Encontranos

Fútbol

Las jugadoras argentinas alzan la voz

El sindicato internacional de futbolistas FIFPro presentó ante la FIFA la denuncia que realizó un grupo de jugadoras argentinas. Los testimonios acusan a un entrenador “actualmente empleado por la AFA” de utilizar su posición de poder para intimidar y acosar sexualmente a distintas jugadoras adolescentes. Por Delfina Corti para Relatores.

Delfina Vettore

Publicado

en

Amenazadas por las malas actuaciones durante los partidos, preguntas inapropiadas sobre sus preferencias y hábitos sexuales, lenguaje sexista y homofóbico son algunas de las demandas que presentó un grupo de jugadoras argentinas contra un entrenador “actualmente empleado por la Asociación del Fútbol Argentino”. La denuncia fue difundida ayer por la organización internacional FIFPro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales) ante la Comisión de Ética de la FIFA.

“Habiendo entrevistado individualmente a estas jugadoras, encontramos que las denuncias indican un patrón de comportamiento abusivo, discriminatorio y dañino que socava los esfuerzos por desarrollar el fútbol femenino”, señaló Alexandra Gómez Bruinewoud, asesora legal de FIFPro.

El sindicato internacional, formado por 40 asociaciones nacionales que busca defender los derechos e intereses de futbolistas profesionales, solicitó a la FIFA la inmediata destitución del entrenador de su cargo actual. ¿Cuál fue la respuesta del ente internacional? “El Comité actualmente está investigando el asunto. Como resultado, no tenemos más comentarios que hacer en esta etapa”. Y, ¿cuál fue la respuesta de la AFA? “Desconocemos tanto  la identidad de la persona denunciada como la de sus denunciantes. Sin perjuicio de ello, resulta menester señalar que brindaremos toda la colaboración necesaria en la investigación”.

“El fútbol femenino es un puterío”, “la homosexualidad frena el fútbol femenino” y “el éxito depende de que las jugadoras sean ‘femeninas´ además de buenas” son algunas de las declaraciones que realizaron las futbolistas -que incluyen jugadoras de 14 y 15 años- y a las que el diario británico The Guardian pudo acceder. Una vez más, las jugadoras argentinas alzan la voz. 

La denuncia de las jugadoras argentinas no es agua en el desierto, forma parte de la vanguardia de la lucha por los derechos de las mujeres, por los derechos de las futbolistas.

La periodista española Danae Boronat publicó en marzo de este año el libro No las llames chicas, llámalas futbolistas donde deja al descubierto el maltrato psicológico y los abusos que recibieron durante 27 años las jugadoras españolas por parte del entrenador de la Selección mayor, Ignacio Quereda. 

Marta Corredera, jugadora y capitana del Real Madrid, detalló uno de los episodios: “No puedo contar la de veces que venía y me levantaba la camiseta. ‘¡Quítate ese piercing, que provoca infecciones!’, me recriminaba. Entonces yo, cuando llegaba a la concentración, me tenía que quitar el piercing para decirle: ‘Ya no lo llevo, ya no me la levantes más’”. 

Además, al igual que las jugadoras argentinas, las futbolistas españolas denunciaron el uso de lenguaje sexista por parte del ex entrenador: “Esta lo que necesita es que le metan una guindilla por el culo” y “A ti lo que te hace falta es un buen macho”

Quereda renunció a la Selección española en 2015, antes de que se dieran a conocer públicamente estos acontecimientos, si bien era un secreto a voces. Roser Serra, ex arquera española, denunció ante la Federación Española de Fútbol (RFEF) que el seleccionador las maltrataba psicológicamente, pero su demanda -en aquel momento- pasó desapercibida.

El fútbol femenino latinoamericano tampoco es ajeno. El director técnico de la selección colombiana Sub 17, Didier Luna, fue denunciado en 2019 ante la Fiscalía General de la Nación por acoso sexual y laboral. En abril pasado, se confirmó su sentencia: 28 meses de prisión.

“‘Solo quiero que me regales un pedacito de tu corazón’. Yo le digo: ‘usted está mal, usted no tiene que hacer esto, este no es mi objetivo, por favor respete’. Él se molesta muchísimo, se pone muy bravo, y me dice ‘Ah bueno, no le ruego más, asuma las consecuencias’”, detalló la fisioterapeuta del seleccionado colombiano sobre Luna.

En octubre del año pasado, el Centro de Investigación Periodística (CIPER) de Chile publicó el artículo “Me too: los archivos secretos del fútbol femenino en Chile”, una investigación sobre abusos en el fútbol.

“La voz colectiva de los jugadores sobre este tema es muy importante para lograr el cambio”, señaló Gómez Bruinewoud ante la denuncia de las argentinas. Las jugadoras ahora alzan la voz en conjunto. 

“Si bien la violencia machista no es exclusiva del ámbito deportivo, en los últimos años aparece fuertemente cuestionado por las deportistas, que comienzan a poner en debate que para ser una deportista de alto rendimiento haya que soportar cualquier tipo de abuso, entre ello, abusos sexuales”, señaló Julia Hang, Doctora en Ciencias Sociales de la Universidad de La Plata, en La Nación.

El año pasado, con el estreno de la película “Atleta A” quedó al descubierto el abuso sufrido por muchas deportistas de alto rendimiento, que se inscriben en la desigual relación de poder y de vulnerabilidad en que se encuentran. 

En el documental de Netflix, se muestran las denuncias que realizaron cientos de gimnastas abusadas en los Estados Unidos, incluidas campeonas mundiales y olímpicas. Larry Nassar, el médico que durante tres décadas abusó de por lo menos 265 niñas gimnastas de entre 6 y 19 años, permaneció 30 años en su cargo a pesar de los rumores sobre su accionar. 

En una de las escenas, Rachel Denhollander -ex gimnasta y voz principal de la película- le exige al senador conservador de Estados Unidos, Ted Cruz, que al hablar de estas demandas no sea hipócrita: las denuncias son hacia Nassar y hacia el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC) porque su funcionamiento sigue “ayudando al abuso de cientos de niños cada año”. 

Tras el comunicado de la AFA donde afirma desconocer el nombre del acusado, Macarena Sánchez denunció -una vez más- en sus redes sociales: “Todos sabían”. Como le dijo Rachel Denhollander a Cruz, hay que dejar de ser hipócritas porque “si usted quiere oponerse al abuso discutamos entonces una reforma real. Si queremos oponernos a los abusos, hay que alzar la voz.

* Por Delfina Corti para Relatores

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388