Encontranos

Columnistas

Japón pone en juego su legado

Por Marcelino Gasseuy

Marcelino Gasseuy

Publicado

en

Tokio 2020

Los Juegos Olímpicos Tokio 1964 fueron el símbolo de la reconstrucción de Japón que quedó en ruinas después de la guerra. La recuperación industrial y del comercio exterior le permitieron al país oriental reactivar su economía en los años cincuenta y convertirse en una gran potencia mundial. Se trató del milagro económico japonés. Tokio 1964 fue la vidriera que enseñó al planeta para demostrar que se encontraba a la vanguardia tecnológica del mundo y presentarse como un país que se reconstruyó como dinámico y moderno.

Japón quiso hacer lo mismo con Tokio 2020 y mostrarle al mundo su restauración tras la devastación que sufrió con el terremoto y el tsunami de 2011. Pero la historia de la humanidad preparó otro guion. El coronavirus que azota al planeta vino a cambiar todos los esquemas. Y los Juegos Olímpicos que va a recibir Japón hoy tienen una impronta muy distinta a la que anhelaban quienes los impulsaron.

Cuando en marzo de 2020 se decidió retrasar un año los Juegos de Tokio, asumiendo que en el verano de 2021 la pandemia estaría controlada, en Japón había 865 casos activos de covid 19 y 385.000 en todo el mundo. En la actualidad el país oriental cuenta con 800 mil personas contagiadas y registra 15 mil muertes.

Con una población de 125 millones de habitantes, apenas el 6 % de la población está completamente vacunada. La campaña de vacunación se ha ralentizado por deficientes procedimientos de reserva, planes de distribución confusos y escasez de personal médico para administrar las inyecciones. Para acelerar el proceso, miles de compañías empezaron a administrar vacunas a sus trabajadores y sus familias. El objetivo es llegar a 13 millones de personas.

Más del 80% de los habitantes japoneses están en contra de realizar los Juegos Olímpicos en este contexto de pandemia. A pesar de los pedidos de cancelación, los organizadores de la cita deportiva aseguran que las medidas estrictas para luchar contra el virus harán que los Juegos Olímpicos sean seguros. El portavoz gubernamental Katsunobu Kato dijo que el gobierno “realizará esfuerzos para que el pueblo japonés entienda que los Juegos de Tokio se celebrarán de una manera segura”.

Pero el cuestionamiento no solo llega de los ciudadanos a pie. Son varios los sectores que se posicionaron en contra de la realización de los Juegos Olímpicos. El Asahi Shimbun, el segundo periódico más leído del país, ha calificado la competición de “amenaza sanitaria”. El diario, de línea progresista y uno de los medios de comunicación que patrocinan los Juegos, llamó al primer ministro nipón, Yoshihide Suga, a llevar a cabo una “evaluación tranquila y objetiva de la situación y tomar la decisión de cancelar estos Juegos Olímpicos”. También criticó al Comité Olímpico Internacional (COI) por su insistencia en celebrar el evento pase lo que pase y con independencia de la voluntad de la mayoría de la población japonesa.

Los empresarios también alzaron su voz. El gigante del comercio electrónico Rakuten declaró que seguir adelante sería una “misión suicida”. Mientras que el líder de la inversora tecnológica Softbank, Masayoshi Son, apuntó que, si cancelar el torneo podría suponer pérdidas económicas, celebrarlo “puede hacer que perdamos algo mucho peor”.

A la comunidad médica nipona se le sumó la internacional. En un artículo publicado en el muy respetado New England Journal of Medicine (NEJM), varios expertos en salud pública y en enfermedades infecciosas criticaron por ineficaces las medidas previstas para asegurar unos Juegos con el menor riesgo y postularon que la opción más segura sería su cancelación. Mientras que la revista médica The Lancet advirtió acerca de los riesgos que conlleva la llegada de 100.000 personas del exterior y criticó a la Organización Mundial de la Salud y a otros organismos sanitarios por no tomar posiciones más claras.

Si todos se oponen, ¿por qué se hacen los Juegos Olímpicos?. Básicamente, hay un contrato con la ciudad sede por el cual el COI es el único que puede cancelar el evento. Si lo hace Japón debe compensar al COI. Es poco probable que el organismo olímpico demande a una ciudad sede, pero seguramente habría un acuerdo compensatorio a puertas cerradas.

Hay miles de millones de dólares en juego. Japón invirtió oficialmente 15.400 millones de dólares, aunque auditorías dicen que la suma sería el doble. Se calcula que la cancelación de los Juegos Olímpicos le costaría al COI entre 3.000 y 4.000 millones de dólares en derechos de transmisión, que representan el 91% de sus ingresos. “Es como un jugador que ha perdido demasiado y sigue apostando. Retirarse ahora confirmaría las enormes pérdidas sufridas, pero de continuar, se aferra a la esperanza de recuperarlo todo”, dijo con claridad Koichi Nakano, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Sofía.

Por su parte, Aki Tonami, profesor de la Universidad de Tsukuba, expresó: “Por lo que escucho, a la agente del gobierno se le dijo que los juegos deben realizarse y ese es su único objetivo, para bien o para mal. Esperan poder realizar la justa con pocos tropiezos. Los políticos están al tanto de los riesgos, pero esperan que, una vez que empiecen los juegos, el público japonés se olvidará de cómo se llegó aquí”.

El gobierno que conduce el primer ministro Yoshihide Suga busca con estos Juegos limpiar su imagen tras numerosos escándalos políticos.  Suga, de 71 años, es una figura imperiosa en la colusión del triángulo de hierro de la política japonesa: Partido Liberal Democrático (PLD), el Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones (MIC) y la industria de los medios en la que sobresale Dentsu, la empresa de publicidad y relaciones públicas más grande de Japón y la agencia de marketing exclusiva que pide la realización de los Juegos Olímpicos con o sin espectadores.

Yoshihide Suga apuesta a levantar su imagen con los Juegos Olímpicos.

Estos son los Juegos de Dentsu. Tokio 2020 es el evento más patrocinado en la historia de los Juegos con $ 3,1 mil millones recaudados de empresas japonesas. Entre los patrocinadores nacionales se encuentran los cinco periódicos nacionales de Japón: Asahi, Yomiuri, Mainichi, Nikkei y Sankei. Cada uno tiene sus propias redes de transmisión afiliadas, directamente o mediante subsidiarias. Estas redes están reguladas por el MIC y dependen de Dentsu para vender espacios publicitarios en horario de máxima audiencia.

“Lo veo como una oportunidad para presentar la esencia de los Juegos y para cambiar el formato de los Juegos”, dijo presidenta del comité organizador, Seiko Hashimoto. La ex atleta japonesa que estuvo presente en siete Juegos Olímpicos asumió al cargo luego que su antecesor, Yoshiro Mori, dimitiera acusado de sexismo tras declarar que las mujeres hablan demasiado en las reuniones. Hashimoto intentará que el mundo vea lo que Japón se propuso con estos Juegos Olímpicos.

Tokio 2020 serán los Juegos Olímpicos más verdes de la historia. Japón lanzó una gigante campaña para que todo aquello que esté relacionado con la gesta olímpica participe en un proceso general de reciclaje. Se tomó como punto de partida las 3R: reducir, reusar y reciclar, así como el seguimiento y la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La antorcha, el podio, las medallas y las camas de la Villa Olímpica se realizaron con materiales reciclados para apostar por la sustentabilidad.

Pero lo que principalmente busca el país anfitrión es demostrar que la humanidad puede vencer al coronavirus. Los organizadores consideran que esta es la oportunidad de mostrarse como símbolo del fin del miedo y el comienzo de la esperanza. Además, sentimentalmente, los Juegos Olímpicos servirían como elemento de conexión mundial en tiempos de desconexión y aislamiento. Una vez más, Japón tendrá la oportunidad de reconfigurarse en medio de una crisis.

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388