Encontranos

Fútbol

La riocuartense leyenda del softbol nacional

Claudia Tazzioli dio sus primeros pasos en el deporte en el San Buenaventura y el Jockey Club. Su talento la llevó a vestir la camiseta de la Selección Argentina durante 17 años y ser una de las jugadoras con mayor participación en la “albiceleste”. Residiendo en Buenos Aires desde sus épocas como atleta, sigue vinculada al deporte y no olvida sus comienzos. “Ojalá el softbol de Río Cuarto algún día sea como cuando yo comencé a jugar”. Un recorrido por su gran carrera y su actualidad ligada al deporte en esta entrevista en profuncidad.

Delfina Vettore

Publicado

en

“Para serles sinceros, ninguna palabra puede explicar todo lo que Claudia Tazzioli significa para el softbol femenino, solamente puedo decir que es un gusto enorme haberla visto brillar en las canchas, y que la Selección, sin dudas, la va a extrañar”. Eso escribía Melina Zamarripa en el blog Mujeres Softbolistas allá por el 2009, dos años después del retiro de Claudia Tazzioli. El texto se incluía dentro del “Hall de la Fama” del blog dedicado al softbol femenino. Zamarripa escribió también: “Claudia es un verdadero ejemplo, su gran nivel técnico y efectividad dentro del campo es producto de su esfuerzo, disciplina y compromiso. Clau es una trabajadora, una referente a la cual compañeras, rivales y entrenadores observan e imitan.” Podemos saber poco o mucho de la disciplina, pero esas palabras ya nos dan un indicio de lo gran jugadora que fue y su importancia en la historia del softbol argentino.

Claudia Tazzioli nació en Río Cuarto y aquí dio sus primeros pasos en el que terminó siendo el deporte de su vida. Su primer encuentro con el softbol fue en el San Buenaventura, aunque lo mejor llegó en el Jockey Club. “Mis comienzos en el softbol fueron de lo mejor que me pasó en la vida. Me acuerdo que jugaba al tenis y fui a probarme al club San Buenaventura y desde aquel día a la fecha sigo vinculada a este deporte. Fue algo increíble llegar y encontrarme con un montón de gente”, recuerda Tazzioli. Sobre esa primera etapa en el “Sanbue” agregó: “Había un grupo de jugadoras ya que había jugado nacionales y a los más chicos nos enseñaban todo. Tenía un entrenador, Claudio Ceballos, que era un fenómeno. Estaba Walter Díaz que es árbitro internacional de softbol de ahí de Río Cuarto, y me hice muy amiga de él y de su señora Adriana y empezamos a viajar mucho con el deporte”.

La siguiente etapa fue la del Jockey Club, tal vez en una de las épocas doradas del softbol riocuartense. “En el Jockey hicimos una cancha, que creo que ahora hicieron una de rugby donde estaba la de softbol. En ese momento éramos un grupo de jugadoras que empujábamos mucho para sacar al deporte adelante ahí en la ciudad. Llegamos a tener cuatro equipos de Juveniles más los equipos de Primera División. Había en el Jockey, en el Centro 11, en Universidad, en el Golf y San Buenaventura. Había un lindo softbol. Era increíble porque empezamos a viajar a los nacionales, a jugar torneos con La Pampa, Mendoza, San Luis. Sin dudas fueron años espectaculares hasta que me tuve que venir a Buenos Aires”, rememora. El viaje a la capital era por el softbol y una razón muy especial, ya que Tazzioli había sido convocada a la Selección Argentina. Esa convocatoria en el ’90 fue definitiva en su futuro, ya que desde ese momento se radicó definitivamente en Buenos Aires, donde vive actualmente.

Desde su llegada a Buenos Aires San Lorenzo de Almagro, Valentín Alsina, Daom, Banco Hipotecario, Baires y Pilar y ganó más de 30 títulos.

A nivel de selecciones, entre 1985 y 1989 representó a la Selección de Río Cuarto y a partir de 1990 fue jugadora de la Asociación de Softbol de Buenos Aires -ASBA-. Con ASBA ganó 13 campeonatos como jugadora y después también levantó títulos siendo entrenadora.

En la Selección Argentina se convirtió en leyenda, después de vestir la “albiceleste” por casi dos décadas. “Tuve el honor de estar durante 17 años en la Selección Argentina. Desde 1990 hasta el 2007 que fue cuando me retiré. Creo que a lo largo de todos esos años tuvimos momentos buenos, momentos malos, como todo deportista. Como siempre digo, los años más lindos de la vida fueron representando al país, ser reconocida. Son momentos únicos y mágicos.”


“Los años más lindos de la vida fueron representando al país. Son momentos únicos y mágicos”


Tazzioli junto a Lisa Fernández, a quién definió como la mejor de todos los tiempos, en el Mundial de Canadá 1994.

Con Argentina participó de dos Mundiales, tres Panamericanos de Softbol, dos Juegos Panamericanos -el último fue Río de Janeiro 2007 cuando se retiró-, tres Sudamericanos, un Juego ODESUR y otras tantas giras y torneos internacionales. Junto a Paula Meizoso -18 años- son las jugadoras con más presencias en la Selección Nacional.


Tazzioli junto a Paula Meizoso son las jugadoras que más años vistieron la camiseta de Argentina en el softbol


– Si tuvieses que elegir un momento de tu carrera, ¿cuál sería?

– Creo que el momento más lindo de mi carrera fue en 1994 que ese año vino un entrenador cubano a entrenarnos que había estado con los varones en Panamá. Yo vivía en el CeNARD -Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo-, viví becada 8 años y él fue a vivir ahí. Entonces entrenaba todo el día, todos los días. Sin dudas fue el mejor año. Fuimos a jugar el Mundial a Canadá y después un Panamericano de Softbol a Guatemala, que era clasificatorio para los Panamericanos de Argentina, de Mar del Plata. Pero softbol tuvo la sede en Paraná. Tuve muchos años, muchos momentos vividos en mi carrera, pero ese año entrené como nunca y los resultados personales los tuve, no tanto en lo deportivo grupal como equipo. Pero personalmente fue un gran año.

Las repercusiones de su gran nivel de ese año llegaron también a su ciudad natal. El Diario Puntal destacaba en una nota la “destacada actuación” de la jugadora que había sido elegida como la mejor argentina en los torneos previos al Mundial de Canadá, que se desarrolló específicamente en Saint Jones del 27 de julio al 8 de agosto de 1994.


“Creo que el momento más lindo de mi carrera fue en 1994”


– ¿Cómo ves al softbol nacional hoy?

– El softbol nacional está pasando su mejor momento con lo que es masculino. El año pasado Argentina salió campeón mundial en mayores, y venia de ser dos veces campeón mundial en juveniles. Muchos de esos jugadores son los que el año pasado terminan siendo campeones mundiales en categoría mayor. Eso levantó muchísimo el nivel. Obviamente que debería aprovecharse más el hecho de que Argentina es campeón mundial y fomentarse mucho más. Pero la situación económica y las distancia que tenemos a veces hacen que la competencia no pueda ser la mejor. Porque hoy tenes que viajar de Salta a Paraná, o de Bahía Blanca a Córdoba, son distancias muy largas y el costo es mucho. Eso hace para mí que no se pueda tener una mejor competencia. Habría que ver que se podría hacer a nivel nacional, que haya más competencia y fomentar mucho más en menores.

Argentina se consagró por primera vez campeón del mundo en la disciplina en Praga 2019 (Foto: wbsb)

– ¿Y específicamente al softbol femenino?

– Tuvo años en los que empezó a levantar y hace cuatro o cinco años que está en decadencia. Ahora hay un nuevo cuerpo técnico, se empezó un nuevo proceso, que todavía no se comenzó en realidad porque fue todo en abril. Teóricamente va a haber un recambio y se va a trabajar para ver si se puede clasificar al próximo Mundial. Después están los Juegos Panamericanos en Chile y la idea es clasificar. Hay un buen nivel en categorías menores, que eso es importante. Habrá que ver qué pasa después de este recambio. Y cuando pase toda esta pandemia, ver que competencia hay para el softbol femenino, que es lo que necesita, competir y competir. Es lo que después va a hacer crecer el deporte.

– ¿Como ves a Río Cuarto y al interior en general en relación a deportes no tan populares como el softbol?

– Río Cuarto siempre ha sido una de las ciudades que levanta mucho, después desaparece un poquito, levanta, desaparece. Creo que hay personas ahí que hace mucho tiempo trabajan en el softbol de Río Cuarto, una es Adriana Sordi que es una incansable laburante de este deporte. Que le pone todo, va para adelante con todo, convoca, hace torneos. La verdad que me saco el sombrero con Adri. Después la Universidad también, Carlos Ceballos, que es un profe de hace muchos años y sigue metiendo. Sé que hay una movida en masculino. En femenino ha tenido épocas donde había mejor nivel. Hace mucho que no estoy allá, pero en mi opinión deberían hacer un trabajo serio en categorías menores, convocar a los barrios o no sé si habrá más clubes. Eso sería algo que levantaría mucho el nivel, tener categorías menores. Pero no es fácil cuando no hay recursos y cuando no hay mucha gente que se dedique a esto. Sobre todo cuando es gratis. Eso es una falencia que tenemos a nivel nacional. Todos los que hacemos este deporte lo hacemos por amor al deporte. Son muy pocos los que tienen la suerte de cobrar. Ojalá el softbol de Río Cuarto algún día sea como cuando yo comencé a jugar. Teníamos categorías menores y mayores. Eso después desapareció absolutamente y creo que no hubo más categorías menores.


“Ojalá el softbol de Río Cuarto algún día sea como cuando yo comencé a jugar”


– ¿Cuál es tu relación con el softbol y con el deporte en la actualidad?

– Mi relación con el softbol está siempre presente. De una u otra forma siempre estoy. He sido jugadora de Selección, he sido Jefa de Equipo de Selección, Coach de Selección, he sido dirigente. Paso por todos los rubros. Hasta marzo fui Coach de las Selecciones Femeninas U15 y U17. En abril hubo un recambio, una reestructuración donde se decidió apuntar a la U18. Después veremos si se vuelve a formar la U15 y si me toca estar de nuevo o no. Pero siempre estoy presente en las selecciones o en lo que el softbol me necesite. Le debo mucho a este deporte, mucho. Por eso siempre digo que estoy para lo que el softbol me necesite. Soy una persona que está dispuesta a colaborar en lo que sea, en agradecimiento a todo lo que medio. Y ser alguien reconocida, me llena de orgullo saber que siempre me tienen en cuenta. Deseo que el softbol femenino de una vez por todas de ese salto de calidad. Tiene jugadoras para hacerlo, falta que se den un par de resultados y de organizar un poquito mejor las cosas dentro de Argentina para que eso suceda. Pero no tengo dudas de que en algún momento se nos va a dar.


“Le debo mucho a este deporte, mucho. Por eso siempre digo que estoy para lo que el softbol me necesite”


Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388