virtuales de forma grupal, envío de formularios para hacer un seguimiento y tener información concreta, y por supuesto la comunicación constante con el cuerpo técnico y los dirigentes. Considero central la comunicación y poder acortar distancias a través del diálogo y la información de cómo viene cada plantel y la situación particular de cada jugador.”

En el mismo sentido finalizó su análisis Vettore, bajando la élite del deporte a lo amateur, y a cualquier ámbito. La importancia de la salud mental no solamente en el deporte profesional, también en el amateur, y así en cualquier ámbito de la vida: “Naomi Osaka fue clara cuando expresó que sufría depresión a causa del impacto negativo que genera en ella el relacionarse con el público. Y aquí aparece también un trastorno del cual poco se habla, que es el de ansiedad social. Éste, se caracteriza por el miedo intenso a interactuar con otras personas, a ser juzgado por los demás, a sentirse avergonzado, a que dicha interacción sea desafortunada y tenga consecuencias, y otros síntomas que alteran la vida, la rutina, el trabajo u otras actividades de la persona que los padece. Y creo que ese es el punto más importante. Comprender, ayudar, escuchar y respetar los límites de aquellas personas que sufren alguna patología mental. Creo que esta noticia que rodea el mundo del tenis nos abre un gran debate. Que es el de la salud mental, no solo en el deporte, sino en todos los ámbitos de la vida, y los prejuicios que hay alrededor de ella. Necesitamos más visibilización del tema, para que todos y todas comprendamos realmente la importancia de ser empáticos con los demás. Porque cada persona vive sus propias batallas, sus propias dificultades, que son las que terminan afectando la emocionalidad de cada uno y, por lo tanto, la tan valiosa y fundamental salud mental”.

“Tengo la convicción que para modificar o al menos colaborar en este cambio de perspectiva, los profesionales de la salud mental y los comunicadores tenemos la responsabilidad de reafirmar y apoyar a los atletas cuando pasan por momentos difíciles, ofreciendo más información sobre las patologías mentales”, cerró por su parte Ternengo.

La salud mental debe ocupar otro lugar en la escena del deporte, tanto profesional como amateur, y en nuestro día a día en cualquier ámbito. Mucho se ha hablado también durante la pandemia Covid-19, sobre considerar las consecuencias sobre la salud mental al momento de pensar restricciones y medidas, por ejemplo. Osaka puso el tema en el centro de la escena del tenis mundial, y desde aquí sumamos a la importancia de hablarlo.

Fuente: bgdatasports.media
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388